Connect with us

Críticas de cine

Crítica de A Olivia: tragedia y catarsis de un escritor

Un drama biográfico conmovedor e irregular a partes iguales

Publicado hace

en

a-olivia-pelicula-critica-2021
3/5

Una tragedia personal es el catalizador para la creación de una obra influyente de la literatura infantil en este conmovedor drama biográfico. A Olivia llega a la plataforma de Movistar plus+ el 19 de junio.

Tráiler y sinopsis de A Olivia

Basada en el libro “An Unquiet Life” del biógrafo Stephen Michael Shearer, esta producción muestra un período decisivo en la vida del escritor inglés Roald Dahl. Sucede cuando la repentina muerte de su hija Olivia sacude todo su mundo. De este modo, le hace refugiarse en su escritura, lo un proceso que da pie a la creación de “Charlie y la fábrica de Chocolate”, uno de sus trabajos más recordados.

Crítica de A Olivia

El género del “biopic” siempre nos ha regalado productos interesantes. Ya sea desde un acercamiento tradicional, donde encontramos títulos destacados como “The Imitation Game”(2014) y “Saving Mr. Banks”(2013) hasta experimentos fascinantes como “Una mente maravillosa”(2001) o la más reciente “Spencer”(2021). El interés por ver las historias de grandes figuras plasmadas en la pantalla nunca disminuye y eso se agradece.

Bonita pero irregular

A Olivia se presenta como un recorrido emotivo a través de la tragedia personal de Dahl. También de la complicada relación que mantiene con su esposa, la renombrada actriz Patricia O´Neal. Todo a través de una visión intimista, que en determinados momentos de la historia funciona y entretiene, mientras que en otros, la experiencia decae y roza los límites del artificio, debido a una dirección confusa que la acerca a un producto con pretensiones teatrales y estética made for tv, cosa que no le sienta nada bien a la cinta.

El guion de John Hay y David Logan atraviesa los mismos problemas, con pasajes interesantes como las interacciones de Dahl con Olivia y sus trifulcas con Patricia, seguidos de escenas que amenazan con volver a la producción una comedia involuntaria. Para muestra de ello, una escena de terapia matrimonial, que es todo un despropósito en su tono y ejecución.

Actores que salvan la partida

Afortunadamente, el reparto es lo suficientemente sólido para sostener la narrativa y evitar que se hunda en sus primeros compases. Hugh Bonneville encarna a Dahl con soltura, permitiendo que los espectadores puedan ver al hombre detrás de la figura, con sus claroscuros muy bien delimitados. A pesar de que el trabajo de maquillaje y peluquería no complementa con acierto su caracterización, Bonneville sale airoso del reto y muestra su rango actoral con una variedad de expresiones y mucho talante.

Por otra parte, la actriz Keeley Hawes da vida a O´Neal con elegancia y una presencia en pantalla magnética, aunque es relegada a un segundo plano la mayor parte de la película, pero consigue brillar en su tramo final y entrega una interpretación impecable. La química entre Bonneville y Hawes es orgánica y componen una pareja creíble, aunque se omiten algunos de los detalles más polémicos sobre su relación, lo que deja un retrato incompleto y sanitizado.

Las jóvenes Isabella Jonsson y Darcey Ewart son encantadoras como las hijas de Dahl y otorgan el punto emotivo a la cinta, mientras que Sam Heughan exprime al máximo su poco tiempo en pantalla y encarna con naturalidad al legendario actor Paul Newman.

Lo mejor: la música

El apartado técnico de A Olivia es sobrio y no ofrece grandes sorpresas, con una fotografía y diseño de producción correctos, a excepción de algunas escenas, donde hay fondos elaborados con chroma key, de aspecto deficiente.

Lo único que consigue destacar es la música de Debbie Wiseman, que presenta composiciones de gran belleza y le otorga un aire de ensueño a la cinta. Un apartado sobresaliente.

En conclusión…

A Olivia es un drama biográfico conmovedor e irregular a partes iguales. No llega a ser un producto memorable, pero las actuaciones de su elenco y el interés por la obra de Dahl hacen que su visionado sea una experiencia entretenida.

Soy venezolano, tengo 24 años. Licenciado en Comunicación Social, mención Guionismo y Producción Audiovisual. Aficionado del cine y la literatura.

Tendencias