Connect with us

Críticas de cine

Abigail, terror sin rumbo

Un mejunje de malas decisiones

Published

on

abigail-peliculas-terror-abril-2024-critica

Al hablar de estrenos de terror de abril de 2024, la película Abigail -junto a La primera profecía- era uno de los que, por SOYDECINE, con más interés esperábamos. Y es que la nueva cinta de Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett (responsables de Scream V y Scream VI entre otros) prometía ser una gamberrada vampírica protagonizada por la que podríamos considerar ya una de las Scream Queens moderna: Melissa Barrera. Tras haber podido verla queremos contarte qué nos ha parecido para que valores si vale o no la pena acudir a las salas de cine.

Sinopsis

Los niños pueden llegar a ser auténticos monstruos. Después de que una banda de delincuentes secuestre a una bailarina de 12 años, hija de un poderoso capo del hampa, a los secuestradores solo les queda vigilar a la niña durante una noche para cobrar el rescate de 50 millones de dólares. En una mansión alejada de todo, los raptores empiezan a desaparecer uno a uno y descubren, con creciente horror, que están encerrados con una niña nada normal.

Radio Silence –el dúo de directores formado por Matt Bettinelli y Tyler Gillett, responsables de aterradores éxitos modernos como Noche de bodas, Scream, de 2022, y Scream VI, estrenada el año pasado– está a la cabeza de un nuevo y sangriento enfoque de la película de vampiros escrita por Stephen Shields (Bosque maldito, la serie “Zombie Bashers”) y Guy Busick (la franquicia Scream, Noche de bodas).

estrenos-19-abril-2024
Abigail | Imagen cedida por Universal Pictures

Los protagonistas de Abigail son Melissa Barrera (la franquicia Scream, En un barrio de Nueva York), Dan Stevens (las series Gaslit y Legion), Kathryn Newton (Ant-Man y la Avispa: Quantumanía, Este cuerpo me sienta de muerte), William Catlett (La serie Black Lightning, la miniserie Una historia real), Kevin Durand (Resident Evil: Venganza, X-Men Orígenes: Lobezno) y Angus Cloud (la serie Euphoria, North Hollywood) en el papel de los secuestradores, y Alisha Weir (Matilda, de Roald Dahl: el musical, la serie Darklands) como Abigail.

Crítica de Abigail

Abigail es un mejunje de malas decisiones y unos cuantos homenajes a diferentes subgéneros del cine de terror. La primera mala decisión la encontramos en su sinopsis, que nos cuenta demasiado (casi tanto como el tráiler). Se desvela el giro más interesante, que bien podría haber resultado efectivo a la hora de sorprender al espectador si se hubiera reservado para el momento oportuno.

Por otro lado, el filme carece de tensión, incluso en los momentos que tendrían que ser más terroríficos. A pesar de que el diseño de algunos personajes está muy logrado, la cinta no consigue darnos un buen motivo para agarrarnos a la butaca en sus 100 minutos de metraje. Hay escenas con litros y litros de sangre, pero sus directores parecen estar empeñados en apartar la cámara para no tratar de herir la sensibilidad de nadie.

Abigail, malas decisiones

Además, si hay algo que convierte a esta Abigail en un producto muy estándar, no es la previsibilidad de su argumento y el desarrollo de este. Hay una evolución prácticamente nula por parte de los protagonistas. A los espectadores les resultará imposible empatizar con los personajes. Y para colmo, muchas de las situaciones que se plantean se resuelven de una manera inverosímil, casi apresurada.

Pero claro, algunos espectadores perdonarán todo esto debido a que la cinta también juega de una forma constante con el uso del humor negro. Y aunque nosotros no hemos conseguido conectar con este, otros probablemente pasen un rato divertido y entretenido gracias a sus dosis de sangre y de comedia.

En definitiva…

Abigail es una película fallida. La falta de tensión y de desarrollo de los personajes, la poca valentía de los guionistas y directores que no se lanzan a crear algo original y con estilo propio, hacen de esta película una especie de home invasion muy mediocre con algunas pinceladas del slasher clásico.

Probablemente sea de esas películas que sobre el papel, se veía y sonaba mejor que en su resultado final, después de convertirse en largometraje. Un producto olvidable, pero que sin embargo podrá ofrecer un rato divertido para aquellos/as que vayan buscando una experiencia sencilla y directa, con algo de humor y sangre.

PUNTUACIÓN: 4

Podcaster y gran amante del séptimo arte. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com