Connect with us

Críticas de cine

AITA MARI: un documental que navega lejos del drama y recoge la mejor versión del ser humano

La historia de un grupo de personas que convirtió un barco en desuso en la salvación de cientos de inmigrantes.

Publicado hace

en

aita-mari-critica

El próximo 3 de Diciembre se estrena en todos los cines el documental Aita Mari, con distribución de Atera Films. Se pudo ver el 8 de Noviembre en la XVI Muestra de Cine, El Mundo y los Derechos Humanos y el 28 de Abril en el 18º Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián.

Sinopsis de Aita Mari

TRAILER DE AITA MARI | nervio

Iñigo Mijangos e Iñigo Gutiérrez. Dos hombres que llevan a cabo la ardua misión de restaurar un antiguo barco atunero para convertirlo en un barco de rescate para los refugiados que se ahogan en el Mediterráneo. Su verdadera misión en cambio, comienza cuando deben enfrentarse a la burocracia para conseguir un permiso que les permitiría navegar por esas aguas y ejercer su labor de rescate.

Una mirada honesta

Desde el primer minuto de Aita Mari, el documental enfatiza en la labor constante de equipo. Un grupo de personas que aúnan fuerzas para hacer lo correcto. La voluntad de todos los miembros y voluntarios para restaurar el barco es cuanto menos admirable. Aunque su figura está lejos de ser retratada como heroica. Ya lo dice el jefe del barco antes de efectuar el primer rescate: “No somos héroes, vamos a ayudar a gente. Los que se están jugando la vida son ellos”.

El nombre del barco juega además un papel simbólico. En 1866 José María Zubia murió rescatando a tres pescadores. Este hombre llevaba dedicado a esta labor ya tiempo atrás. A día de hoy, su figura es recordada con el afectuoso apodo de Aita Mari.

Aita Mari tiene dos partes bien diferenciadas

La primera mitad recoge las protestas de la gente en el puerto, reclamando al gobierno que ayude a los inmigrantes, la restauración del barco y el nacimiento de la idea, en parte a causa del fenómeno de los refugiados en el Egeo del 2015.

Durante el proceso vemos detalles de la puesta a punto del barco, viendo a los voluntarios arreglándolo, pintándolo… Es sin lugar a dudas, una mirada al pueblo vasco llena de luz. Uno de los trabajadores incluso se ofrece a trabajar gratis con tal de ayudar. Toda esta parte remarca una idea principal: la actuación como forma de protesta.

Es aquí cuando aparece una barrera infranqueable. El equipo no puede surcar las aguas del Mediterráneo porque el gobierno no les ofrece el permiso para navegar. La injusticia y la frustración es evidente cuando el documental explica que todo está en regla para poder acceder a dicho permiso. La mirada hacia el gobierno se torna llena de rabia. ¿Cómo puede ser que le impida al pueblo ejercer una labor que deberían realizar ellos y no solo eso, si no que pongan trabas a la iniciativa colectiva? El tiempo va pasando, las protestas continúan y todo permanece igual. Hasta que pasado un año consiguen el permiso.

Su segunda parte comienza cuando el Aita Mari logra zarpar. Aquí llegamos a tener una sensación muy cercana de la experiencia que debe suponer salvar una vida. Y todos los impedimentos que suceden después (sin desperdicio la conversación con los Guardacostas de Libia). Observar a los inmigrantes saltar de su barca al Aita Mari, con su mirada de pleno agradecimiento mientras abrazan a los tripulantes, nos retorcerá el corazón.

Misión completada

La operación de rescate finaliza con el documental de Aita Mari, dejándonos una sensación agridulce. Por una parte, contentos de ver cómo la unión hace la fuerza, demostrando que el pueblo sigue siendo más poderoso que todos los gobernantes juntos. Pero por otro lado, sabemos que la tripulación deberá partir de nuevo al día siguiente para una nueva misión de rescate.

Y es que voluntarios como los que vemos en el documental, no deberían existir si los dirigentes de dichos países, crearan un entorno suficientemente atractivo como para poder vivir en paz en tu hogar. Los inmigrantes no buscan oportunidades cuando se lanzan al mar. Buscan sobrevivir.

Puedes ver Aita Mari en todos los cines el 3 de Diciembre.

4.3/5

Muchas pelis y libros pendientes de leer. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com.

Tendencias