Connect with us

Críticas de cine

‘Almas en pena de Inisherin’: una tragicomedia tan cruel y mordaz como divertida

El director y guionista vuelve a cosechar un aluvión de críticas positivas como ya lo hizo Tres anuncios en las afueras.

Publicado hace

en

almas-en-pena-de-inisherin-pelicula-critica
4.5/5

Martin McDonagh dirige Almas en pena de Inisherin. El director y guionista británico vuelve a cosechar un aluvión de críticas positivas como ya lo hizo con su anterior trabajo Tres anuncios en las afueras.

La película se estrenó en el pasado Festival de Venecia donde se hizo con el premio a mejor actor para Colin Farrell y el premio al mejor guion. Sus ocho nominaciones a los Globos de Oro la convierten en una de las favoritas en la temporada de premios.

La cinta llegará a las salas españolas el próximo 2 de febrero.

La tranquilidad de la isla

TRÁILER DE Almas en pena de Inisherin | 20TH CENTURY STUDIOS

Todo sucede en una isla en la que no sucede nada. Levantarse, dar de comer al ganado e ir al único bar del pueblo es la rutina de los habitantes de la ficticia Inisherin.

La pequeña sociedad empieza a resquebrajarse cuando Colm (Brendan Gleeson) decide, sin razón aparente, que ya no quiere seguir siendo amigo de Pádraic (Colin Farrell).

La mayor virtud del guion de McDonagh es el manejo del ritmo de la cinta. El director londinense saca petróleo del tempo y la apatía de sus personajes sin caer en el tedio.

Bajo la aparente simplicidad, se esconden unos personajes al límite que necesitan muy poco para perder el control.

La profundidad de Almas en pena de Inisherin

Almas en pena de Inisherin está llena de capas. La superficial apenas dura unos minutos. Los justos para presentarnos a los personajes principales. A partir de ahí, la película nos va poniendo delante una infinidad de temas que invitan a la reflexión.

Desde dónde reside la verdadera felicidad hasta cuál es el sentido de la vida, la importancia o no de la familia o la frustración de encontrarse en un sitio al que no se pertenece.

Toda la filosofía del guion de McDonagh flota alrededor de unos personajes maravillosamente construidos. Pronto los sentimos nuestros y empatizamos con todas sus motivaciones. Son todos muy diferentes entre sí, casi antagónicos, pero se sienten tan humanos que es imposible no cogerles cariño.

Brillando con luz propia

Almas en pena de Inisherin es una cinta actoral. Poco sucede fuera de las interacciones entre sus personajes. Sus conversaciones son tan ingeniosas que uno siente el deseo de coleccionar frases en una libreta.

Por supuesto, esas frases no serían lo mismo sin las voces que les dan vida. El trabajo actoral convierte el guion de McDonagh en una de las películas del año.

La química entre Farrell y Gleeson ya quedó patente en Escondidos en Brujas. La relación entre sus personajes es una auténtica maravilla. Ambos, además, están perfectamente acompañados por una fantástica Kerry Condon (Dreamland) y un divertido y entrañable Barry Keoghan (Eternals).

No nos sorprendería nada ver a cualquiera de ellos recogiendo más de un premio por su actuación en la película.

Nuestra valoración de Almas en pena de Inisherin

Almas en pena de Inisherin se ha convertido por mérito propio en una de las favoritas de Soy de cine en este comienzo de año.

McDonagh construye una tragicomedia de humor negro, ácida y profunda a partes iguales. El guion es ingenioso, la dirección magistral y el trabajo actoral es de lo mejor que hemos visto en mucho tiempo. Tanto a nivel individual como coral. Todos y cada uno de ellos conforman las piezas de un puzzle que termina encajando a la perfección.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de la novela "Las sombras que fuimos". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias