Connect with us

Críticas de cine

Crítica de Black Phone

Scott Derrickson y Ethan Hawke se reúnen de nuevo en un terrorífico blockbuster.

Publicado hace

en

black-phone-pelicula-critica
3.5/5

Black Phone, el nuevo blockbuster de Universal llega a la cartelera española el próximo 24 de junio. Scott Derrickson vuelve a unir fuerzas con Ethan Hawke diez años después de Sinister para traernos una de las propuestas más terroríficas del año. El film adapta una historia original de Joe Hill.

Tráiler y Crítica de Black Phone

TRAILER DE BLACK PHONE – UNIVERSAL PICTURES

Estados Unidos, Colorado. Años 70. Finney (Mason Thames) es un chico tímido de 13 años que tiene una vida discreta en el seno de una familia disfuncional hasta que un día es secuestrado y encerrado en un sótano insonorizado por una persona que porta una siniestra máscara. En la habitación habrá un teléfono y a través de este escuchará las voces de las anteriores víctimas recluidas por el psicópata (Ethan Hawke).

Una vez allí, Finney tendrá que enfrentarse a sus peores pesadillas y descubrir si esas voces están dispuestas a ayudarle o si en cambio, pretenden torturarle aún más.

Crítica de Black Phone

El primer acto del film es lo más estimulante de este. Construye de forma inteligente un universo sucio y atrapante, muy familiar al planteado en It (Derry y su maldad intrínseca). Durante los primeros minutos descubrimos la oscura neblina que flota sobre la ciudad. Secuestros en las calles, padres alcohólicos, bullying… y como los personajes protagonistas se imponen a estos sucesos con valentía y arrojo.

Al avanzar el metraje, la cinta toma la forma habitual del cine de secuestros, anclada en encuadrar la acción en entornos cerrados y claustrofóbicos. En este caso, se añaden dos figuras diferenciales: la terrorífica, un psicópata que porta una máscara de demonio con rasgos intercambiables (parecen variar dependiendo de la personalidad actual del portador); y la figura protectora, un teléfono que sonará habitualmente y que ayudará al protagonista a lidiar con sus miedos. Estos elementos dan una leve capa de estudio psicológico al guion, pero se quedan en la superficie, sin siquiera llegar a plantear una tesis analizable. Lo mismo ocurre con los tropos del fantástico que encontramos. Algunos sucesos paranormales asoman sin alcanzar ningún puerto y sin justificación alguna, lo cual se advierte excesivamente anticlimático.

La fuerza de la historia radica en los personajes jóvenes. Su imposición frente a una sociedad corrupta e injusta dibuja un concepto potente sobre la madurez precoz a edades tempranas. El relato de superación es creíble y está bien cohesionado con el universo en el que transcurren los eventos. Black Phone no es una película especialmente bien construida aunque se sostiene por si misma con entereza. Es un entretenimiento ligero que propone alguna que otra idea con interés, elevadas por las férreas interpretaciones del coral reparto.

El terror SÍ tiene forma

Ethan Hawke interpreta a uno de los psicópatas más icónicos de los últimos años. Su máscara, la ruda vestimenta, el hacha que sostiene y sus múltiples personalidades, han cautivado a los espectadores incluso antes del lanzamiento de la película. No estamos ante una de las mejores interpretaciones de la carrera del actor, pero si es destacable la personalidad que aporta al film con su presencia. El personaje se mantiene en silencio y cuando habla podemos apreciar su inestabilidad mental, creando la impresión de que sus movimientos serán totalmente imprevisibles. Es una figura imponente que cumple su labor de forma ejemplar. Esta ya forma parte de la cultura popular cinematográfica.

Black Phone es una digna historia de terror que enamorará a los más fans del género y aterrorizará a los espectadores en la inmensidad de las oscuras salas de cine.

Realizador audiovisual, coleccionista de cine y analista de la temporada de premios. Siento auténtica pasión por lo cinematográfico y me dedico a divulgar sobre ello.

Tendencias