Connect with us

Críticas de cine

Tenéis que ver Chico Mocoso

Santiago López Jóver y Marcus H. Rosenmüller nos brindan una de las cintas de animación del año.

Publicado hace

en

chico-mocoso-pelicula-critica
4.5/5

Próximamente llega a las salas Chico Mocoso, la nueva película del director español Santiago López Jóver y el alemán Marcus H. Rosenmüller.

La cinta se definía como una comedia irreverente y grotesca con tintes de la vida, arte y estética del caricaturista austriaco, Manfred Deix, quien basó su obra en un estilo que podría denominarse “feísmo”. No obstante, después de haberla visto puedo afirmar que Chico Mocoso es mucho más que eso.

Tráiler y sinopsis

En un pequeño pueblo austríaco durante la década de los sesenta un adolescente llamado Manfred Deix entra de lleno en la pubertad con el anhelo de convertirse en artista. Cuando comienza a dibujar desnuda a la nueva carnicera de la localidad, algunos empiezan a ser conscientes de su enorme talento. Otros, en cambio, acusan su obra de blasfema.

Un día llegan al pueblo los gitanos y, con ellos, la joven Mariolina, quien despertará el interés de Manfred mientras muchos de los pueblerinos, aún arraigados a la ideología de la guerra, planean terribles formas de echarles de allí.

Una suculenta película de animación inspirada por Manfred Deix, sobre la adolescencia de la Républica, con voces de primera categoría y personajes astutamente logrados.

Crítica de Chico Mocoso, de Santiago López Jóver y Marcus H. Rosenmüller

Cuando me llegó la oportunidad de ver Chico Mocoso antes de su estreno en salas me esperaba, tal y como indicaban en la nota de prensa, una comedia irreverente. Una cinta de animación para adultos con toques de humor gamberro al más puro estilo South Park o Padre de Familia. Y si bien es cierto que no se cortan a la hora de hacer chistes que, a ojos de mucho -entre los que no me incluyo-, podrían ser considerados fuera de lugar, la cinta ofrece mucho más que eso.

Chico Mocoso es una historia que nos habla sobre la represión juvenil en una época y un lugar marcados por la obediencia religiosa y el clasicismo. Su historia está tremendamente bien narrada y es de lo más entretenida.

Sus personajes están tan bien definidos y cuentan con un desarrollo tan bien llevado que consiguen que el espectador empatice con los protagonistas desde el minuto uno. Gracias a su estética y a la complicidad y camaradería de sus protagonistas más jóvenes, Chico mocoso llegó a recordarme a grandes películas como la Cinema Paradiso de Giuseppe Tornatore o la Stand By me de Rob Reiner.

A priori tenía la sensación de que este proyecto estaría concebido como una película pequeña, pero, honestamente, si hablamos del apartado técnico, la animación es realmente sorprendente, sin tener nada que envidiar a los grandes estudios de la industria.

En conclusión…

En definitiva, estamos ante una de las grandes películas de animación de este año. Lo que podría haber sido un film gamberro cuya historia fuera tan solo una excusa para contar chistes de pedos es en realidad una obra brillante que profundiza en temas tan complejos como el arte, el amor y la represión social de las post-guerra.

Chico Mocoso es una auténtica maravilla en todos los sentidos, y todo el mundo debería verla.

Estreno en salas: 21 de enero.

Tendencias