Cargando...

Cine de animación independiente: hablamos con varios autores

Si hay algo que siempre me ha llamado la atención acerca del cine de animación es el proceso de creación de una película, cortometraje o videoclip en este formato. No es sencillo llevar a cabo este tipo de proyectos cuando no contamos con el apoyo de un gran estudio, sino que lo hacemos por nuestra cuenta y con recursos bastante escasos.

No obstante, esto no es impedimento para que se lleven a cabo proyectos de animación independientes de lo más interesantes. En este artículo me gustaría que conocieras a tres animadores que realizan sus proyectos contando únicamente con sus propios recursos pero que, aún así, nos ofrecen trabajos que valen la pena ver. Además de hablarnos de sus proyectos (cada uno de ellos con su propio estilo) también nos cuentan cómo los realizan, por lo que si tienes interés en aprender acerca del mundo del cine de animación no te pierdas estas interesantísimas entrevistas. Hablamos con Serena Olivieri, Pedro Alonso Pablos y Mioper



Serena Olivieri

serena-olivieri

La técnica que más utilizo es la rotoscopia, una forma de animación en la que se van calcando las escenas frame a frame desde un video previamente grabado.

Todo el proceso puede ser larguísimo y al mismo tiempo bastante romántico. Es verdad que aunque podrá parecer un poco obsoleto – sobre todo con los programas de animación 3d o 2d que hay hoy en día – tiene todavía algo que le permite diferenciarse de las otras técnicas y puede ser que la clave esté en esa “irregularidad” y casualidad que el trazo manual aporta.
La mayoría de mis videos están dirigidos a adultos, últimamente he hecho videos musicales.

El proceso de trabajo

En el caso de un video musical, el proceso empieza con el desarrollo de la historia-hilo conductor y un storyboard de dibujos básicos con su paleta de colores.

Mientras tanto ya estoy grabando videos que podrían ser interesantes: manos que se tocan, detalles de la esquina de una casa, plantas… hasta filmar las escenas principales (he utilizado a mi hermano como modelo en algún video).

Los edito en Final Cut, junto a la canción, pensando en el montaje final, todavía sin ninguna animación.
El último paso es trocear esta película en secciones más pequeñas y abordables y empezar con la rotoscopia. Y así durante semanas… hasta tener todas las escenas ya dibujadas y listas para ser montadas junto al audio definitivo.

La inspiración

No sabría decir porque no tengo muy claro lo que es la inspiración… a veces estoy inspirada después de hablar con amigos, otras después de un concierto o de una peli. Va cambiando, pero debo admitir que tengo especial reverencia a Miyazaki y su manera onírica de afrontar el cuento y la animación, también me inspiran los comics (siempre quiero dibujar algo cuanto termino de leer uno). También me gustan mucho los dibujos animados de los 80/90, entre ellos me declaro fan absoluta de El puño de la estrella del norte, cuyos mangas originales compré hace tiempo y conservo como un tesoro.

“Tengo especial reverencia a Miyazaki y su manera onírica de afrontar el cuento y la animación”

Mientras dibujo escucho música de todo tipo, pero muchas veces, siempre pruebo las animaciones con Yo La Tengo como banda sonora (y siempre queda genial).
Recientemente me inspira tocar la guitarra, me sugiere imágenes y colores, ¡qué cosas!.

¡Muéstranos algo!

El último video que hice fue el de la canción A Amizade, de Emilio José, para el sello Discos Garibaldi.

De momento estoy trabajando en el storyboard para un corto de animación y para un grupo de música sueco.

Pedro Alonso Pablos

pedro-alonso-pablos-animaciones

En principio me muevo en el terreno de la animación tradicional digital. Esto significa que utilizo fondos más o menos acabados, hechos con tableta digital en un procesador de imágenes común. Luego, mediante otro software de animación también muy común animo los personajes encima de estos fondos, aprovechando al máximo las funciones de estos programas para reducir el trabajo lo máximo posible.

Recordemos que todo lo hago casi enteramente yo, por lo tanto tengo que fijarme en el conjunto más que en los pequeños detalles. Esta técnica tuvimos a bien llamarla los periodistas y yo como “solo filmmaking”, a raíz del lanzamiento de mi primer largometraje, “La ruta de los elefantes”



Hago dos tipos de trabajos: los que están orientados a niñas y niños, y los que son para todos los públicos (los primeros están englobados de esta manera en los segundos). En general, por ahora me muevo solo en estos dos campos, pero esto podría cambiar un poco en el futuro si se dan algunas circunstancias. Esto lo hago porque me gusta que todo el mundo pueda disfrutar de mis películas.

El proceso de trabajo

Para los largometrajes (que es lo más interesante pienso yo de mi producción) hago lo siguiente:
Primero visualizo una posible historia en mi cabeza con las escenas más importantes y le pongo (también en mi propia cabeza) una música de fondo de mi propio catálogo.
He puesto la música a casi todas mis producciones y actualmente más de la mitad de ella está inédita, por lo tanto tengo para elegir. Esto es una verdadera suerte ya que la música para mí es esencial en los largometrajes. También tengo algunas acuarelas preliminares que me sirven como orientación para finalizar los trabajos.

La música para mí es esencial en los largometrajes

Luego escribo un breve cuento sobre la película que me servirá de base para hacer una estructura con todas las escenas del film . Antes de comenzar a producir la película no existe un guion, solo esta estructura con la temática de cada escena y la música asignada.

Finalmente grabo todas las voces improvisando cada escena, incluidas las voces femeninas, y luego sustituyo estas por las de una actriz de voz invitada. Añado en esta fase también los efectos de sonido, que suelen ser escasos porque pienso restan importancia a la música.

Una vez que está el audio terminado (o casi terminado a falta de unos últimos retoques) comienzo a dibujar con ayuda de una tableta y un programa de ordenador de animación 2D toda la película, escena por escena. Suelo transcribir a posteriori todo el audio de la película porque me hace ilusión tener un guión, aunque solo se use para traducir luego los subtítulos y cosas así.

Voilá, ya tenemos la película terminada

Y después de un trabajo de aproximadamente un año, voilá, ahí tenemos la película terminada. Considero que es un trabajo muy bonito y la verdad es que me encanta. Si tuviera que darle un consejo a una tercera persona para hacer películas así o de una manera más tradicional, sería que hay que ser ordenado para llegar a buen puerto al final. Con un poco de orden todo se puede.

La inspiración

Bueno es innegable que Hollywood me marca mucho, Walt Disney, George Lucas y Steven Spielberg; pero también consumo mucho anime (Hayao Miyazaki y compañía).

¡Muéstranos algo

El último largometraje terminado que tengo es Mi sorprendente y fabuloso amigo imaginario, considero que ha salido muy emotivo y bonito. Pero me esfuerzo en tratar de no bajar el nivel en los guiones (no sé si lo consigo, jeje).

Alejandro García “Mioper”

mioper-animaciones

Cartoon, Dibujo Animado, Stopmotion, Animación 2D… Hay mil formas de definir lo que hago, pero me decanto por el estilo clásico de la animación, el primerizo, dibujar cada detalle y darle vida.

A la hora de enfocarme a un público pretendo que sea mixto, es decir adultos y niños, aunque quizás tire un poco mas por los mayores de edad, dado que muchos de mis trabajos son algo extravagantes y locos, con un humor bastante negro, bizarro y sin filtros ni censuras.

El proceso de trabajo

Creo que no se diferencia mucho a las tradiciones o procesos que llevan a cabo otros animadores o creadores, ya sean amateurs o profesionales, pertenecientes a una compañía distinguida.



Lo primero es hacer el guion, por supuesto. Hay que tener la historia clara, cómo empieza, cómo se desarrolla y cómo acaba.

“El hecho de que me gusta interpretar y poner muecas me facilita mucho el darle personalidad a mis personajes”

Luego pasamos a la creación de personajes: su aspecto, su complexión, la ropa que llevará, etc… A veces suelo utilizarme yo como modelo, mis cortos suelen ser centrados al humor y la comedia como mencioné. Mi aspecto algo enclenque ayuda con las caricaturas y ya de por sí el hecho de que me gusta interpretar y poner muecas me facilita mucho el darle personalidad a mis personajes, aunque en la actualidad parto de cero, procuro hacerlo todo a capela, sin modelos y con unas pocas referencias.

El Storyboard

Aquí hago algo de trampa. A veces tengo tan clara la idea que no me hago ningún esquema ni referencia. Tengo claros los planos, la secuencia, qué ocurrirá en la historia o qué hará el personaje que la protagoniza… Alguien que lleve años trabajando me diría de tonto pa’ arriba, pero esto solo me ocurre si estoy muy motivado con un trabajo.

Un storyboard suele hacerse en el mismo programa con el que editas las animaciones. Hacerlo en el ordenador orienta un poco a tener cada idea más clara, aunque yo aún sigo haciéndolo en la libreta, no sé porqué, pero me es más rápido.

¡A animar!

Luego pasamos a la animación. Intento hacerlo todo aquí: bosquejos, animación definitiva a color y escenarios. A veces, dependiendo de la secuencia que se edita, separo la animación del personaje con la del escenario. Y con otro programa las junto de manera que pueda modificarla a mi antojo y que quede algo más o menos chulo. Esto también lo hago si tengo que añadir explosiones, humo u otros efectos especiales.

Por ultimo pasamos al proyecto final, donde se editan y juntan todas las secuencias preparadas para la versión final del corto. En el mismo programa añadimos sonidos, música o filtros para cada escena, de modo que le de un aspecto mas cinemático.

¿Parece sencillo verdad? Pues esto es solo un resumen de meses de trabajo. Yo he llegado a tardar de uno a tres meses en hacer un corto que puede durar menos de un minuto.

La Inspiración

Comics, cine, series… nunca ha sido mi vocación leer libros a pesar de que no me cuesta imaginarme el mundo que se describe en las páginas. Pero me encanta tomar referencia de grandes artistas del dibujo.

Para las técnicas de animación o referencias de las mismas, siempre recomiendo ejemplos de las primeras temporadas de Los Simpsons, Futurama, Padre de Familia y mi favorita: Rick & Morty.

Para los clásicos de cine no hay nada mejor que Blancanieves, o un clásico del anime japonés como Akira. Y si hay algo que me encanta es ver los documentales de cómo se hicieron estas películas. Hablo de películas hechas en épocas en la que la tecnología no era ni la mitad de lo que es ahora, donde no existían programas de ordenador tan sofisticados para dibujar y animar con sus herramientas ya incorporadas. No, hablo de películas hechas a mano, obras de arte vivas sin duda.

¡Muéstranos algo

Yo recomendaría siempre Happy Carnival, este se encuentra en mi canal de YouTube “MIOPER”, en Instagram y en el resto de redes sociales. Lo tengo puesto como video principal y es un proyecto que nos llevó tiempo.
Con decirte que lo empecé en Navidad y lo termine en Carnaval ¡Imagínate! También hay algo de making-off.

En resumidas cuentas, queridos lectores de Soydecine.com, si quieres dedicarte al mundo de la animación no hace falta estar respaldado por un gran estudio. Como has podido ver con estos artistas, cualquier persona con pasión y mucha dedicación puede hacer trabajos realmente memorables. Así que ¿a qué esperas para emprender un proyecto lleno de color?

Encuentra mucho más contenido sobre cine de animación aquí

Publicado en: Entrevistas

Lionel Marrero
Lionel Marrero
Fundador de Soydecine.com, gran amante del cine, las series y los videojuegos. Me encantan en especial las películas de animación y todo aquello desarrollado por Walt Disney

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *