Connect with us

Series

Crítica de Yo Nunca, temporada 3 | Netflix

Una de las grandes series coming-of-age de Netflix está de regreso

Publicado hace

en

yo-nunca-tercera-temporada-critica-netflix
3.5/5

Entre los diferentes estrenos del viernes 12 de agosto nos llega a Netflix la tercera temporada de Yo Nunca, una de las grandes series coming-of-age que podemos encontrar dentro de la plataforma.

Tráiler y sinopsis

TRÁILER DE LA TERCERA TEMPORADA DE YO NUNCA | NETFLIX

En la tercera temporada de la comedia sobre el paso a la vida adulta ‘Yo nunca’, la adolescente estadounidense de origen indio Devi (Maitreyi Ramakrishnan) sigue lidiando con las presiones cotidianas del instituto y los dramas domésticos mientras se ve envuelta en nuevas relaciones sentimentales.

Mindy Kaling es la creadora y productora ejecutiva de ‘Yo nunca’, con Lang Fisher como productora ejecutiva, showrunner y guionista. Este proyecto de Universal Television también cuenta con la producción ejecutiva de Howard Klein y David Miner, de 3 Arts Entertainment.

Crítica de Yo Nunca, temporada 3

[CRÍTICA DE CRISTIAN]

Desde el estreno de su primera temporada en 2020, Yo Nunca se consolidó como una de las propuestas más refrescantes de la plataforma de Netflix en el género catalogado como “coming of age”, que se enfoca en las vidas adolescentes y el paso a la madurez. Además, el punto de vista que toma la serie, centrado en las peripecias de Devi Vishwakumar toma especial relevancia con la representación de la cultura hindú, fuera de los tópicos usuales y abordada con respeto.

En esta nueva temporada, los elementos que caracterizan a la producción siguen presentes, con una nueva dosis de humor, momentos sentimentales y buena construcción de personajes. Se trata de una antesala para la temporada final que ofrece mensajes positivos y se convierte en una piedra fundacional de cara a la etapa final de instituto de Devi.

Diversión y empatía

Uno de los puntos más altos de la nueva temporada de Yo nunca es su balance entre el humor y el drama, con un foco sólido en las desventuras de Devi para hilar una retahíla de renovadas situaciones hilarantes y momentos más introspectivos. Las interacciones entre Devi y sus amigas mantienen un nivel de comicidad brillante y siguen resultando dinámicas, así como las sesiones de terapia con la Dra. Jamie(Niecy Nash), las cuales retienen toda la exploración del mundo interno de nuestra protagonista y abren una ventana a temas como la salud mental y las expectativas, de manera ligera pero efectiva, a través de una visión empática que enlaza con las sensibilidades modernas.

De esta manera, la temporada es un recorrido desenfadado por los grandes hitos del fin de la adolescencia, así como una mirada carismática a las relaciones interpersonales y la búsqueda de un futuro independiente, todo acompañado de capas ligeras que le aportan madurez al conjunto.

Además, el manejo de las sub-tramas románticas está bien medido, con Paxton (Darren Barnet) y Ben (Jaren Lewison) de nuevo como principales focos de la atención de Devi, cada uno con arcos de personaje bien delineados, en especial Ben, cuya evolución tiene un desarrollo satisfactorio y funciona para traer a colación el tema de las expectativas familiares, con un par de conclusiones reconfortantes para las nuevas generaciones.

Un reparto encantador

Los personajes de Yo Nunca rezuman desparpajo y encanto desde su primera temporada y con esta nueva tanda de episodios, se puede confirmar que no han perdido ni un ápice de su esencia. La actriz Maitreyi Ramakrishnan continúa desarrollando todo el potencial que ofrece Devi con sus múltiples registros: va desde adolescente rebelde hasta chica decidida en pro de su futuro. Ramakrishnan representa el lado más vulnerable de su personaje con naturalidad y arrojo. Devi evoluciona frente a los ojos de los espectadores gracias a la impecable labor de una de las grandes promesas jóvenes de la actualidad. La actriz Richa Moorjani vuelve a brillar como Kamala, la brillante prima de Devi y hace gala de su carisma orgánico en diferentes momentos.

Por otra parte, Jaren Lewison entrega otra actuación dinámica y auto-consciente como Ben y comparte una química orgánica con Ramakrishnan, mientras que Darren Barnet hace un buen trabajo como Paxton, un personaje que ha mejorado desde la primera temporada y rompe con el estereotipo asociado a los “atletas de secundaria”. Mención especial a Benjamin Norris como Trent, el mejor amigo de Paxton que protagoniza algunos de los momentos más divertidos de la temporada.

En el lado negativo encontramos lo desdibujados que están algunos personajes como Nalini, la madre de Devi, que en los primeros capítulos cuenta con una presencia importante pero luego se va diluyendo y termina convirtiéndose en una figura de relleno, sin gran relevancia como la que ostentaba en las anteriores temporadas; una pena, ya que la actriz Poorna Jagannathan realiza un trabajo extraordinario con este personaje. Asimismo, Aneesa(Megan Suri) y Fabiola(Lee Rodriguez) pasan a un segundo plano en esta temporada y sus tramas no están bien ejecutadas, lo que da lugar a un desbalance considerable entre la trama principal y las diferentes sub-tramas que se manejan a lo largo de la historia.

La actriz Sarayu Blue se incorpora al reparto con un rol plano y entrega una actuación artificial que no termina de convencer.

En conclusión…

La tercera temporada de Yo Nunca demuestra que la serie no ha perdido su esencia con una nueva tanda de episodios llenos de humor, drama familiar y lecciones de vida. No todas sus líneas argumentales están ejecutadas de manera satisfactoria, pero igual merece la pena echarle un vistazo y su final es maravilloso, de cara a una muy esperada temporada final.

Soy venezolano, tengo 24 años. Licenciado en Comunicación Social, mención Guionismo y Producción Audiovisual. Aficionado del cine y la literatura.

Tendencias