Connect with us

Críticas de cine

Benedetta, la última provocación de Paul Verhoeven

Publicado hace

en

benedetta-pelicula-critica

Benedetta, la última cinta de Paul Verhoeven llega a las salas de la mano de Avalon tras su paso por el festival de Cannes y por el Zinemaldia. Su estreno en cines está fijado para este 1 de Octubre. Os contamos nuestras impresiones.

Paul Verhoeven, un holandés errante

Hay algo que no le podemos negar a nuestro querido Paul Verhoeven, director de obras de culto tan importantes como Robocop, Starship Troopers, El Hombre sin Sombra, Show Girls, Total Recall (1990) o Instinto Básico, y es un hecho que, pese a sobrepasar ya los ochenta años, su ironía y desparpajo siguen intactas. Es difícil reinventarse a estas edades, pero Verhoeven lo consigue con esta Benedetta, aunque muchos temas que ya tocó en otras de sus películas como puede ser el sexo, siguen muy presentes en su última película.

In nomine Patris

Verhoeven estuvo además un tiempo desaparecido, fue con Elle cuando regresó tras una década de ausencia, y parece que no se quedó del todo satisfecho. No por la calidad de aquel magnífico thriller que le valió de una nominación en los Oscar a su actriz protagonista Isabelle Hupert, sino porque con esta Benedetta, la cual pudimos ver tras su paso por el Festival Internacional de Cine en San Sebastián, deja bien claro que aún mantiene esa carisma que le llevó a lo más alto.

QUIZÁ TE INTERESE: PELÍCULAS DE SEMANA SANTA Y DÓNDE VERLAS

En la Italia del siglo XVII, una joven llamada Benedetta (Virginie Efira) es internada en el convento de la localidad de Pescia, situada en La Toscana. Tras pasar los años, la ya hermana Benedetta tendrá constantes visiones en las que se encontrará con Jesús, que junto con la aparición “divina” de unos estigmas en su cuerpo, desatará la envidia y los celos de algunas de sus hermanas así como de la Madre Superiora. Mientras, Benedetta conocerá a Bartolomea (Daphne Patakia) una chica que también acaba entrando en el convento y que despertará su deseo sexual.

Deseo y lujuria en Benedetta

La cinta tiene un desarrollo brillante, que no decae en ningún momento convirtiéndola en una película casi hipnotizante. Cargada de una puesta en escena soberbia y unas actuaciones geniales, Benedetta tiene momentos, además, sorprendentemente hilarantes. Una combinación un tanto compleja, que quizás no cumpla las expectativas de muchos, y que para los más reservados, esta curiosa mezcla junto con algunas de sus escenas sexuales verán la cinta como una aberración infame.

Benedetta no es otra cosa sino una provocación, una fuerte crítica a la Iglesia y al catolicismo más puro e iconoclasta. Una cinta que desatará polémica, pero que sin duda por su calidad en todos sus apartados se convertirá en uno de los filmes a destacar en este 2021. Esa crítica a la iglesia está presente casi en cada escena en lo tocante a la censura y el ataque constante a las libertades individuales. Una película que carga contra casi todo lo que se mueve pero que respeta al espectador, que ve el cine como lo que realmente es, y que va a la sala a pasarlo bien.

¡Ay Benedetta!

En los papeles principales hay que destacar las actuaciones tanto de Virginie Efira como de Daphne Patakia, aunque sin duda la cinta gana cuando hace acto de presencia Lambert Wilson (Matrix Reloaded) interpretando al antagonista de esta obra, Merovingio. Cabe destacar además que la cinta no es una idea original, y que adapta con un estilo muy propio el libro de Judith C. Brown Actos Inmodestos, que a su vez se basa en la historia real que vivió la hermana Benedetta Carlini, quien habría sido sometida a un proceso inquisitorial por su relación con una de sus compañeras del convento en el marco de la Italia contrarreformista.

Al director neerlandés se le ha tachado varias veces de machista por sus personajes de mujeres temibles, pero este morbo de ver la historia de un par de monjas homosexuales va mucho más allá, la cinta trata de nuestras creencias y retrata a la perfección esa sociedad católica de hace unos cuantos siglos. Verhoeven ha declarado, además, que lo que le interesaba era plasmar el sentido de lo sagrado, y que realmente, como espectadores, no tenemos motivos para no creer en esos actos divinos que ocurren durante casi todo el metraje.

Confesión pagana

Sin lugar a dudas Benedetta es una cinta irreverente, no apta para lo más devotos al cristianismo, una película con mucho ritmo que no dejará indiferente a nadie. Altamente recomendable, sobre todo para los que estamos cansados de lo políticamente correcto.

4.6/5 - (5 votos)

Podcaster. Únicamente amante del séptimo arte. - ¿Otra película señor? - Sí, gracias.