Connect with us

Críticas de cine

Death to 2021: menos es más

El falso documental en tono de comedia de Netflix busca repetir el éxito de su predecesora

Publicado hace

en

death-to-2021-a-la-mierda-el-2021-critica

El 27 de diciembre de 2021 y como colofón final de un año en el que habíamos tenido grandes producciones como No mires arriba o Misa de Medianoche, Netflix estrenó en su plataforma Death to 2021 (A la mierda el 2021). Este falso documental en tono de comedia satírica fue la continuación de Death to 2020, estrenado el año anterior y que ridiculizaba los sucesos más importantes del 2020 y, en especial, al país de Estados Unidos.

Tráiler y argumento

Tráiler de death to 2021 | netflix

Ha sido un año histórico incomparable (bueno, si exceptuamos el anterior), así que, para celebrarlo, Netflix presenta A la mierda el 2021, un evento de humor sobre las vicisitudes de otro año fatídico. Este especial estilo documental combina material de archivo recopilado a lo largo del año con comentarios de personajes ficticios interpretados por algunos de los actores más admirados del mundo.

Entre los intérpretes que aparecen en Death to 2021 volvemos a encontrar caras muy conocidas, como es el caso de Hugh Grant, Lucy Liu, Tracey Ullman, Samson Kayo, Joe Keery, William Jackson Harper, Stockard Channing, Cristin Milioti, Diane Morgan o Nick Mohammed, entre otros.

A la mierda el 2021 cuenta con la producción ejecutiva de Annabel Jones y Ben Caudell, y está producido por Nick Vaughan-Smith. Ben Caudell es el guionista principal; Jack Clough y Josh Ruben son los directores.

Crítica de Death To 2021

Pese a contar con intervenciones de algunos de los mejores humoristas americanos del panorama actual, Death to 2021 trae consigo algunos problemas como base que hacen que no llegue a funcionar del todo. En primer lugar, al intentar repetir el éxito de Death to 2020 se pierde por completo el factor sorpresa de su predecesora.

Seguidamente, al hablar de un año que en poco se diferencia del anterior, su narración vuelve a girar en torno a los mismos temas, con chistes que han perdido por completo su frescura. Chistes que, en su mayoría, son una sátira que se ríe abiertamente de la derecha y los grupos más radicales de Estados Unidos, dejando de lado muchos sucesos importantes ocurridos también en 2021 y centrándose por completo en ser únicamente un producto propagandístico hecho por y para espectadores estadounidenses.

Death to 2021 se queda en un intento fallido de igualar a su antecesora con chistes que ya estamos cansados de escuchar y sin aportar demasiado en un año en el que han ocurrido infinidad de sucesos importantes. Sucesos que, al parecer, escapan a la burbuja en la que están inmersos los estadounidenses, una población que, pese a haber quedado en evidencia una y otra vez durante los últimos años, sigue creyéndose el ombligo del mundo.

1.5/5

Tendencias