Connect with us

Videojuegos

Dragon’s Dogma 2: Capcom lleva la fantasía épica a otro nivel

Capcom nos ofrece uno de los videojuegos del año

Published

on

dragons-dogma-2-analisis
4/5

En SOYDECINE llevamos jugando una extensa cantidad de horas a Dragon’s Dogma 2, uno de los últimos lanzamientos de Capcom que, desde su llegada, a dado mucho que hablar. En este artículo queremos contarte qué nos ha parecido el título, pero ya te adelantamos que, sin lugar a dudas, nos encontramos ante uno de los videojuegos clave de este 2024.

La historia de Dragon’s Dogma 2

Dragon’s Dogma 2 es un RPG de acción narrativa que sitúa a los jugadores en un mundo de fantasía inmersivo como el Arisen, un campeón cuyo corazón ha sido robado por el Dragón.

sistema-combate-dd2
Dragon’s Dogma 2 | Imagen cedida por Plaion

Como jugador, dirigirás un grupo de hasta tres compañeros de IA conocidos como Peones, incluido el principal personalizado y hasta otros dos adicionales que puedes reclutar tanto offline o de otros jugadores mientras estés online. Aunque el escenario de la secuela refleja las exuberantes colinas ondulantes del clásico Dragon’s Dogma™ y su expansión Dark Arisen, esta original aventura tiene lugar en un mundo paralelo que contiene dos naciones de enfoques distintos ante la amenaza de los dragones. La reina regente Disa ha instalado un falso Arisen para mantener el control del reino de Vermund para su hijo. Mientras tanto, la nación beastren de Battahl considera que los peones de otro mundo son una fuente de desgracia y han recurrido al culto de la Llama Lambert y a suma sacerdotisa Nadinia para alejar la calamidad.

Jugabilidad

Dragon’s Dogma 2 aprovecha la potencia del motor RE ENGINE para crear un mapa del mundo cuatro veces más grande que el del mundo original de Dragon’s Dogma y está densamente poblado de enemigos, eventos y lugares renderizados con la última tecnología gráfica.

Personajes

El entorno se complementa con una física envolvente y una IA de personajes que da vida a peones, monstruos y NPCs. Los peones guían orgánicamente a los usuarios a nuevas ubicaciones, cooperan dinámicamente durante las batallas e incluso reaccionan ante momentos especiales, como la celebración de estrechas chocando los cinco. Monstruos nuevos y antiguos animan a los jugadores a idear numerosas estrategias para tener éxito en el combate o incluso evitarlo por completo.

dragons-dogma-2-peones
Dragon’s Dogma 2 | Imagen cedida por Plaion

Los personajes no jugables, como la arquera Ulrika, que tiene una profunda conexión con los Arisen, Nadinia, la gran sacerdotisa de los beastren, o una variedad de otros caracteres únicos, formarán intrincadas Relaciones con los Arisen que preparan el terreno para hacer patentes de manera sutil los momentos de la historia. El título invita al jugador a formar su propia aventura a través de las Relaciones que establezcas con los más de 1000 personajes no jugables que habitan este mundo.

El sistema de peones

Antes de embarcarte en cada misión de tu viaje, resulta esencial que organices tu grupo: entiende los puntos fuertes y débiles de cada miembro; decide cuál será tu estrategia; y selecciona tácticamente las vocaciones para tu Arisen, Peón principal y peones contratados. Tú eliges si quieres formar un grupo equilibrado con múltiples vocaciones, un grupo puramente ofensivo de poderosos magos, un equipo fornido de guerreros a dos manos o cualquier punto intermedio.

Las vocaciones en Dragon’s Dogma 2

Cuando los jugadores comiencen su viaje en Dragon’s Dogma 2, podrán elegir el estilo de juego que deseen entre las cuatro vocaciones disponibles inicialmente: Luchador, Arquero, Ladrón y Mago. Los usuarios podrán cambiar la vocación de su Arisen y peón principal en cualquier momento visitando los gremios de vocaciones de todo el mundo y desbloquear nuevas vocaciones como la de Duelista Místico, Ilusionista y Guerrero a medida que avancen en el juego encontrando y estrechando lazos con los maestros de cada vocación.

Qué nos ha parecido Dragon’s Dogma 2

El nuevo videojuego de Capcom pasa a convertirse en uno de los imprescindibles de un 2024 en el que ya hemos tenido grandes títulos como Final Fantasy VII Rebirth o Like a Dragon: Infinite Wealth. Si bien es cierto que no es nada fácil hacer una valoración de un juego de tal magnitud, me gustaría intentarlo hablándote de aquellos puntos que considero más relevantes dentro del mismo.

Combate y exploración en Dragon’s Dogma 2

La exploración de un mundo tan vasto y lleno de lugares sorprendentes es, sin duda alguna, uno de sus grandes puntos fuerte. A lo largo de mi aventura he visitado parajes desérticos, frondosas montañas y cuevas llenas de peligros. Me he enfrentado a un hipogrifo en mitad de un bosque y, tras agarrarme a su lomo, he viajado miles de kilómetros desde el lugar en el que estaba para acabar en su nido en lo alto de una montaña. Así de mágico y sorprendente es Dragon’s Dogma 2. Un juego en el que el viaje es más importante que el destino, y en el que cada encuentro en mitad del bosque puede terminar en una aventura inimaginable.

Eso sí, dejando de lado la dificultad a la hora de acceder a un Viaje rápido al uso; después de tantas horas a los mandos sí que se echa un poco en falta una montura o, al menos, una revisión de la barra de estamina y su manera de agotarse.

dragons-dogma-2-exploracion
Dragon’s Dogma 2 | Imagen cedida por Plaion

Referente al combate, ciertamente no disponemos de un sistema tan pulido como en un principio podríamos haber imaginado. No obstante, cada encuentro con los enemigos, gracias a la compañía de nuestros peones y a las habilidades que poco a poco iremos desbloqueando, pueden convertirse en auténtico espectáculo audiovisual que, tal y como digo, nunca sabes cómo acabará.

Casi perfecto

Si hablamos de algunos aspectos negativos dentro del título, me gustaría traer a la palestra algunos problemas de rendimiento o que la cámara del mismo (en situaciones como los combates con varios enemigos o en entornos concretos) puede volverse algo caótica.

Al centrarnos a hablar de la historia principal, también habría que dejar claro que, entre tanta exploración y misiones secundarias, la trama va diluyéndose hasta pasar a un segundo plano; algo que también ocurre en otros muchos videojuegos actuales. Es una sensación constante de que la ambición de los desarrolladores por incluir mucho más contenido secundario del abarcable y de ampliar la duración de los juegos hasta límites insospechados hace que esto vaya repitiéndose cada vez en más y más títulos, como hemos visto en otros lanzamientos recientes como los ya mencionados Final Fantasy VII Rebirth o Like a Dragon: Infinite Wealth.

Por otro lado, otro de los aspectos más lamentables no tiene tanta relación con el título y su jugabilidad en sí, sino con la ambición desmedida de Capcom a la hora de incluir un sistema de micropagos que empañan por completo el lanzamiento del mismo.

Resumen

CANAL DE SOYDECINE.COM

Sin embargo, pese a lo comentado en el punto anterior, jugar a Dragon’s Dogma 2 es una experiencia alucinante. Perderse en su mundo, vivir sus combates al máximo e interactuar con los peones me ha devuelto a aquellos años en los que me deleitaba con la inmersión ofrecida en juegos como Skyrim, The Witcher 3 e incluso, más recientemente, Elden Ring. Si disfrutaste de estos títulos, Dragon’s Dogma 2 merece un lugar en tu estantería.