Connect with us

Críticas de cine

Dune: Parte Dos, cumpliendo la profecía

Te contamos qué nos ha parecido la ambiciosa secuela de Denis Villenueve

Published

on

peliculas-2024-estrenos-cine
4/5

Denis Villenueve lleva a los cines Dune: Parte Dos (o Dune 2, como prefieras llamarla). Hablamos de la secuela de la exitosa Dune de 2021 que se convirtió en un auténtico fenómeno en salas de cine y que, en SOYDECINE, esperábamos con gran interés. Ahora que por fin hemos podido verla, queremos contarte qué nos ha parecido.

Sinopsis de Dune: Parte 2

Dune: Parte 2 se adentrará en el viaje mítico de Paul Atreides cuando se une a Chani y a los Fremen en una guerra de venganza contra los conspiradores que destruyeron a su familia. Tendrá que elegir entre el amor de su vida y el destino del universo conocido mientras lucha por evitar un horrible futuro que solo él puede prever.

La epopeya de la gran pantalla continúa la adaptación del aclamado bestseller Dune de Frank Herbert con estrellas que regresan y otras nuevas, como el nominado al Oscar Timothée Chalamet, Zendaya, Rebecca Ferguson, el nominado al Oscar Josh Brolin, el nominado al Oscar Austin Butler, la nominada al Oscar Florence Pugh, Dave Bautista, , el ganador del Oscar Christopher Walken, Stephen McKinley Henderson, Léa Seydoux, con Stellan Skarsgård, con la nominada al Oscar Charlotte Rampling y con el ganador del Oscar Javier Bardem.

Crítica de Dune: Parte 2

CANAL DE SOYDECINE.COM

Quizás Denis Villeneuve es el verdadero Mesías de toda esta historia. El reconocido director canadiense se adentraba hace unos 10 años en el único e inagotable universo creado por Frank Herbert para traernos una nueva visión del clásico literario. Una obra que casi parecía maldita, después de que varios cineastas como Alejandro Jodorowsky o David Lynch intentaran llevar una adaptación al cine. Bien se podría decir que Villeneuve ha conseguido lo que otros no fueron capaces: ofrecer un acercamiento certero al Lore de Dune con esta dilogía.

Después del estreno de la primera parte, que tuvo un recorrido complicado debido a la pandemia provocada por el COVID-19, desde Warner y Legendary decidieron seguir apostando por la visión de Denis Villeneuve. No solo confirmaron la segunda parte de la historia principal, sino que también anunciaron un Spin-off en forma de serie, dejando abierta la posibilidad de que Denis pudiera continuar con los siguientes libros del universo de Dune.

Denis Villeneuve, el verdadero Mesías de Dune: Parte 2

Ahora, casi dos años y medio después y tras varios retrasos, llega este segundo capítulo. Dune: Parte 2 continúa exactamente donde lo dejó su predecesora. Y desde que arranca logra tener el mismo ritmo, apariencia y forma que la primera, para bien o para mal, ya que ninguna de las dos películas puede ser independiente y mantiene ese estilo tan particular, ligado a la esencia del cine de Villeneuve. Un estilo que se aleja bastante de las formas habituales del cine comercial.

Dune: Parte 2 se siente como lo que realmente es, el segundo capítulo de una historia que se debe analizar como un único producto. Este es, llanamente, el desenlace de un momento muy específico en la historia de su protagonista, Paul Atreides. Un joven que lleva la sangre de un linaje noble que fue masacrado y que carga con las esperanzas de miles de arrakianos. El joven Paul no solo deberá cumplir con su particular venganza, también tendrá que adaptarse al estilo de vida del pueblo de los Fremen, que lleva generaciones esperando al Mesías que cumpla con la profecía de liberar a su pueblo.

La historia de Dune: Parte 2 arranca desde este punto. Y es importante señalar que, aunque se resuelven muchos de los conflictos que se presentaban en la primera entrega, algunos otros se abren para darnos pie a pensar en la posibilidad de que puedan surgir aún más proyectos que formen parte del mismo legendarium.

Dune: Parte 2 es la reunión de jóvenes promesas

El primer gran acierto por parte de Villeneuve está en el casting. Contar con los servicios de Zendaya y Timothée Chalamet, dos de las estrellas emergentes más populares del mundo en este momento, no era suficiente. La apuesta se sube en este sentido gracias a la presencia de Austin Butler (Elvis) como Feyd Rautha Harkonnen, un despiadado guerrero que es llamado a heredar el mandato del malvado Barón (Stellan Skarsgård).

Si seguimos hablando de las nuevas incorporaciones, los papeles de Christopher Walken y Florence Pugh pasan bastante más desapercibidos. Estos y otros personajes que también se nos muestran por primera vez (como los de Léa Seydoux y Anya Taylor-Joy) no tienen tanta presencia en pantalla, y sus apariciones sirven únicamente a modo de presentación, y para poder desarrollar algunas de las tramas de la historia principal.

Un casting estelar

Sus protagonistas, Timothée Chalamet y Zendaya, aportan el magnetismo que se espera de las superestrellas de cine en este tipo de proyectos. Ambos ofrecen unas interpretaciones sensacionales, en las que recae toda la carga dramática de la historia.

No solo Chani se vuelve crucial para la trama, el personaje de Javier Bardem, Stiglar, también adquiere mucha relevancia. Mientras, otros que también se nos presentaron en el primer filme, mantienen la importancia que ya ocupaban.

El cine comercial que merecemos

Dune: Parte 2 es inmensa. Apabullante y monumental, tanto como ya lo era la primera película. Y esto es así gracias al cosmos que Villeneuve ha construido. En él, los escenarios siguen estando minuciosamente diseñados y ambientados. Del mismo modo, el trabajo de maquillaje y vestuario dota a la cinta de un estilo único y sumamente atractivo.

Rodada íntegramente con cámaras IMAX, la labor de cinematografía vuelve a estar supervisada por Greig Fraser. Una de las virtudes principales de este universo radica en su enorme contraste de paisajes, con localizaciones interiores inmensas y parajes naturales vastísimos e hipnóticos. Algo que vuelve a quedar maravillosamente expuesto durante las casi 3 horas de metraje de esta entrega.

Sobresaliente en lo técnico

Los efectos visuales son dignos de una superproducción de esta envergadura, transmitiendo el realismo que la historia necesitaba, y dando la sensación al espectador de estar en un universo tangible.

Y de la mano de esa misma fascinación también podríamos hablar del pulso musical de un compositor entregado como Hans Zimmer. Sus composiciones han conseguido llenar el mundo de Dune (y de esta cinta en particular) de melodías y sonidos únicos que casan a la perfección con el resto de aspectos técnicos.

En definitiva…

Tras decenas de años y varios intentos de adaptar el universo de Frank Herbert, Dune parece haber encontrado por fin su hueco en la historia del séptimo arte. Un universo inmenso y apasionante que nos encantaría seguir explorando.

Dune: Parte 2 es un portento a nivel técnico. El nivel de detalle en cada una de las imágenes es absolutamente magnético. La banda sonora, así como el trabajo en la edición de sonido es emocionante. A todo esto lo acompañan unas actuaciones más que sólidas por parte de su extenso y aclamado elenco. Los protagonistas aportan todo el dramatismo y la épica que necesita una cinta de estas dimensiones, tratando de esquivar las batallas epopéyicas y otros clichés que suelen estar presentes en este tipo de sagas.

El primer gran evento cinematográfico de la temporada

Toda esa epicidad, y la grandilocuencia de lo que cuenta, reside en el desarrollo de los personajes y la infinidad de matices que estos aportan a través de los diálogos, los silencios o las miradas. Hay que recalcar que todo esto forma parte del sello que envuelve el cine de Villeneuve, que innegablemente y por suerte, sigue estando muy presente durante toda la película. Algunos de los aspectos dentro del diseño de producción nos llevarán a otras películas del director canadiense.

Del mismo modo, en cuanto al ritmo, esta segunda entrega mantiene un estilo muy similar al de la primera cinta. No hay grandes dosis de acción, y todo se desarrolla de una forma contenida, a pesar de ser una película comercial y con claros rasgos de Blockbuster. Algo que también ha estado muy presente en los últimos trabajos de Denis Villeneuve.

Dune: Parte 2 es un regalo para los amantes de la ciencia ficción. Una cinta que completa la adaptación más certera de la novela que sentó muchas de las bases del género. Un Blockbuster con un aroma único y que enriquece enormemente el catálogo dentro del cine comercial.

Podcaster y gran amante del séptimo arte. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com