Connect with us

Críticas de cine

El Agente invisible: Pirotecnia vacía

Los hermanos Russo dirigen un descafeinado blockbuster de acción para Netflix.

Publicado hace

en

el-agente-invisible-pelicula-netflix-critica
1.5/5

El Agente Invisible, la nueva película de Netflix, llega a cines seleccionados el próximo 15 de julio y a la plataforma el día 22 del mismo mes.

Este blockbuster de acción está dirigido por Anthony y Joe Russo (Infinity War, Endgame, Cherry…) y protagonizado por Ryan Gosling, Chris Evans, Ana de Armas, Billy Bob-Thorton y Regé-Jean Page.

Tráiler y sinopsis

TRAILER DE EL AGENTE INVISIBLE – NETFLIX

El Agente Invisible es el agente de la CIA Court Gentry (Ryan Gosling), alias Sierra Seis. Este es liberado de una cárcel de máxima seguridad gracias a un trato con el audaz supervisor de la CIA, Donald Fitzroy (Billy Bob Thornton), lo que le obligará a ser un mercader de la muerte durante años. Ahora, veinte años después, las tornas han cambiado, Seis se convertirá en el objetivo en una encarnizada caza de brujas que caerá sobre todo el escuadrón de agentes especiales Sierra.

LLoyd Hansen (Chris Evans) es el cabeza de esta operación letal y no se detendrá ante nada para acabar con todos los ex-agentes. La Agente Dani Miranda (Ana de Armas) cubrirá las espaldas de Gentry y juntos intentarán sobrevivir a todas las trampas que la CIA ponga en su camino.

Crítica de El Agente Invisible: Disparos de aviso

Ni la barata pirotecnia ni los fogonazos de balas perdidas que se disparan durante todo el metraje son capaces de camuflar las múltiples carencias de este blockbuster fallido. Todo lo que aquí se propone, tanto en términos formales de puesta en escena como en el apartado narrativo (abrupto y plagado de deus-ex machinas) se queda en un intento risible y anecdótico. Estamos ante otro proyecto mal enfocado por parte de los (aparentemente) ambiciosos hermanos Russo, los cuales, construyen sus cintas en base a multimillonarias set-pieces que se antojan tan maniqueas como inconexas entre sí.

La cinta tiene una notable sobrecarga de humor satírico que convierte a los personajes en figuras auto-paródicas y despoja de peso dramático a una historia que debería sustentarse en su vertiente de thriller. Las interpretaciones se ven ridiculizadas hasta el extremo, devaluando así el reparto estelar que conforma el cast. Tan sólo es rescatable la presencia de Gosling, que con su semblante rudo y aséptico aporta una ligera seriedad al film.

Si bien esta no cumple en el apartado argumental, también se queda corta en cuanto a espectacularidad. La mayoría de secuencias que cuentan con coreografías de combate transcurren en escenarios nocturnos, entre las sombras y con un montaje frenético que impide ver los movimientos con claridad. Los efectos visuales y el CGI también dejan mucho que desear, siendo algunas imágenes bastante antinaturales, contrastando de sobremanera con el enfoque realista.

Mucho ruido y pocas nueces

Tal y como te dijimos en uno de los programas de nuestro podcast, Netflix confirmaba en una nota de prensa hace escasas semanas que seguiría manejando presupuestos tan abultados exclusivamente para grandes macro-producciones, dejando de lado los proyectos menos ambiciosos y minimalistas. Lo cual, visto lo visto, es un grave error. Este tipo de propuestas funcionan bien en cuanto a reproducciones en su plataforma de streaming pero suponen un distanciamiento palpable con la crítica cinematográfica profesional y con varios sectores del público.

El desprestigio de su marca de cara a la temporada de premios y la pérdida de un notable estatus ganado a pulsos con grandes obras (El Poder del Perro, Beasts of No Nation…) se pueden ver diluidos si la tónica general consiste en entregar al público películas de este calado. Quemar billetes no siempre es la solución a todos los problemas.

Puedes ver El Agente Invisible en Netflix

Realizador audiovisual, coleccionista de cine y analista de la temporada de premios. Siento auténtica pasión por lo cinematográfico y me dedico a divulgar sobre ello.

Tendencias