Cargando...

El cine en Canarias, entrevista a Pedro Pérez

Tengo un amigo llamado Pedro Pérez que desde hace ya bastantes años se dedica al estudio y al desarrollo cinematográfico en Canarias. Como sabrás, en los últimos años no son pocas las producciones que se desplazan a estas islas para rodar películas y series tan destacadas como Star Wars, The Witcher o incluso Juego de Tronos.

Es por este motivo que me ha parecido interesante saber qué opina un profesional de este medio acerca del desarrollo cinematográfico en las islas, especialmente en los últimos años. Esto es lo que Pedro Pérez nos comenta al respecto.

Cómo ves, desde dentro, la industria cinematográfica en Canarias.

Quizás voy a sonar pesimista, pero lo cierto es que aquí no hay industria. No, al menos, como debería considerarse. Existe la falsa ilusión de industria por las películas o series que vienen de fuera a rodar aquí, pero eso está lejos de generar industria autóctona. Lo que existe es un sector servicios que es sintomático de la sociedad canaria. Servir y reconocer al de fuera y a lo que venga de allí.
Lo que más puede alarmar es que las historias que vienen a rodar aquí muchas veces no hablan de lo de aquí. Muchas veces es Egipto, Grecia o un planeta perdido de Star Wars.

No obstante, al contrario de lo que pueda parecer, no critico que vengan producciones aquí. Esta situación ha generado más cursos relacionados con el cine lo que supone mayor formación y experiencia. Lo preocupante quizás está en que no hay un tejido empresarial canario que uno pueda asociar a una verdadera industria. En muchas ocasiones las producciones canarias son autofinanciadas en condiciones muy precarias y eso genera una frustración y un sentido del desamparo lejano al concepto de industria.

Siendo autocrítico también veo que cada cineasta canario casi va por su cuenta. No hay un sentido de la familia o de grupo como lo pudo haber en la generación, salvando las obvias distancias, de Coppola, George Lucas, Scorsese, Spielberg, De Palma… o sin ir más lejos de la que pudo producirse en el País Vasco con Urbizu, Alex de la Iglesia, Juanma Bajo Ulloa…

Qué opinas sobre los festivales de cine de Canarias.

proyecto-bentejui

En general la propuesta festivalera canaria es variopinta. Puedes encontrar varios en una misma isla y alguno que otro en las diferentes islas.
Por cercanía el que más he seguido ha sido el Festival de cine de Las Palmas que ha hecho, desde su formación, una fuerte apuesta por miradas alejadas de lo comercial, cine experimental y de autor.
Poco a poco su catálogo ha ido variando con los años y ahora traen propuestas más accesibles para el público, cosa que tiene sentido desde un punto de vista económico y también cultural.

La sensación general que tiene uno con respecto a todos los festivales que se hacen aquí es que aunque hayan secciones canarias o hayan secciones de cine rodado en 48 horas en el municipio que corresponda, lo cierto es que quizás haga falta una mayor cobertura por parte de la prensa e instituciones para dar visibilidad a los cineastas amateurs o que ya tienen cierta trayectoria profesional. Se me ocurre por ejemplo que en los festivales que tengan la sección de rodar todo en 48 horas pueda haber un curso previo que explique todas las facetas de la producción y que eso se retroalimente con amateurs rodando cortos siendo tutelados por profesionales del sector. Esto no es nuevo, y seguro que ha habido alguna intentona aquí. Sé que fuera esto es habitual y es una práctica que enriquece mucho a todos.

¿Hay apoyo para los proyectos que nacen en Canarias?

Eso depende de lo que se considere apoyo. Está claro que estamos a años luz de industrias como la madrileña, catalana o vasca que han dado grandes cineastas en las últimas décadas, en parte por el apoyo de instituciones, mecenas y empresas y en parte, no equitativa, por la propia ambición de los cineastas.

Si tuviera que simplificar la respuesta diría, no, no tienen apoyo, pero hay muchos matices como para afirmarlo con la rotundidad con la que lo estoy haciendo. Hay proyectos que tienen financiación pública y privada, pero la sensación es que todo eso luego no tiene la visibilidad que cabría esperar. Al fin y al cabo, son proyectos culturales que son para el pueblo, para el disfrute y enriquecimiento de la sociedad. Y si la sociedad no tiene acceso a él y solo se pueden ver esos trabajos en festivales o en contadas proyecciones, mal vamos.

Cómo dirías que ha ido evolucionando el cine canario desde sus inicios hasta la actualidad

No tengo todos los datos en mi mano como para trazar un recorrido profundo o, al menos, justo de la historia del cine canario, pero la evolución formal creo que ha sido evidente. Quitando del tablero a cineastas como Fresnadillo o Elio Quiroga que en su época demostraron cierto dominio técnico y estético.

Creo que está claro que hay una autoexigencia mayor hoy día por el resultado final, un cuidado más depurado de la imagen el audio, el arte… y ya no hablo de producciones que tienen estreno en cines, sino que, en cortos amateurs con las dificultades propias del formato, se nota un cuidado por tener una buena cámara, un buen sonido, una buena localización… quizás el gran olvidado en este tipo de trabajos sea la propia historia. A menudo uno tiene la sensación de que se están repitiendo formulas vistas y que no hay una intención autoral detrás. Aunque hay quien defiende que mediante la imitación se pueden buscar las voces propias.

También se ha democratizado mucho el medio, antes solo estaba al alcance de algunos privilegiados, comprar los rollos de celuloide era muy caro, alquilar las cámaras también, era caro y pesado, luego revelar la película… Ahora todo está más al alcance de la gente, la tecnología ha ayudado mucho a eso. Otro debate es si la democratización es postiva.

Qué opinas del hecho de que grandes producciones cinematográficas decidan traer sus rodajes a Canarias

aliados-dunas-maspalomas

Ya he podido hablar un poco al respecto al principio de la entrevista, pero por resumirlo, veo positivo las oportunidades que genera, pero no basaría todo a esa carta, primero porque corremos el peligro que salga otro sitio con incentivos más jugosos, cosa que ya está pasando, y otra porque al final son historias en las que tampoco nos podemos identificar culturalmente.

Cómo ves el cine en Canarias dentro de unos años

Parece que durante toda la entrevista ha sobrevolado cierto pesimismo por la situación, pero en realidad siento optimismo porque la gente sigue haciendo cine a pesar de todo, aunque el cine ni sepa si va a seguir siendo cine o se convertirá en otro tipo de experiencia. Más corta, más momentánea.

La gente cada vez disfruta menos de las películas. Me explico, la gente no ve una película por verla, sino por la fama, por compartir su opinión. Sale la nueva de Joker y se convierte en un fenómeno por esta tendencia de ver el último viral. “Quiero entender el meme, quiero ser parte del meme”. No hay un interés genuino por la película, ni la serie.

La cultura del antispoiler va un poco por ahí. Yo soy el primero que no quiere saber nada de una película, pero el spoiler está centrando demasiado la atención. Parece que el disfrute último de la película pasa por conocer o no algún detalle de la trama cuando debería ser el propio desarrollo y las emociones que nos despierte lo que nos atrape. Al final, tanto viaje por la nostalgia como hay últimamente con los reboots debería recordarnos que podemos ver una misma peli muchas veces sabiendo lo que va a pasar. Así disfrutamos viendo mil y una veces Regreso al futuro, Solo en casa

La sociedad es muy recelosa de su tiempo

Además de esto, se une un factor, la sociedad es muy recelosa de su tiempo, de hecho, mientras están viendo una película hay gente que consulta el móvil, escribe… lo curioso es que no estoy describiendo lo que podría suceder en una casa, sino que en muchas salas de cine ves a gente con el móvil… muchas distracciones que me hacen sentir una tristeza muy grande. Quizás soy un clásico que no entiende las nuevas formas de consumir cine, no lo descarto, pero sí que veo actitudes peligrosas como la poca capacidad de concentración, el poco respeto por los artistas, el análisis momentáneo, el consumo instantáneo… son cosas que me provoca un debate muy fuerte, ¿será esto el futuro del cine? ¿triunfarán formatos cortos? ¿las próximas generaciones serán capaces de ver 2 horas de película sin desviar su atención? ¿para quién hablamos si nadie nos escucha?

Me voy por las ramas, pero creo que se entiende, el propio estado de salud del cine hace de un futuro incierto, pero del que sin embargo me hace ver con un rayo de luz que la gente siga haciendo cine.

Qué tipo de proyectos cinematográficos tienen éxito en Canarias

Es muy incierto, creo que si las productoras fueran un poco cuicas aprovecharían el gran estado de forma de la comedia y de cómicos canarios para hacer algo que aquí tendría éxito y que se podría exportar como pasa con muchas otras comedias locales. La comedia es una bandera con la que se identifica mucha gente, esa es su fuerza.

El éxito aquí también es relativo, ¿dónde está la medida del éxito? ¿En la respuesta del público? ¿En los festivales? De la entrevista creo que se puede extraer que al final el público es lo más importante en el cine. Por suerte en este año y pico que he podido estar en el Proyecto Bentejuí y he visto la respuesta de la gente in situ, cosa que los festivales no te dan en muchas ocasiones, he podido notar que la gente se va con algo de esa experiencia. ¿Eso es un éxito? Probablemente.

¿Hay figuras destacables en el cine canario?

Sí, a los ya mencionados Juan Carlos Fresnadillo o Elio Quiroga habría que sumar a Armando Ravelo que está haciendo una labor por la cultura canaria muy importante. Rescatar y poner en valor nuestra identidad es clave hoy día. Más cuando estamos siendo conquistados por muchos frentes. No podemos dejar de lado nuestra historia, es lo único que nos diferencia del resto y es lo que nos hace puros y auténticos.

David Pantaleón es otro nombre destacable con un cine muy libre y valiente. También destaco a Coré Ruiz que me parece el Carlos Vermut canario con un cine de atmósferas muy turbias, pero divertidas de surfear.
Canarias también tiene a cineastas que tocan el terreno de la no ficción o documental como quieran llamarlo para que no haya peleas. Y en este género hay propuestas muy interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOYDECINE.COM

BLOG DE CINE Y SERIES

Categorías