Connect with us

Críticas de cine

Crítica de El club del paro: ¡Caña aquí!

La próxima ronda la paga David Marqués, que dirige y escribe esta comedia española

Publicado hace

en

el-club-de-paro-pelicula-critica

David Marqués (guionista de Campeones) dirige y escribe El club del paro, una crítica a la sociedad española que entra como una cerveza bien fría en el lugar en el que se cambia al país: el bar. Pero no estaremos solos. En la mesa nos acompaña Carlos Areces, Fernando Tejero, Adrià Collado y Eric Francés, entre otros. Reserva sitio, abren el próximo 17 de septiembre.

En El Club del paro el teatro se mete en el cine

TRAILER DE EL CLUB DEL PARO | VÉRTICE CINE

Apuestas como la que nos toca, en la que (casi) todo sucede en un lugar, necesitan un casting a la altura. Puesto que el ritmo no solo se basará en lo ligero que sea el guion o que su montaje esté bien medido (fantástico Nacho Ruiz Capillas). Todo suma, pero sin un buen reparto, se vendría abajo. Destacando un genial Carlos Areces, que interpreta la versión del español medio quejicoso en el que todos nos sentiremos identificados. Alterado por la situación en la que se enfrenta, después de que su jefe (Antonio Resines) lo despida del periódico donde ha trabajado diez años.

En El club del paro, el chiste entre los personajes funciona por la clásica balanza entre lo ridículo y la lógica. Para que me entendáis, en la serie The office, el excéntrico e incompetente personaje de Steve Carrell estaba rodeado de gente normal y civilizada. Lo cual daba pie a crear las situaciones más bochornosas. En el bar, único espacio que comparten sus protagonistas, vendría a suceder lo contrario. Carlos Areces hace del tímido loser, pero con sentido común, rodeado de sus tres carismáticos amigos: Jesús (Fernando Tejero) un conspiranoico convencido que los reptilianos le rodean, Benavente (Adrià Collado) el suertudo torpe al que nadie entiende cómo todo le sale bien y El Negro (Eric Francés) un superviviente y emprendedor que se aprovecha de las normas para vivir sin ellas.

Los gags dialecticos entre ellos nos sacarán más de una sonrisa, mientras los vemos debatir sobre la situación del paro en el país, chanchullos económicos o divagaciones sobre la vida extraterrestre. Vaya, una versión menos dramática de Los lunes al sol (2002) o del documental El año del descubrimiento (2020).

Pero no te distraigas, que hablo en serio

Debajo de todos esos chismorreos entre caña y caña, el director David Marqués perfila una mordaz crítica hacia los que resoplan por lo mal que está todo y que envidian la suerte ajena. Con poca auto gestión, sin creer en ellos mismos y en medio de una transición tecnológica, donde las oportunidades laborales nacen a diario solo para aquellos que sean capaz de verlas y adaptarse a los cambios.

Estas ideas ya debían flotar en la cabeza del director hacía tiempo, puesto que El club del paro está basada en un corto del mismo nombre que dirigió en 2013. Y en el que repiten todos los actores menos Alberto San Juan. Ambas beben de la misma idea, pero en esta ocasión, el presupuesto da para sacar la cámara del bar y llevarla a diferentes localizaciones dando cierto respiro y ayudando a conocer más a los personajes (genial la entrevista de trabajo o la partida de póker).

Termínatela que nos vamos

El club del paro funciona por diversos motivos: sus personajes, por momentos esperpénticos pero siempre cercanos, funcionan, su guion tiene un ritmo que no permite que te aburras (esas entrevistas a la salida del bar) y su premisa resulta terriblemente cercana. Quizás en el último acto acabes algo saturado de beber una cerveza que dejó de tener gas hace rato. ¿Pero a quién le importa la bebida cuando la compañía es tan grata?

Pero antes…

Mencionar la que es, para mí, la mejor escena de la película (NO ES SPOILER), que resume a la perfección su idea principal con un sencillo pero justificado corte. “¿A qué partido has votado tú?” Se preguntan. La respuesta la dicen todos a la de tres por vergüenza al qué dirán (como si existiera una correcta). Pero no la oímos porque en ese momento, cambiamos a un primer plano del dispensador de cerveza, en que se esta sirviendo la siguiente ronda. El ruido espumoso que genera la columna revela la respuesta. Disfruten lo votado.

El club del paro se estrena el próximo 17 de septiembre en todos los cines.

Muchas pelis y libros pendientes de leer. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com.

Tendencias