Connect with us

Críticas de cine

El gran Maurice, el mejor peor deportista de la historia

Mark Rylance protagoniza esta comedia de Craig Roberts

Publicado hace

en

el-gran-maurice-pelicula-critica
3/5

El gran Maurice (The phantom of the Open), el nuevo largometraje dirigido por el ganador del BAFTA Craig Roberts (Belleza eterna), conocido por su interpretación en la película Submarine por la que recibió múltiples premios, llega a los cines de nuestro país este viernes 18 de noviembre de la mano de A Contracorriente Films.

El gran Maurice, un golfista entrañable

TRÁILER EL GRAN MAURICE | ACONTRACORRIENTE FILMS

La película, que se presentó en la pasada edición del BCN Film Fest y en el London Film Fest, está protagonizada por el oscarizado actor Mark Rylance (El puente de los espíasDunkerqueReady Player OneEl sastre de la mafia), junto a la nominada al Oscar Sally Hawkins (La forma del agua), y Rhys Ifans (Notting Hill, serie House of the Dragon) e Ian Porter (Salvar al soldado Ryan, El protector), entre otros. 

El gran Maurice está escrita por Simon Farnaby, y basada en la novela homónima de Scott Murray. Cuenta la historia real de Maurice Flitcroft, un padre de familia y operador de grúa en un pequeño pueblo inglés, que ve peligrar su puesto de trabajo debido a la inestabilidad económica del país. Tras ver un partido de golf televisado, Maurice queda enamorado del juego y decide participar en el torneo más importante del mundo, el Open Británico. Un plan maestro que tiene un único problema: Maurice no ha jugado al golf en su vida.

Este inglés, considerado como el peor golfista de la historia, se empeñó en aprender el deporte hasta convertirse en profesional.

Una comedia sencilla y encantadora

El sello de Simon Farnaby deja su huella en el guion. Cuando caes en la cuenta de que estamos ante el mismo creador de Paddington 2, eres capaz de ver muchas de las similitudes entre el pequeño oso y su nuevo protagonista, Maurice Flitcroft.

Mark Rylance da vida a este ingenuo e ingenioso padre de familia con un corazón dulce, que realmente cree que tiene derecho a competir contra los mejores del mundo en este particular deporte. Esta agradable historia contentará a todos por la gran labor del actor inglés.

Es cierto que Rylance parece haberse agarrado a un estilo de personaje que va mucho con su manera de actuar y su físico, pero también lo es que el papel de Maurice le viene como un guante, interpretando a un personaje que debería divertir a todos, no solo por su falta de habilidad para jugar al golf, sino también por su total falta de vergüenza y por sus constantes lecciones. Lecciones quizá algo simples (aunque efectivas), empeñadas en hacernos ver que siempre serán más importantes las ganas y el empeño que le pongamos a algo que de verdad queramos hacer, que el resultado y lo que pueda opinar el resto de ello.

Efectiva y por momentos ingeniosa

Toda la base de la película gira en torno a Maurice y su historia. En ella hay momentos emotivos y cómicos. Los arcos argumentales del resto de personajes acompañan siempre al de Rylance. El particular tono de comedia inglesa siempre está presente, y quizá otro de los puntos a destacar sea lo bien medido que está para nunca llegar al ridículo. Hay escenas visualmente ingeniosas y la música está maravillosamente seleccionada, pero nada llega a ser sobresaliente. La historia cae en muchos tópicos aunque reconocemos que por lo general, están muy bien llevados.

El gran Maurice es una de esas apuestas seguras que no apasionan pero difícilmente disgustan a nadie. Esta comedia, que llega a los cines patrios este viernes, se hace bastante ligera y al menos dejará un regusto agradable en cualquier paladar (por muy exquisito que sea). Nos cuesta creer que exista alguien que no encuentre enternecedor a Rylance. Una vez más, el actor inglés lleva gran parte del peso de la historia, aunque probablemente lo mejor sea su guion. Quizá fácil, pero elaborado y que funciona incluso en los momentos que tratan de ser conmovedores.

Podcaster y gran amante del séptimo arte. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com

Tendencias