Connect with us

Críticas de cine

El otro Tom: sin respuestas

Un drama sobre una familia de inmigrantes en Estados Unidos

Publicado hace

en

el-otro-tom-pelicula-critica
3/5

La pareja artística y sentimental formada por Rodrigo Plá y Laura Santullo escriben y codirigen El otro Tom, un drama sobre una familia de inmigrantes en Estados Unidos.

La película es una adaptación de la novela de la propia Santullo. Los guiones de la escritora, guionista y actriz afincada en México han sido premiados hasta en tres ocasiones por la Academia Mexicana del Cine.

En la próxima ceremonia del cine mexicano, El otro Tom estará presente en cinco categorías entre las que se incluyen mejor película y mejor actor y actriz revelación.

La triste realidad de El otro Tom

TRÁILER DE EL OTRO TOM | CON UN PACK DISTRIBUCIÓN

Como muchos lectores sabéis, llevo muchos años trabajando como profesor en España y Estados Unidos. Digo esto porque, desgraciadamente, soy espectador directo de la triste realidad educativa que presentan Plá y Santullo en El otro Tom.

Elena (Julia Chavez) es una madre soltera e inmigrante que lucha contra un sistema que estigmatiza a su hijo pero del que depende para sobrevivir. El pequeño (Israel Rodríguez) tiene un trastorno por déficit de atención e hiperactividad que le impide rendir en la escuela de acuerdo a sus profesores y es considerado un estudiante problemático.

Un maestro creativo adaptaría su práctica de manera que todo su alumnado pudiera acceder a los contenidos que se trabajan en un aula. Uno que no lo es, buscaría la manera de cambiar a su alumnado para que se adapte a su práctica. En este último caso, la manera más simple de hacerlo es a través de la medicación.

El gran pedagogo británico Ken Robinson se alarmaba por el tremendo aumento de prescripciones médicas en las escuelas de Estados Unidos para tratar el TDAH y lo achacaba a la dificultad del profesorado por adaptarse a una nueva generación expuesta a una gran cantidad de estímulos contra los que no sabemos competir.

En El otro Tom, Elena se da cuenta de los efectos secundarios que la medicación está provocando en su hijo y decide dejar el tratamiento. Una historia de David contra Goliat y más si tenemos en cuenta su situación socioeconómica.

Las actuaciones de El otro Tom

Las historias sencillas que no viven de efectos y trucos visuales necesitan un guion bien construido y unas actuaciones solventes.

En El otro Tom tiene el mérito de conseguirlo una pareja que debuta delante de las cámaras. Los mexicanos Julia Chavez e Israel Rodríguez llevan la historia con la carga justa de emotividad, sin regodearse en el drama y sobre todo, con gran naturalidad.

Como es normal en este tipo de cintas, la película ha girado por un gran número de festivales, siendo premiada en varios de ellos. Julia Chavez se hizo, por ejemplo, con el premio a la mejor actriz en el pasado Festival de Cine Internacional de Tokio (TIFF).

Más preguntas que respuestas

La historia de Plá y Santullo parece un trocito de vida. Como si cortásemos un pedazo de tarta y lo colocásemos de exposición en una vitrina.

La historia empieza y termina in media res, dejando la sensación de que ha sido amputada por ambos extremos.

Vamos conociendo a los personajes y su situación poco a poco, como recién llegados a sus vidas y nos despedimos de ellos con la sensación de haberlos abandonamos a su suerte.

Los títulos finales nos encuentran cargados de preguntas sin respuesta y con la necesidad de llamar a Elena para ver cómo le siguen yendo las cosas a ambos.

La película nos deja con la extraña sensación de que los directores nos han cerrado la puerta en las narices y no nos han permitido seguir acompañando su drama.

En conclusión

El otro Tom es una historia sencilla y sin alardes y ese es su mayor mérito. La película transpira honestidad en cada escena. En parte, gracias a la naturalidad de su pareja protagonista y a un guion que huye de artificios y melodramas.

Esta historia de madre soltera e inmigrante con hijo con trastorno TDAH tiene la autenticidad de un documental. Un guion que, desgraciadamente, refleja la cotidianidad de una situación que viven una gran cantidad de personas en Estados Unidos.

La cinta nos presenta la historia sin posicionarse y nos deja debatir si las decisiones que toma su protagonista son las más adecuadas. Los directores Plá y Santullo no la juzgan, solo la acompañan y nos invitan a hacer lo mismo.

El otro Tom es un trocito de realidad que se cuela en nuestro salón y a la que tenemos acceso limitado para después echarnos a la calle, dejándonos con más preguntas que respuestas.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de la novela "Las sombras que fuimos". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias