Connect with us

Críticas de cine

Errantes sin retorno, una historia Rohingya

Un sensible y gráfico documental sobre el día a día de algunos de los miles de refugiados birmanos que se han visto forzados a huir de su hogar al campo de Kutupalong, en Bangladés.

Publicado hace

en

errantes-sin-retorno

¿Recuerdas el momento en que naciste? ¿La primera vez que tocaste la tierra con las manos? ¿La primera vez que dijiste “papá” o “mamá”? ¿Esa primera vez que llamaste “casa” a tu casa?” Estas profundas palabras dan comienzo al documental “Errantes sin retorno, una historia Rohingya“; que pretende dar visibilidad a la realidad de más de medio millón de refugiados de esta etnia musulmana, que viven exiliados el campo de Kutupalong de Bangladés, el lugar de refugio más poblado del mundo.

Un reflejo del día a día de miles de refugiados rohingyá

El documental, que se estrena en España el próximo 4 de junio, está dirigido y producido por los quebequenses Mélanie Carrier y Olivier Higgins. Inspirada por el trabajo del fotógrafo Renaud Philippe, la pareja viajó al campo de refugiados bangladesí de Kutupalong para retratar y reflejar el día a día de miles y miles de refugiados rohingyá que viven y sobreviven en el exilio con la esperanza de superar los fantasmas del pasado. El film está producido por Mö Films, productora de Carrier y Higgins, y cuenta con el apoyo de las organizaciones UNHCR (ACNUR) y Save the Children.

En 2017, el ejército y la policía birmana comenzaron una operación de limpieza étnica contra la minoría musulmana rohingyá que vivía mayoritariamente en la región de Rakáin, al noroeste del país. Entre otros ataques, se produjeron masacres, violaciones y quema de hogares. Estas acciones fueron calificadas como genocidio por parte de las Naciones Unidas, así como por diversas organizaciones no gubernamentales.

Desde ese momento, cientos de miles de personas tuvieron que huir de sus hogares para salvar la vida, y la mayoría cruzaron la frontera con Bangladés con destino al campo de refugiados de Kutupalong. Un viaje de más de 200 kilómetros que muchos tuvieron que recorrer a pie. Más de 700.000 rohingyá se vieron forzados al exilio, y la población del campo se multiplicó por diez en tan solo unos meses.

Errantes sin retorno” destaca por la realidad que desprende

En febrero de 2018, el fotógrafo quebequense Renaud Philippe visitó por primera vez el campo en Bangladés, y su increíble trabajo inspiró a Carrier y Higgins para realizar este valioso y gráfico film, que dos años más tarde ha dado voz a diversos testimonios de refugiados rohingyá.

El documental muestra la vida cotidiana de los refugiados con una gran sensibilidad y delicadeza. Huye de prejuicios o superioridades morales traídas de occidente y tiene como objetivo primordial retratar objetivamente cómo transcurre la vida y recolectar las historias de personas de todas las edades. Una nada pretenciosa voluntad de dar protagonismo a los verdaderos sujetos sin una intervención externa que nada se echa en falta.

Errantes sin retorno” destaca por la realidad que desprende. Cuenta con una gran variedad de declaraciones que ponen en situación y sirven como recordatorio de lo difícil que puede tornarse la vida, pero que aún así siempre hay cabida para la esperanza y la voluntad de existir. Sin embargo, es la fotografía, excelente y veraz, la que impera y compacta este todo. Finalmente, el aderezo de los versos recitados por Kalam (uno de los refugiados) permite al espectador adentrarse en esta dura realidad en la que nadie está dispuesto a rendirse.