Connect with us

Críticas de cine

Fast & Furious X: Vuelve la familia

La saga de acción más icónica de los últimos tiempos llega a sus compases finales.

daniel-barrado-soydecine

Published

on

fast-furious-x-pelicula-critica
2.5/5

Fast & Furious X, la primera entrega de la trilogía que dará punto y final a la más ambiciosa saga de acción de la historia, llega a los cines el próximo 19 de mayo de 2023.

Louis Leterrier dirige el proyecto tras tomar las riendas después de la sonada dimisión de Justin Lin durante la producción. La cinta está protagonizada por el reparto habitual formado por Vin Diesel, Michelle Rodriguez, Tyrese Gibson, Chris “Ludacris” Bridges, Nathalie Emmanuel, Jordana Brewster, Sung Kang, Jason Statham, John Cena y Scott Eastwood, además de las oscarizadas Helen Mirren y Charlize Theron.

A ellos se unen actores de la talla de la oscarizada Brie Larson como Tess, una representante corrupta de la Agencia; Alan Richtson (la serie “Reacher”) como Aimes, el nuevo jefe de la Agencia que no parece sentir la misma predilección por Dom y su equipo que sí tenía su predecesor, el Sr. Nadie; Daniela Melchior (El escuadrón suicida) como una piloto callejera brasileña que mantiene un poderoso vínculo con el pasado de Dom; y la legendaria y oscarizada Rita Moreno en el papel de Abuelita Toretto, la abuela de Dom y Mia.

Trailer y Sinopsis de Fast & Furious X

Durante numerosas misiones más que imposibles, Dom Toretto (Vin Diesel) y su familia han sido capaces de ser más listos, de tener más valor y de ir más rápido que cualquier enemigo que se cruzara con ellos. Pero ahora tendrán que enfrentarse al oponente más letal que jamás hayan conocido. Un terrible peligro que resurge del pasado, que se mueve por una sangrienta sed de venganza y que está dispuesto a destrozar a la familia y destruir para siempre todo lo que a Dom le importa.

En Fast & Furious 5, de 2011, Dom y su equipo derrotaron al notorio rey brasileño de la droga, Hernán Reyes, y acabaron con su imperio en un puente de Río de Janeiro. Pero no saben que Dante (Jason Momoa, Aquaman), el hijo de Reyes, lo vio todo y ha pasado los últimos doce años planeando cómo hacérselo pagar a Dom.

El complot de Dante desperdigará a la familia de Dom desde Los Ángeles hasta las catacumbas de Roma, de Brasil a Londres, y de Portugal a la Antártida. Aparecerán nuevos aliados y reaparecerán viejos enemigos. Todo cambiará cuando Dom descubra que su hijo de ocho años (Leo Abelo Perry, la serie “Black-ish”) es el objetivo escogido por Dante para saciar su sed de venganza.

Crítica de Fast & Furious X

Fast & Furious X es otra hiperbólica entrega de una saga que hace tiempo que abandonó el tunning y lo underground para convertirse en un festín actioner consciente de sí mismo. Un bólido en piloto automático sin aparente sentido del ridículo que tiene siempre presente la familia como leitmotiv para impulsar su narrativa. En esta décima incursión en la saga, su forma de evento se eleva al máximo exponente cuando cada cameo toma un marcado cariz de aparición estelar. Además, las set-pieces son conformadas por mastodónticas persecuciones o combates de imágenes ilegibles pero innegablemente contundentes.

Su naturaleza palomitera, desenfadada e imperfecta deja entrever diversas carencias que obligan al analista (y al espectador más ávido) a realizar un ejercicio exigente de abstracción. Es reconocido que este tipo de propuestas son pura suspensión de incredulidad traducida al medio cinematográfico. Sin embargo, si se esquiva la obvia presencia del montaje inorgánico y el abrupto story-telling que conecta los sucesos de forma poco coherente, nos podemos aproximar de manera más amable a lo que se nos presenta.

Sólo si observamos la cinta con perspectiva, entendiendo su idioma y aceptando las reglas del juego, podremos conectar con ella. Puede sonar ventajista y condescendiente, si, pero yo lo catalogaría de proporcionado. Manejar las expectativas y adaptarnos a los distintos terrenos transitados es una de las asignaturas pendientes del público como colectivo.

El rey de Rio

En su amplio catálogo de desvergonzadas estampas, la cinta nos brinda un nuevo villano, caricaturesco e infantil. El Dante Reyes interpretado por un Momoa tan psicótico como entregado goza de sembrar el caos en un ejercicio de venganza que amplía una vez más el rico lore de la saga. Su paródica y pintoresca actitud de tintes esquizofrénicos y de apariencia extravagante dotan de una personalidad estimulante toda secuencia en la que hace acto de presencia en pantalla.

Sus acciones son absolutamente impredecibles y están impregnadas de una maldad infinita retroalimentada por su particular sed de justicia. Este personaje formará parte del broche que de cierre la saga, su participación se extenderá a lo largo de las siguientes películas de F&F.

Según ha confirmado Vin Diesel recientemente, estas llegarán en forma de una trilogía que dividirá esta décima entrega en tres partes como colofón final. De hecho, el tercer acto de Fast & Furious X culmina en una intermisión que detiene momentáneamente la acción de diversas tramas y sub-tramas de cara a su evolución y resolución en el futuro. El entramado expone todas las piezas de un puzzle que todavía no encaja, disponiendo a los personajes en situaciones adversas a las que tendrán que enfrentarse próximamente.

Conclusión

VIDEOCRÍTICA DE FAST & FURIOUS X | CANAL DE SOYDECINE.COM

No hay absolutamente nada de culposo en disfrutar de esta gamberrada irreverente para toda la familia que es capaz de mantenerse en pie gracias a una sólida factura técnica y su desparpajo. Los saltos al vacío, los figurados y los del Dodge Charger de Toretto, los amortiguan un trabajo impecable del elenco y del equipo de rodaje. Unidos en perfecta comunión para hacer homenaje a una franquicia que, le pese a quien le pese, es ya un icono de la cultura pop.

Crítico de cine, realizador audiovisual, coleccionista y analista de la temporada de premios.