Connect with us

Críticas de cine

Flashback: Un caldo denso hecho con ingredientes perecederos

Christopher MacBride dirige Flashback, una cinta presentada en el pasado festival de Sitges que combina suspense, psicodelia y viajes temporales.

Publicado hace

en

flashback-pelicula-critica-2021

Pastiche. Es inevitable que vengan a tu mente un gran número de películas mientras ves Flashback. El director canadiense Christopher MacBride mezcla un poquito de Matrix (hermanas Wachowski. 1999) , su pastilla roja y la realidad en la que vivimos atrapados, unas gotitas de El efecto mariposa (Eric Bress. 2004) y sus recuerdos del pasado, momentos de psicodelia y drogas a lo Requiem for a dream (Aronofski. 2000) y un misterio que recuerda al Memento con el que debutó Nolan hace ya más de veinte años. Ahondaríamos en más paralelismos con otras cintas, que los hay, pero eso nos llevaría irremediablemente a revelar partes importantes de la trama.

Solo tenemos que rascar un poco con la uña para descubrir que Flashback está cubierta de una fina capa de originalidad tras la que se esconden muchos elementos reconocibles.

Flashback deja más preguntas que respuestas

Dylan O’Brien (El corredor del laberinto) es un tipo corriente al que el encuentro fortuito con una cara familiar le hace rememorar una época de juventud que tenía olvidada. Necesitará la ayuda de sus antiguos compañeros de instituto Keir Gilchrist (Atípico) y Emory Cohen (Blue Bayou) para completar el puzle de una noche de juerga que lo cambió todo. A partir de aquí, MacBride construye una historia que se enreda en sí misma, obligándonos a plantearnos una infinidad de preguntas para después abandonarnos a nuestra suerte.

Flashback es una de esas películas que se terminan, si alguna vez lo hacen, tiempo después de acabar su visionado. Aún con los títulos de crédito finales en la pantalla, sentimos una necesidad imperiosa de buscar en internet las respuestas que el director no consigue darnos. Que el guión deje tantos agujeros por los que se derrama la historia puede ser algo premeditado. Quizá, la intención de MacBride sea que hagamos de la historia algo nuestro, que la interpretemos usando nuestra propia experiencia y que signifique tantas cosas como universos retrata.

Flashback es una película que demanda un cien por cien de nuestra atención y que nos genera la urgencia de comentarla y compartirla con alguien que pueda llenar el vacío que nos deja.

El apartado técnico de Flashback

Si hay algo que pone en evidencia Flashback es que se puede levantar una historia compleja a lo Nolan sin necesidad de un gran presupuesto o estudio detrás. La fotografía de Brendan Steacy (Titans) ayuda a generar la atmósfera adecuada para cada escena. El uso magistral de la luz y el color, combinados con una una brillante edición, son capaces de generar en nosotros la emoción necesaria en cada momento. Una de las escenas más poderosas de la cinta combina esos elementos, de manera vertiginosa, para conectar un monólogo a través del tiempo que hasta ese momento parecía inconexo y arbitrario.

Sin embargo, el uso abusivo de algunos recursos, como los interminables flashes de luz que conectan partes de la historia, parecen no aptos para personas con epilepsia y podrían usarse, de manera más efectiva, para ambientar una noche de fiesta en una discoteca de Ibiza.

En resumen

Christopher MacBride nos pone a prueba con Flashback, un thriller canadiense que necesita del espectador para adquirir significado. Una tarea nada sencilla que puede devenir en cierta frustración y dejarnos con la sensación de que nos hemos perdido en alguno de los cruces del metraje. 

Dylan O’Brien muestra una gran madurez interpretativa en un personaje que demanda de él distintos estados e intensidades. Su actuación y la acertada edición de la película son lo mejor de una cinta que nos recuerda demasiado a otras películas del género, a las que Flashback mira desde abajo con la admiración del hermano pequeño.

Puedes ver Flashback en Filmin.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de la novela "Las sombras que fuimos". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias