Connect with us

Críticas de cine

García y García: un vuelo a medio gas

Jose Mota y Pepe Viyuela, juntos en pantalla grande por primera vez

Publicado hace

en

garcía-y-garcía-critica

De la mano de A Contracorriente Films este 27 de agosto se estrena García y García, una comedia de enredos protagonizada por José Mota y Pepe Viyuela.

Interpretando dos personajes con el mismo nombre (Javier García), todo se complica cuando se cruzan en el aeropuerto y los confunden. Solo que uno es consultor de aerolíneas y el otro mecánico en paro.

Ambos acabarán suplantando la personalidad del otro en una sucesión de gags y sketches dirigidos por Ana Murugarren. Además, completan el reparto Eva Ugarte, Carlos Areces, Ricardo Castella, Jordi Sánchez, Antonio Resines o Jesús Vidal entre otros.

José Mota y Pepe Viyuela en su salsa

El divertido guion de Ana Galán esta formado por una serie de chistes y situaciones rocambolescas en las que los protagonistas, debo decir, se mueven como pez en el agua. Si bien hay momentos mejor parados que otros, esta comedia española resulta muy efectiva si quieres entretenerte sin más.

Y es que el casting me parece totalmente justificado para lo que nos quieren contar y cómo nos lo quieren contar. No es casualidad que veamos a José Mota interpretar a un hombre de negocios, fingiendo que es un mecánico en chándal (palillo en boca). O que a Pepe Viyuela (quien comenzó haciendo humor con una silla plegable) le veamos peleando con una cama articulada.

Cada uno se verá envuelto en su propia confusión por separado. Pero será cuando los dos compartan plano cuando se respire esa buena química entre ambos. Demostrando así que son dos veteranos del humor jugando en casa.

García y García cuenta con una idea algo trillada

La idea sobre el intercambio de personalidad no es nueva en el cine. Deberíamos ir al año 1936 para ver su primera incursión con El hombre que trocó su mente. Si bien algunas muy conocidas podrían ser Big, Cara a Cara o Ponte en mi lugar, la formula no parece agotarse con ejemplos más recientes tales como Este cuerpo me sienta de muerte o Soul.

Si tenéis en mente al menos una de las películas mencionadas, podréis imaginar lo que nos cuenta García y García. Y es precisamente ahí donde reside su punto más flojo, puesto que todo suena a demasiado visto. Además, en ocasiones, algún personaje como por ejemplo el de Naira Arnedo (haciendo de ex mujer psicótica bipolar), resulta desubicado de época, pareciendo que estemos viendo una película española de finales de los 90.

El problema no es la premisa, sino una mano algo torpe para la resolución de las secuencias, juntándolas de forma aleatoria sin tener gran consecución unas con otras o alargando el clímax durante la fiesta o en el aeropuerto. Deduzco que han tenido que tirar de tijeretazo en algún momento (la cinta dura poco más de 90 minutos). Y es que ese romance que aparece casi de la nada, por ejemplo, no parece tener suficiente justificación para José Mota. Una trama que solo sirve, simplemente, para estirar el chiste.

No nos pongamos finos

El tono esta siempre marcado entre lo absurdo, lo bizarro y, en ocasiones, lo infantil. Y al comenzar la película, tenemos suficientes atisbos para ver por donde irán los tiros.

Si estás en modo poco exigente y simplemente quieres pasar un rato entretenido, te gustará. Y si encima eres fan de José Mota y Pepe Viyuela no puedo más que recomendarte que el 27 de agosto, te pases por el cine para ver esta simpática gamberrada.

Muchas pelis y libros pendientes de leer. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com.

Tendencias