Connect with us

Críticas de cine

Garra: Una película made in USA con sabor español

Adam Sandler protagoniza la nueva cinta de Jeremiah Zagar para Netflix

Publicado hace

en

garra-pelicula-netflix-critica
2/5

El estadounidense Jeremiah Zagar dirige Garra, el último drama de Netflix sobre la superación en el deporte y las segundas oportunidades.

El cineasta nacido en Filadelfia y con gran experiencia en documentales, retrata una nueva versión del sueño americano con Adam Sandler a la cabeza, el jugador español Juancho Hernangómez, que debuta en la actuación, y una infinidad de caras conocidas del mundo del baloncesto.

No hay nada original en Garra

TRÁILER DE GARRA | NETFLIX

Si estuviéramos en un concurso de televisión y nos preguntaran sobre películas de superación en el deporte, nos saldrían mil de carrerilla. A los estadounidenses les encantan las historias en las que una persona llega a la élite empezando desde abajo gracias a su esfuerzo y perseverancia. Es su forma de vendernos el “American Dream” que, en un país con casi cuarenta millones de personas en condición de pobreza, cada vez nos cuesta más creer.

La cinta está plagada de mensajes manidos sobre nunca rendirse y perseguir tus sueños, entrenamientos de baloncesto aderezados de un poco de drama familiar y un millón de cameos del pasado y el presente de la NBA.

El toque español de Garra

Juancho Hernángomez, todo un campeón del mundo, mandó una cinta al casting de la película. Se trataba de una serie de vídeos en los que hacía el tonto con sus hermanos.

El primer sorprendido en conseguir el papel, fue él mismo.

De repente, se encontraba rodando en Filadelfia, de protagonista en una película con Adam Sandler. Según comenta en las entrevistas, nunca había planeado dedicarse a la actuación. Lo que empezó como una broma familiar acabó en un plató de cine.

La producción se movió a Mallorca donde Juancho invitó a varios compañeros de la selección a participar en una escena. Están Felipe Reyes, Alex Abrines, José Manuel Calderón y su propio hermano Willy Hernangómez.

María Botto completa el reparto español de una película que cuenta con actores consagrados como Queen Latifah o Robert Duvall.

Garra y sus actuaciones desiguales

Jeremiah Zagar tenía un papel muy difícil. Tratar de dirigir a actores profesionales con actores que no lo son siempre es un riesgo. Hay algunos casos en la industria en los que el experimento salió bien. En garra, no tanto.

Adam Sandler está muy bien en el papel como lo está su esposa de ficción Queen Latifah. A Juancho, sin embargo, se le ve suelto en algunas escenas y forzado y nervioso en otras. No es culpa suya. No es actor profesional, no tiene preparación previa y actúa en un idioma que no es el suyo. Bastante encomiable es que haya aceptado el reto.

Los cameos de algunos jugadores de la NBA son también muy irregulares en su actuación y la reunión de jugadores de la selección española, parece más una reunión de amigos que la escena de una película.

Una edición destacable

Como hemos dicho, Garra transcurre por territorio conocido. Todo nos suena, todo es predecible. Un déjà vu de casi dos horas en el que lo poco que destaca es el trabajo de edición de Tom Costain y Brian M. Robinson.

Las escenas que abren la película y en las que se suceden los entrenamientos están montadas con originalidad y dinamismo. La sucesión vertiginosa de planos en los que se observa, en apenas un segundo, el paso del tiempo y el estado de ánimo de su protagonista son lo mejor de la película. Quizá eso juegue en su contra porque los primeros compases hacen anticipar algo diferente que no acaba de materializarse.

Nuestra valoración de Garra

Garra es un producto exclusivamente dirigido a amantes del baloncesto aunque nos intenten vender que la película de Jeremiah Zagar es un drama para toda la familia.

Esta historia de superación transcurre entre obviedades, escenas copiadas e historias vistas mil veces en el cine. Ni siquiera la buena actuación de Sandler o la gracia de ver al español Juancho Hernangómez como protagonista salvan los muebles.

La película acaba sufriendo del síndrome Torrente, la única gracia es ir reconociendo las caras conocidas del mundo del deporte que aparecen en pantalla.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de la novela "Las sombras que fuimos". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias