Cargando...

Guapis (Cuties): Una buena película eclipsada por un mal marketing

Descubrí la película Guapis (también conocida como Mignonnes y Cuties) gracias a la gran polémica que arrastró tras su anuncio. En Twitter la gente acusaba a este film de la directora francesa Maïmouna Doucouré de ser un producto hecho para pedófilos.
No mentiré si digo que al ver el poster de Netflix de Cuties quedé bastante sorprendido. En él, un grupo de niñas de unos once años con poca ropa posaban de forma seductora, algunas de ellas llegando a marcar incluso su trasero. Sin embargo, y a pesar del odio que el film de Netflix Cuties había despertado en la gente, quería verla para poder opinar sobre esta obra por mí mismo, y así fue.

El éxito de ‘Cuties’

critica-cuties

A su llegada, el film de Netflix Cuties no solo se alimentó del odio de los usuarios de Twitter. La película cosechaba además el premio a la mejor dirección del Festival de Sundance y una mención especial en la Berninale. Además, recientemente se anunció como una de las preseleccionadas de Francia para aspirar a los premios Óscar. Entre una cosa y otra no es de extrañar que la película Mignonnes se convirtiera en una de las más vistas de Netflix en los últimos meses.

Review de Cuties

Es difícil hacer una review de Cuties intentando aislarla de las polémicas en las que se ha visto envuelta, pero estamos aquí para intentarlo.
La película de Netflix Guapis nos cuenta la historia de Amy (Fathia Youssouf), una niña de once años de origen senegalés que vive en una zona marginal de París junto a su madre y sus dos hermanos. Cuando la chica entra a su nuevo colegio conoce a un grupo de niñas (las Guapis) que han formado su propio grupo de baile. Con ellas, Amy comienza a cuestionar su propia cultura y a buscar su hueco en una sociedad completamente diferente a la suya a través de los sueños y ambiciones de sus nuevas amigas.

cuties-netflix-poster

El film nos habla, principalmente, de la hipersexualización de las adolescentes , pero también de la búsqueda de la propia identidad, especialmente en una edad y situación tan complicada como en la que se encuentra su protagonista.
La directora Maïmouna Doucouré firma también el guion de la cinta, hablándonos de una historia que podría ser tan personal que difícilmente la encontraríamos en una sala de cine (gracias nuevamente, Netflix, por hacer visibles a cineastas con menos peso en la industria). De esta forma, con Cuties se busca dar voz a protagonistas y culturas que durante años han sido silenciadas en la industria cinematográfica.

Sobre el reparto

Crítica Dear Werner (Walking on cinema), de Pablo Maqueda

Crítica Dear Werner (Walking on cinema), de Pablo Maqueda

Pero, en mi opinión, el gran poder de Cuties emana de sus protagonistas. A pesar de su inexperiencia, Fathia Youssouf se descubre como una de las grandes promesas del cine francés. Y aunque su grupo de Guapis también son dignas de elogio (especialmente Medina El Aidi) es ella quien lleva el peso del film, apareciendo en todas las escenas del mismo y mostrando a los espectadores una odisea de dudas, inseguridades y ese querer encajar en un mundo tan diferente al suyo.

pelicula-mignonnes

Como espectador llegué a empatizar e incluso a sufrir con Amy, pero Maïmouna Gueye, quien ocupa el lugar de la madre de la niña, nos regala una interpretación sobresaliente, con un personaje sufrido y lleno de dudas que, al igual que Amy, también llega a cuestionar una cultura realmente machista: la suya.

Metáforas y un choque de culturas

El choque cultural al que la joven se enfrenta al buscar su lugar en un mundo que ni nosotros mismos somos capaces de entender es tan brusco que se puede percibir el dolor y la confusión a la que esta se enfrenta. Y eso, gracias a la dirección y a la increíble interpretación de la joven Fathia Youssouf, se hace estupendamente.

No todo es bueno, por supuesto. En mi opinión el film tiene un ritmo y un montaje bastante irregular con el que a veces podemos llegar a sentirnos algo perdidos. Se incluyen, además, momentos más metafóricos, que si bien es cierto que se entienden perfectamente (todos ellos hacen referencia al daño que Amy está haciéndole a su propia cultura) no termino de sentir que encajen con el resto de las escenas.

Las escenas incómodas

guapis-netflix

Debo reconocer que la película tiene escenas bastante incómodas. Hablo de aquellas en las que se muestra a las niñas queriendo ser sexis, igual que esas artistas y bailarinas que vemos diariamente en los videoclips de las canciones de moda. Pero al mismo tiempo, mientras veía dichas escenas, me daba cuenta de que en plataformas como Tik tok o Instagram pueden encontrarse a cientos de miles de niñas que actúan de forma similar. Niñas que son hermanas, primas, conocidas e incluso hijas de esas mismas personas que han puesto a parir la película sin tan siquiera haberla visto. En fin…, la hipotenusa.

Con ello, creo que la película de Netflix Mignonnes y su mal marketing han logrado aludir a la doble moral de los espectadores (e incluso de los no espectadores).

Trailer Guapis

En resumen

La película de Netflix Cuties se ha convertido, en m opinión, en una de las grandes obras de la plataforma, que por culpa de las redes sociales no se ha entendido como debía ser, pues es una crítica a la hipersexualización de adolescentes tan presente en nuestra sociedad, y no una forma de alabarla.
Actualmente todos los amantes del cine disponemos de plataformas como Netflix, así que mi gran recomendación es que veas Mignonnes online antes de dejarte llevar por las opiniones de otros que ni siquiera la han visto.

El Exorcismo de Emily Rose, conoce la historia real

El Exorcismo de Emily Rose, conoce la historia real

Publicado en: Películas de drama

Lionel Marrero
Lionel Marrero
Fundador de Soydecine.com, gran amante del cine, las series y los videojuegos. Me encantan en especial las películas de animación y todo aquello desarrollado por Walt Disney

2 comentarios sobre “Guapis (Cuties): Una buena película eclipsada por un mal marketing”

  1. Entiendo el argumento de no atacar la película sin haberla visto, pero hacer una defensa desconociendo como es el producto final puede resultar incluso peor, porque sólo alguien que no la vió puede defender este producto tan vomitivo.
    La película si contiene escenas explícitas inapropiadas para una niña, contiene pasos de baile donde simulan masturbarse (y la masturbación no tiene nada de malo en si, pero creo que podemos concordar de que es inapropiado grabar a una menor de 11 años haciéndolo o simulándolo, incluso estando en público, sobre todo tratándose de una película dirigida a adultos). Hay simulaciones de nalgadas, closeups a sus culos (me siento hasta un imbecil diciendo esto) y los ángulos de cámara son muy similares a los que se utilizaron con Megan Fox en Transformers, buscan enfocar el cuerpo desde un ángulo enteramente sexual. Eso quiere decir que la directora marcaba a las niñas que hacer una y otra vez hasta que la toma quede perfecta, las niñas desde los “ensayos” con coreografos profesionales, quien sabe cuantas semanas antes ya venían haciendo lo mismo.
    La premisa en si misma no es el problema, la elección del cast y ejecución si que lo son, y MUY grave. Ninguna pieza audiovisual, por mucha crítica social que tenga, justifica exponer a menores de edad de esa manera. Si a Natalie Portman, sin hacer un rol sexual le llegaron amenazas de violación por Leon The Professional, si a los niños de Stranger Things, sin estar sexualizados, les estaban haciendo chistes de pedofilia e incluyendo a Millie Bobbie Brown en listas de “mujeres sexys”, exponer a niñas con, literalmente, una connotación hipersexual, puede devenir en una consecuencia mucho peor para ellas, dañarlas psicológicamente y exponerlas a depredadores.
    La historia sería completamente distinta si la película hubiese sido sugestiva (insinuando, más no mostrando, como hacen en muchas películas de terror con niños) o si hubiesen elegido a un cast de mayor edad de apariencia más jóven (así como hicieron con KIDS de 1995), pero no es el caso. Estamos hablando de personas reales, de niñas reales, que tienen una integridad y salud mental que se debe proteger. Exponer a menores de entre 11 y 14 a los riesgos de la sexualización intencionada NO es algo feminista y se podía hacer exactamente la misma crítica social sin necesidad de esto.
    Perdón que diga esto, pero no porque la película esté dirigida por una mujer negra, musulmana y feminista (alguien perteneciente a un grupo oprimido) significa que automáticamente tenga que ser aplaudida sin antes verla. Creo que deberían considerar esto a la próxima.
    Si realmente la vieron y no notaron nada de sexualización, me parece bastante grave, y me hace cuestionar si realmente vieron la misma película que yo.

    1. Muchas gracias por tu comentario y por el feedback, David. Como hablábamos por Facebook estoy bastante de acuerdo en algunos puntos que comentas. Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *