Connect with us

Críticas de cine

Crítica de Gunpowder Milkshake: Las mujeres se abren camino a puñetazos

Una violenta gamberrada plagada de mujeres guerreras que transita a caballo entre el cómic, la cultura pop y los beat’em ups.

Publicado hace

en

gunpowder-milkshake-coctel-explosivo-critica

El israelí Navot Papushado escribe y dirige Gunpowder Milkshake (Cóctel Explosivo), una violenta gamberrada plagada de mujeres guerreras que transita a caballo entre el cómic, la cultura pop y los beat’em ups.

Navot Papushado aparca el terror

TRAILER DE GUNPOWDER MILSHAKE (CÓCTEL EXPLOSIVO) | VÉRTICE CINE

A los consumidores de terror, el nombre de Papushado les sonará familiar. El director debutó en el largo con Rabies (2010), conocida como el primer largometraje de terror israelí. Tres años después volvía a asustarnos, esta vez con un toque de comedia negra, en la divertida Big Bad Wolves (2013). Sin abandonar el género, un año después, dirigió uno de los veintiséis episodios de la antología de terror ABCs of Death 2 (2014).

Papushado cambia de registro en Cóctel Explosivo y se pone tras las cámaras para dirigir a un veterano grupo de actrices, en un film de acción pura, coreografías espectaculares y movimientos imposibles, en el que no escatima en violencia, reivindicación y mala leche.

Gunpowder Milkshake es un producto de su tiempo

A Hollywood siempre se le ha visto el plumero en el tema de género. Las producciones estadounidenses, con su alcance internacional, han servido de escaparate a una discriminación global. El cine ha sido, con permiso de la televisión, uno de los mayores transmisores de prejuicios y estereotipos de la historia. Hace años que alguien levantó la alfombra y dejó a la vista las vergüenzas de una industria que iba arrinconando a las actrices que pasaban de los cuarenta. Algunas empezaron a alzar la voz. Después, llegó el movimiento #Metoo y el escándalo Harvey Weinstein. El cual no sorprendió a nadie en Los Ángeles. Un secreto a voces que había durado demasiado tiempo.

Este es el contexto en el que Navot Papushado y Ehud Lavski escriben Gunpowder Milkshake.

No es casualidad que Lena Headey (Cersei Lannister en Juego de Tronos) , Carla Gugino (El juego de Gerald), Michelle Yeoh (Tigre y Dragón) y Angela Bassett (Black Panther) pasen con holgura de los 40. No es casualidad tampoco que demuestren tener gasolina de sobra para participar en una película tan física, ni que se enfrenten a una organización de hombres de la destacan que “siempre han sido los que han puesto las reglas pero eso va a cambiar“.

El contrapunto de edad lo pone Karen Gillan (Guardianes de la Galaxia). Una joven asesina a sueldo cuyo error en una misión hace que necesite la experiencia de su madre y de sus antiguas compañeras.

Gunpowder Milkshake es un espectáculo visual

Cóctel Explosivo es visualmente un espectáculo. En gran parte gracias al veterano director de fotografía neozelandés Michael Seresin, responsable de películas tan conocidas como El expreso de medianoche, Harry Potter y el prisionero de Azkabán o El amanecer del planeta de los simios. El uso de las luces de neón y los colores brillantes que tiñen muchas de las escenas le dan a la cinta una estética muy pop y la convierten en un deleite para la vista.

A la espectacularidad de la película contribuyen también las escenas de lucha dirigidas por el coreógrafo Laurent Demianoff. Unas peleas cargadas de humor y violencia a partes iguales y en las que cualquier cosa en el set es susceptible de ser usada contra el enemigo.

Un cóctel explosivo

Navot Papushado consigue en Gunpowder Milkshake un cóctel cargado de elementos atractivos. Una puesta en escena visual espectacular, un tono desenfadado y divertido y una violencia regada de grandes dosis de humor.

Todo ello llevado en volandas por unas veteranas actrices, que aguantan el tipo en el apartado físico y reivindican su hueco en una industria que parece castigar en un rincón a las que pasan de los cuarenta.

Cóctel Explosivo es una película para disfrutar sin hacerse preguntas. Si nos planteamos por qué los personajes hacen a menudo lo que parece menos lógico, la respuesta es siempre la misma, porque mola.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de la novela "Las sombras que fuimos". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias