Connect with us

Series

Historias para no dormir: actualizando un clásico

El clásico televisivo de Chicho Ibáñez Serrador regresa por todo lo alto en Prime Video

Publicado hace

en

historias-para-no-dormir-prime-video-critica

Vuelve Historias para no dormir. Amazon Prime Video y Televisión Española revisitan el clásico televisivo creado por Chicho Ibáñez Serrador en los años 60. El proyecto consta de cuatro episodios que, aún siendo remakes de los emitidos hace más de cincuenta años, están adaptados a los nuevos tiempos en un formato que les sienta muy bien.

Los directores a cargo de versionar algunos de los capítulos más icónicos de la serie original son Paco Plaza (REC), Rodrigo Cortés (Buried), Paula Ortiz (De tu ventana a la mía) y Rodrigo Sorogoyen (Antidisturbios).

Los episodios elegidos para esta nueva versión son tres de los emitidos en la primera temporada de 1966 y uno de la tercera, televisado en 1982. Los títulos, que se mantienen igual que en el original, son La broma, El doble, Freddy y El asfalto.

La historia de Historias para no dormir

Trailer oficial de historias para no dormir | PRIME VIEDO

Hace cincuenta y cinco años se estrenaba en nuestro país una serie para televisión en la que cada capítulo nos contaba una historia diferente. Lo único que tenían en común los episodios dirigidos por Chicho Ibáñez Serrador era la intención de compartir con el espectador historias terroríficas, angustiosas o inquietantes.

La mayoría de ellas estaban basadas en relatos de autores clásicos del género como Ray Bradbury, Edgar Allan Poe o Robert Arthur aunque también había espacio para guiones originales escritos exclusivamente para la serie.

Las tres temporadas (dos de ellas en los sesenta y la última en los ochenta) fueron acogidas con entusiasmo por el público de la época y le dieron a la producción estatus de culto y convirtieron a su director en uno de los grandes directores de género en nuestro país.

Entre la serie original y esta del 2021, encontramos seis películas impulsadas por el propio Ibáñez Serrador y que se reunían bajo el título Películas para no dormir. Esos largometrajes dirigidos por Álex de la Iglesia, Jaume Balagueró, Mateo Gil, Enrique Urbizu, Paco Plaza y el propio Chicho no tuvieron demasiado recorrido y solo dos de ellos fueron emitidos en prime time.

Los episodios de Historias para no dormir

historias-para-no-dormir-2021-prime-video
Historias para no dormir | Imagen cedida por D y P comunicación

El asfalto (Paula Ortiz)

La historia original duraba treinta minutos y, tras la presentación de rigor a cargo de Ibáñez Serrador, nos contaba la historia de un elegante señor de bastón y sombrero que paseaba entre los decorados diseñados por Mingote, hasta quedar atrapado en el cemento de la calzada. Una alegoría de un Don Nadie al que se lo traga la tierra que sigue funcionando en el guion adaptado por Rodrigo Cortés y el escritor Manuel Jabois.

Aquí, el señor con sombrero se transforma en un, tan de moda, repartidor de comida en bicicleta. Aunque ambas historias comparten un tono cómico en el que se critican aspectos de la sociedad de cada época, la versión de Paula Ortiz añade una dimensión dramática, profundizando en la vida del protagonista y el hijo que está esperando.

Dani Rovira e Inma Cuesta están a la altura de una historia que les viene como anillo al dedo. Atención también al divertido momento de Juan José Ballesta.

Paula Ortiz sigue demostrando su gran hacer tras las cámaras. La directora zaragozana ha recibido varias nominaciones al Goya a pesar de su corta carrera. Lo hizo en la categoría de dirección novel por De tu ventana a la mía y a mejor dirección y guion adaptado por La novia. El premio acabará llegando.

El doble (Rodrigo Sorogoyen)

La historia de Sorogoyen transforma el robot de la original en un clon para contarnos esta historia de futuro distópico no tan distante. El episodio original estaba basado en un relato del estadounidense Ray Bradbury. Aquí el guion adaptado del guion adaptado corre a cargo de el propio Sorogoyen y el guionista Daniel Remón.

Vicky Luengo y David Verdaguer dan vida a una pareja en crisis que lucha por salvar su relación. Sin embargo, los dos se encuentran inmersos en una especie de triángulo amoroso involuntario que desemboca en engaños y violencia.

La actuación de ambos es magistral y consigue envolvernos en un manto de tensión latente que nos arrastra hasta los créditos finales. El director de la encumbrada serie Antidisturbios vuelve a demostrar porqué es un genio narrativo capaz de construir historias sobre castillos de naipes y tener al espectador constantemente en la cuerda floja, esperando a que todo se derrumbe.

Freddy (Paco Plaza)

historias-para-no-dormir-freddy
Historias para no dormir | Imagen cedida por D y P comunicación

Paco Plaza es un referente del terror en nuestro país, por eso no es de extrañar que él sea el encargado de dirigir el episodio más ceñido al género de terror de los cuatro que conforman esta antología.

En los años ochenta, el muñeco Freddy fue capaz de aterrorizar a todo un país. Una historia con muñeco diabólico que se estrenó en televisión española años antes de que el juguete slasher más famoso, Chucky, saltara a escena. Pronto, este episodio de Historias para no dormir estuvo en boca de todos y se convirtió en uno de los más populares de la serie.

El homenaje que Paco Plaza y Alberto Marini le hacen al propio Chicho en el guion es una maravilla. En la historia original, un teatro de variedades llega a la ciudad con su espectáculo. Aquí nos encontramos con un producto de metacine en el que Chicho Ibáñez Serrador está grabando una película. El mítico director está encarnado por un soberbio Carlos Santos. A él se une Miki Esparbé como el actor que debe lidiar con el astuto muñeco.

La historia es una mezcla de comedia, terror y slasher que resulta en puro entretenimiento y a la que el tono nostálgico le sienta muy bien.

La broma (Rodrigo Cortés)

Desde el minuto uno, Eduard Fernández se come la pantalla. Su actuación como gracioso sin gracia al límite del cuñadismo es un espectáculo. Solo necesita un segundo de metraje para definir su personaje y ganarse nuestra enemistad inmediata.

El guion del propio Rodrigo Cortés, plagado de un fino sentido de la ironía, contribuye a la definición de los personajes.

En seguida pasamos, desde el interior de un coche, del tono cómico desenfadado al thriller más claustrofóbico. Uno en el que Nathalie Poza y Raúl Arévalo intentan llevar a cabo su plan pero nada sale como estaba preparado.

La película tiene un cierto sabor a Hitchcock, al que el director orensano conoce muy bien y al que añade su peculiar sentido del humor cargado de mala leche. Rodrigo Cortés es capaz de construir, en poco metraje, un thriller efectivo plagado de traiciones y giros de guion.

Nuestra valoración de Historias para no dormir

historias-para-no-dormir-2021-critica
Historias para no dormir | Imagen cedida por D y P comunicación

Es difícil valorar de forma conjunta una antología de este calibre. Cada uno de los cuatro episodios de Historias para no dormir está dirigido por una persona diferente, los guiones no guardan relación entre sí y el tono de cada historia es diferente.

Aunque algunos episodios nos gustan más que otros, los cuatro tienen en común una factura brillante, un elenco actoral de primer nivel y unas narraciones que mantienen nuestro interés de principio a fin.

Era difícil pensar que los nombres que están detrás de esta producción no iban a estar a la altura. Ya sea una tragicomedia como la que nos propone Paula Ortiz en El Asfalto, la ciencia ficción opresiva de Sorogoyen en El doble, el slasher de Paco Plaza con Freddy o el thriller de asesinatos de Rodrigo Cortés, todas y cada una de ellas justifican su existencia por algún u otro motivo y son altamente disfrutables.

Solo tenemos un gran pero, que no hayan rodado más episodios.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de la novela "Las sombras que fuimos". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias