Connect with us

Noticias de cine

Indie & Doc Fest Cine Coreano: hablemos de su 4ª edición

¡Nos subimos a la ola surcoreana!

Publicado hace

en

4-indie-doc-fest-cine-coreano

Es un hecho que el amor por el cine no entiende de fronteras, de idiomas, razas ni minutaje. Aquí lo importante siempre ha sido conseguir pescar una buena historia.

En los últimos años, lugares como Corea del Sur son el vivo ejemplo de que no se necesitan escenarios llenos de VFX para ofrecernos una película de Óscar.

Esta semana el Centro Cultural Coreano de Madrid, el SIFF (Festival de Cine Internacional de Seúl) en colaboración con ECAMCineteca MadridFilmin, la revista Caimán, y CineAsia nos ha traído el 4º Indie & Doc Fest Cine Coreano. Aunque existía la posibilidad de disfrutarlo en salas de cine en Madrid, Filmin les ha facilitado un espacio para disfrutar de las películas presentadas en los festivales coreanos, muchas de ellas con premios ya a sus espaldas. 

El cine coreano y su espíritu indie

Si es la primera vez que sientes curiosidad por el cine de origen surcoreano hay varias cosas que tienes que tener claras antes de darle al play:

Su crítica radical en prácticamente todas las obras sobre el sistema separatista entre el gobierno, las entidades privadad, ricos y pobres. Observarás que siempre buscan entretener al público, hacerlo reflexionar sin miedo a explorar diferentes narrativas, ya sea en films mas cotidianas (Minari, Parásitos…) o en las propuestas mas comerciales (Train to Busan). Ejecuciones de 10 tanto delante como detrás de cámara. El cine surcoreano se está convirtiendo en un referente para cualquier cinéfilo. Kang-ho Song,  Byung-hun Lee o un Min-sik Choi son un ejemplo del gran potencial que hay en el país.

Tres joyas del Indie & Doc Fest Cine Coreano

En el post de hoy os dejo con tres de los descubrimientos que con más intensidad he podido disfrutar durante el Indie & Doc Fest Cine Coreano, aunque la variedad ha sido mucho más cuantiosa.

Baseball Girl

CHOI Yun-tae nos trae un drama sobre qué representa ser mujer y su deseo de entrar en el mundo béisbol profesional, que no entiende de sexos sino de calidad. Un deporte en el que a día de hoy la mayoría de participantes son hombres. 

Premiada en el Festival de Cine Asiático de Nueva York y en el Festival de Cine Independiente de Seúl. El film tiene como protagonista a Lee Joo-Young, actriz que aparee en el K-Drama Itaewon Class, comentado con anterioridad en otro artículo.

Esta película es un claro ejemplo de que contar una historia de carácter cotidiano puede llevar una carga emocional ligera y aún así, apoyándose en el apartado técnico, la narrativa te arrope de forma que las casi dos horas de metraje que dura la cinta se te pasen volando.

Moving on

Con su ópera prima, Yoon Dan-bi, ya ha ganado el premio “Futuro brillante” en el Festival de Róterdam y varios galardones en el Festival de BusanMoving On ahonda profundamente en los problemas familiares. Dos niños y su padre, sin presente ni futuro, van a vivir con el abuelo durante el verano. Al grupo de personajes principales también se suma su tía, que está en proceso de divorcio.

Un film contemplativo, sin ninguna otra intención más allá que la de contarnos cómo la vida pasa. La cinta nos habla de la posibilidad de explorar la responsabilidad del vínculo familiar y del gran peso que puede suponer a nuestra descendencia el no expresar nuestros sentimientos.

Sunset in my hometown

Lee Joon-ik protagoniza la película que a mí más me ha gustado: Sunset in my hometown. El film oscila entre el drama y la comedia. Un joven que intenta hacerse un hueco en el difícil mundo del rap, su vida dará un vuelco al recibir la llamada del hospital de su pueblo y la frágil salud padre enfermo. Emprende entonces un viaje interno en el que encontrándose con viejos rostros de su infancia intentará llegar al momento en el que perdió el norte.

En ella aparece un reparto que nos sonará, Park Jung-min (Psychokinesis) y Kim Go-eun (Coin Locker Girl, Goblin) entre otros. Un trabajo de fotografía que me absorbió desde el miunto uno. Una banda sonora muy bien integrada junto con unos diálogos que te retuercen por dentro. Sin duda un caramelito para los buscadores de historias con un trasfondo bastante personal y reflexiones muy interesantes. 

Desde luego, me quedo con ganas de navegar entre otras muchas de estas piezas, pues sinceramente creo que algunas de ellas valen oro. Si os pica la curiosidad no dudéis en adentraros en cualquiera de ellas porque os puedo confirmar que es un viaje sin billete de retorno.

Consumidora compulsiva de series y kdramas. Recomiendo perlitas audiovisuales actuales y otras que quizás entre tanta paja se perdieron en el tiempo. Puedes encontrarme en Instagram como @monodeseries o colaborando en el podcast de SOYDECINE.