Connect with us

Críticas de cine

Iniciales S.G., una comedia dramática sin nada que esconder

Diego Peretti interpreta a un hombre en crisis que no es capaz de controlar su ira

Publicado hace

en

iniciales-s-g-pelicula-critica
3/5

En Iniciales S.G, Diego Peretti interpreta a un hombre en crisis que no es capaz de controlar su ira, mientras un accidente pone en peligro su trabajo como actor en muchas producciones.

El ritmo y los giros en el guión de Iniciales S.G.

En Iniciales S.G. se nos cuenta la historia de Sergio Garces, que con 50 años se comporta como si tuviese 25. Es actor porno, pero también extra en películas dramáticas. El se sigue considerando atractivo, joven. Le acompañamos en una racha de mala suerte que le acompaña en la recta final del mundial de fútbol del 2014. Nos encontramos ante un film de personaje, por lo que tenemos un protagonista indiscutible. Sus amigos le llaman “Francés” porque cuando era joven grabó un disco de covers del famoso cantante Serge Gainsbourg en castellano. De ahí sacamos el título del film.

Sin lugar a dudas, desde el libreto de Rania Attieh y Daniel Garcia , es una película muy libre, contando la situación del personaje de una manera descarnada y sin frenos. Además, estamos acostumbrados en las películas de personajes, a estar con ellos en todo momento, desde los más frenéticos, hasta los mas contemplativos. No es ese tipo de película. El guion se encarga de no dejarnos tiempo para descansar, ya que continuamente nos bombardean con información, con comedia, con giros inesperados. La vida de Sergio es caótica, está llena de cambios, y se encargan muy bien de mostrarlo en la manera de narrar.

Un personaje sin justificación

Una de las novedades que más me ha gustado en Iniciales S.G. es la poca justificación que le dan a la actitud del personaje, a sus acciones reprochables, a la cantidad de problemas que tiene. Estamos acostumbrados a obtener una explicación, relacionada normalmente con traumas del pasado, que hacen que nuestro nivel de empatía crezca y entendamos a los personajes imperfectos. Aquí conocemos su contexto, pero no llega en modo de explicación. Es una decisión muy interesante que la dirección Rania Attieh sabe aprovechar muy bien.

Tenemos una voz en off que con mucha comedia nos va contando algunas claves, pero no es algo muy continuo, está en momentos clave del film. Ayuda a que entendamos algunas cosas, pero solo para conocer mejor a Sergio, no para entenderle. La ficción se preocupa sobre todo de que a pesar de todo, el personaje nos caiga bien, y aunque todo le salga mal, queramos que en algún momento la suerte le sonría. Y no es algo nada fácil de lograr, ya que el personaje se las ingenia para que no comprendamos las cosas que decide.

En Iniciales S.G. Diego Peretti se come la pantalla

Si hay algo que funciona bien en Iniciales S.G. es sin duda su protagonista, con el increíble trabajo que hace Diego Peretti. Un personaje no solo creíble por la fuerza que el actor le transmite, energica pero cansada a la vez, sino por lo bien que transmite todo. Nos hace reír, nos da lástima, nos transmite sus pasiones por muy pasadas de rosca que estén, y al final, crea un retrato muy personal, algo único, algo que tiene vida propia y respira autenticidad. Hemos visto personajes similares, pero nunca de esta manera, y eso al final se queda con nosotros.

Los secundarios están bien, pero tienen poquita relevancia dramática, exceptuando la mujer con la que Sergio mantiene una relación bastante especial, interpretada por Julianne Nicholson, que nos hace entender las motivaciones de ella: una mujer que es rechazada, pero que sigue interesada en alguien como Sergio. Hay un momento en el que la voz en off la analiza, pero antes de eso, con la interpretación de Julianne ya sabemos por dónde van los tiros. Todas las interpretaciones nadan a favor del mismo objetivo, y algunas nos sacan un poco de la historia, pero en general, triunfan.

Sin convenciones y poco previsible

Lo mejor de Iniciales S.G. es que no intenta quedar bien con nadie. Su personaje es como es, y hay que retratarlo tal cual, con sus momentos buenos, sus momentos no tan buenos y sus momentos malos. Y así lo hacen. Así lo cuentan. No hay momento de la película que veamos un ápice de bienquedismo, de tratar, como ya hemos dicho, justificar las acciones de su protagonista. El personaje tiene ira contenida que a veces explota, se cree algo que no es, pero él mismo no sabe lo que le pasa. Nosotros desde fuera acabamos por saberlo, además hay una voz en off a cargo de Daniel Fanego que nos explica varias cosas relevantes.

Esta libertad a la hora de plasmar su vida y contexto, hacen que la película sea imprevisible, pero es más por nuestra falta de costumbre. Nada es bizarro porque sí, todo tiene una coherencia dentro de la historia que es innegable. Incluso los giros más locos nos dejan con la boca abierta para segundos después pensar: “si es que tenía que pasar tarde o temprano”.

¿El fútbol como reclamo?

Es cierto que el contexto de Iniciales S.G. es en la recta final del mundial de fútbol de 2014, concretamente el momento en el que Alemania ganó a Brasil. Sergio, nuestro protagonista, no se pierde un partido, y muere por Argentina. De hecho, cree que cuando a el equipo le va bien, a él también. Nos ayuda a entender que necesita algo ajeno a lo que agarrarse, para no tener que encargarse de su propia vida. Pero también es cierto que funcionaría con cualquier otro deporte o actividad. Entendemos que el fútbol es muy importante en el país, y tiene sentido, pero algunas referencias que se acaban dando no aportan demasiado a la historia que se nos cuenta. Pero desde luego, no molesta.

Además, en conclusión de la cinta, para mi, arreglan todos esos detalles innecesarios que ocupan algunos minutos de más. Con el fútbol como protagonista de la ironía, el final de la cinta de 97 minutos llega como un tiro. Memorable y sarcástico, cómico y dramático, como la vida de Sergio, como la vida de todos.

Iniciales S.G. es una película a tener en cuenta

Siempre que descubrimos algo que supone un soplo de aire fresco para lo que acostumbramos a ver nos alegramos, y Iniciales S.G. es uno de esos casos. A pesar de algunas interpretaciones secundarias que no llegan al nivel del protagonista, y algunos detalles en los que se hace mucho hincapié pero que realmente no aportan demasiado, es una película que nos deja un sabor de boca de haber visto algo que merece la pena.

Desde pequeño llevaba las cintas de VHS al salón en vez de usar juguetes. Crecí viendo cine, estudié realización y guion. Comparto el cine, mi estilo de vida, en CasadoConElCine. Una película no acaba en la pantalla, continúa en la conversación que crea.

Tendencias