Connect with us

Críticas de cine

Irati, una aventura llena de mitología vasca

Una película llena de aventuras épicas, visualmente atrayente y completa, con unos temas accesibles y trasladados con el propio desarrollo de la ficción

Publicado hace

en

irati-pelicula-critica
5/5

La mitología es algo que acompaña al cine en muchas ocasiones. También tenemos los argumentos universales, que se crearon en un momento dado y se repiten a lo largo del tiempo en toda forma narrativa. Es normal, ya que nuestras preocupaciones, miedos y anhelos siempre son similares. Pero la manera de contar todo esto, su forma, es lo que suele diferenciar un proyecto de otro. Lo que os traemos hoy en Soydecine.com es Irati, la nueva película de Paul Urkijo, que en el festival de Sitges gustó mucho y se llevó el premio del público. Film en el que la mitología vasca y la aventura fantástica son protagonistas.

Una historia épica

TRÁILER ED IRATI | IRATIFILM

Irati nos sitúa en el siglo VIII. Ante el ataque del ejército de Carlomagno atravesando los Pirineos, el líder del valle pide ayuda a una diosa ancestral. Mediante un pacto de sangre, derrota al enemigo dando su vida a cambio, pero antes, hace prometer a su hijo Eneko que protegerá y liderará a su pueblo en la nueva era. Años más tarde, Eneko afronta esa promesa con una misión: recuperar el cuerpo de su padre enterrado de forma pagana junto al tesoro de Carlomagno. Pese a su fe cristiana, necesitará la ayuda de Irati, una enigmática pagana de la zona. Los dos jóvenes se adentrarán en un extraño e inhóspito bosque donde “todo lo que tiene nombre existe”.

Una estructura clásica de viaje de personajes que chocan, del punto A al punto B, con una importante misión, en un contexto hostil e interesante. Aunque esta estructura la reconozcamos, funciona a las mil maravillas, y le da tantas posibilidades a la historia que la hace original y fresca. Y es que el pretexto del guion que firma el propio director le da pie para explorar todo lo que le interesa: criaturas mitológicas y grandes luchas épicas en ese mundo medieval. La aventura funciona, y queremos acompañar a estos personajes en todo lo que les pase. Únicamente por ello, ya presenciamos el espectáculo con muchas ganas.

Los protagonistas de Irati son sólidos

En términos de guion hay algo que hace de Irati algo más redondo todavía: tenemos una aventura épica, sí, pero para llevarnos por ella necesitamos unos protagonistas sólidos, e Irati los tiene. Desde luego Edurne Azkarate y Eneko Sagardoy, el dúo que se encarga de encabezar el reparto hacen un trabajo sobresaliente. Son intensos cuando toca, y dramáticos cuando la historia lo requiere, pero, además, tienen carisma, lo cual es vital para levantar la película.
El choque cultural y emocional de los protagonistas de Irati funciona, ya que sus mundos son muy diferentes, pero a la vez no se diferencian mucho, y las conversaciones ponen esto de manifiesto, dándonos momentos muy interesantes. Esta evolución en sus pensamientos son sin duda un gran aliciente para el guion del film, y nos muestra la importancia del respeto y el aprender los unos de los otros.

Los recursos se aprovechan perfectamente en Irati

Lo que ya demostró Paul Urkijo con su anterior película, Errementari, es que los recursos que tiene a su disposición, los aprovecha a la perfección. Cuando toca mostrar algo, lo hace con todas las consecuencias y poniendo todas las cartas sobre la mesa, pero también sabe jugar con otros elementos, como jugar con el suspense al mostrar menos. Pero en esta Irati, sin lugar a dudas, aunque los recursos sean más, no son una barbaridad, y la película luce muy bien.
Irati tiene secuencias de lucas, de batallas, que funcionan muy bien, con algún plano secuencia muy interesante situándonos en el medio de la acción. Además, se preocupa en que las criaturas a las que vemos sean maravillosas para los que conocemos la mitología vasca, y para los que no, crea momentos icónicos y muy interesantes. Las criaturas resultan creíbles y nada nos saca de ese mundo de fantasía que se va creando a lo largo de sus 114 minutos de metraje.

La fotografía de la película muestra paisajes espectaculares

irati-pelicula-paul-urkijo-critica
Irati | Imagen cedida por Sitges Film Festival

Lo que más destaca en Irati es la elegancia que desprende en su narración y en su aspecto visual, y es que no solo los efectos visuales funcionan a la perfección, sino que las localizaciones escogidas para el rodaje son una maravilla. El propio director dijo en la presentación de la película en la sala Retiro de Sitges que habían rodado en cuevas, en condiciones no muy favorables. Que habían escogido lugares en los que no se había grabado una película de este calibre. Ese mimo en los detalles se transmite y traspasan la pantalla.

Además, la cámara esta brillantemente colocada para aprovechar todos esos lugares de ensueño.

En lo técnico también tenemos el apartado sonoro, que impresiona también. Los sonidos creados para algunas de las criaturas son super interesantes, y hay que destacar también la banda sonora, que acaba siendo un elemento indispensable para la emoción que la historia de amor que viviremos nos transmite. En una historia de aventuras como es Irati, la música es algo muy importantem y el trabajo de Maite Arroitajauregi y Aránzazu Calleja es muy relevante en la producción.

Irati celebra lo raro, lo diferente

Aunque en Irati nos encontremos ante una aventura épica llena de batallas y criaturas, hay cosas que quiere contar, y llegan muy bien. No solo la religión y lo pagano está muy presente, esa eterna lucha, sino que el amor en todas sus vertientes se respira por todos los costados de la película. Pero también habla de abrazar esa parte de uno mismo que rompe el molde en el que se supone que debemos encajar. Con la evolución de los personajes y cómo se relacionan deja de manifiesto su punto de vista sobre el tema, lo cual es la manera más inteligente de que nos deje poso.

Mitología visualmente apabullante

Desde luego Irati es una película que está encandilando a público y crítica. Una película llena de aventuras épicas, visualmente atrayente y completa, con unos temas accesibles y trasladados con el propio desarrollo de la ficción. Paul Urkijo se coloca en el punto de mira de los fans del género de fantasía y de las voces interesantes en el panorama cinematográfico nacional.

Desde pequeño llevaba las cintas de VHS al salón en vez de usar juguetes. Crecí viendo cine, estudié realización y guion. Comparto el cine, mi estilo de vida, en CasadoConElCine. Una película no acaba en la pantalla, continúa en la conversación que crea.

Tendencias