Connect with us

Críticas de cine

Jurassic World: Dominion, el broche final

Jurassic World, Dominion llega a las salas el 9 de junio

Publicado hace

en

jurassic-world-dominion-pelicula-critica
2.5/5

Tras una larga espera desde el estreno de Jurassic World: Fallen Kingdom, la saga vuelve a la cartelera con Jurassic World: Dominion . En SoyDeCine os hablamos de ella sin spoilers a continuación.

La tercera entrega de la trilogía está dirigida por Colin Trevorrow. Este, vuelve a tomar las riendas después del turno de J.A Bayona en 2018. El film no sólo será el broche final de la aventura, si no que también reunirá a personajes muy queridos por el fandom. Uniendo así varias generaciones de aficionados al cine en lo que seguro será uno de los blockbusters del año.

Tráiler y Sinopsis de Jurassic World: Dominion

Trailer de JURASSIC WORLD: DOMINION – UNIVERSAL PICTURES

Cuatro años después de la destrucción absoluta de Isla Nublar, los dinosaurios vagan con total libertad por la tierra. Ahora conviven con los humanos, poniendo en jaque la concepción que tenemos de nuestro mundo. El equilibrio en el planeta es mínimo y cualquier acción de los depredadores podría destruir la sociedad, viéndose abocada a una anarquía absoluta en la que impere lo salvaje.

Al mismo tiempo, nuevo conflictos surgen: cierta compañía aprovechará el caos y la confusión para crear alteraciones en las especies y sacar redito de ello, el paleontólogo Alan Grant (Sam Neill), la doctora Ellie Satler (Laura Dern) y el Doctor Ian Malcolm (Jeff Goldblum) se encargaran de investigarlo. Por otro lado, Owen (Chriss Pratt) y Claire (Brice Dallas Howard) deben cuidar de Maisie, pieza clave del desarrollo genético de la humanidad. Los caminos de ambos grupos se cruzaran en el complejo tecnológico de Byosin, y dentro de este, tendrán que aunar fuerzas para reestablecer el orden mundial.

Los personajes: El alma de la saga

La piedra angular sobre la que gira todo el universo Jurásico son sus personajes. De algo estamos seguros: la trilogía original tiene un carisma arrollador que no sólo es sustentado por la maestría de Spielberg. Personajes como Alan Grant (Sam Neill), Ellie Satler (Laura Dern) y Ian Malcolm (Jeff Goldblum) son hoy día figuras icónicas que dotaron al film de momentos inolvidables.

El relevo generacional no se quedó atrás. Universal apostó por Chris Pratt, una de las estrellas de Hollywood más reconocidas en los últimos años para encarnar al intrépido domador de dinosaurios Owen Grady. A su lado siempre encontramos a Brice Dallas Howard, otra de grandes actrices de su generación, interpretando a la brillante Claire Deaning. Ambos suponen una actualización llamativa para el espectador actual.

Para Jurassic World: Dominion, Trevorrow ha logrado reunir a todos ellos en una entrega llena de nostalgia que servirá como colofón final no sólo de la trilogía si no de toda una saga que ha permanecido vigente a lo largo de cerca de 25 años.

Crítica de Jurassic World: Dominion

Nos encontramos con un actioner genérico que se sabotea a sí mismo con su escasa inventiva y una redundante sobreexposición. A pesar de contar con una premisa prometedora: la convivencia de depredadores natos y el ser humano en un mismo ecosistema, el film decide centrarse en otros conflictos de menor calado. Los dinosaurios quedan en segundo plano la mayor parte del metraje y, cuando llega su momento, los vemos de forma abrupta, ocultos entre sombras, con interacciones mínimas y con poco protagonismo. Estamos ante la entrega de la saga que menos músculo visual exhibe.

Al menos, el aparato nostálgico no es forzado, los personajes clásicos tienen cierta coherencia y no se sienten forzados. No puedo decir lo mismo de nuevas incorporaciones al reparto que tienen un añejo aroma a algunos de los villanos más caricaturescos de las clásicas películas de James Bond. Los momentos más rescatables nacen de las interpretaciones, cabe destacar que el mayor efecto visual de la película no es el CGI, si no la capacidad actoral de Brice Dallas Howard. Sus primeros planos en momentos decisivos elevan el metraje y nos vuelven a enganchar a una película que hace aguas por todas partes.

Si bien la cinta no es un desastre, si deja mucho que desear en casi todos los aspectos. Veo injustificable manejar una idea tan ambiciosa para acabar transformándola en la misma cantinela de siempre. Seguramente, cualquier otro director habría sacado más jugo del mismo material. ¿Es un divertimento?, si, pero, ¿a qué precio? Jurassic World: Dominion es fanfarria manida con cierto empaque que se siente desgastada ya desde los primeros minutos a pesar de sus esfuerzos por contentar al espectador. Un cierre que no está a la altura de esta mítica colección de películas.

jurassic-world-dominion-critica
Jurassic World Dominion | Imagen cedida por Universal Pictures

La maquinaría se mueve por la nostalgia

Desde hace un tiempo el audiovisual mira hacia atrás, ¿hasta qué punto el cine comercial es esclavo de los éxitos pasados? En los últimos meses hemos visto productos como Spider-Man: No Way Home, Scream (2022), Top Gun: Maverick o Stranger Things han reventado la taquilla y emocionado a los fans. Esta mezcolanza de ideas reutilizadas, cameos y secuencias estructuradas según el recuerdo colectivo de hitos pasados de la gran pantalla, se ha convertido ya en fórmula infalible para triunfar.

Las ideas originales y la inventiva se ven opacadas hasta cierto punto por una industria encorsetada que se mueve al son de lo formuláico. No soy capaz de discernir hasta que punto esto es sostenible, pero Jurassic World: Dominion es una confirmación más de que la nostalgia es la gasolina que mueve la maquinaría a la vez que enciende el corazón del público.

Realizador audiovisual, coleccionista de cine y analista de la temporada de premios. Siento auténtica pasión por lo cinematográfico y me dedico a divulgar sobre ello.

Tendencias