Connect with us

Críticas de cine

La última película: ‘De mayor quiero ser cineasta’

La ganadora de la Espiga de Oro en la 66ª edición de la Seminici llega esta semana a nuestras carteleras.

Publicado hace

en

la-ultima-pelicula-critica
5/5

Pan Nalin, director de esta La última película, se dio a conocer en 2001 con Samsara, un completo éxito que le reportó más de treinta premios internacionales. Poco después, su documental Ayurveda, el arte de vivir, se estrenó en las salas de cine de todo el mundo convirtiéndose en otro gran triunfo a nivel mundial. En 2015, su película 7 Diosas, estrenada en España nuevamente por Karma Films, consiguió ser el primer filme indio que competía en el Festival de cine de Toronto por el premio del público.

Last Film Show, es el último trabajo del director indio. Calificada y comprensiblemente comparada con Cinema Paradiso, La última película es probablemente una de las mayores y más bonitas cartas de amor que se hayan hecho al cine en toda la historia. Con multitud de referencias a las películas y cineastas que han marcado su vida y su obra, como los hermanos Lumière, Andrei Tarkovsky, Sergio Leone o Stanley Kubrick entre muchos otros, Nalin nos trae esta exótica oda al celuloide que nadie debería perderse.

Bollywood, la industria más grande

Desde hace más de un siglo la industria bolliwodiense ha sido imparable, superando incluso a Hollywood en el número de producciones anuales (unas 800 al año), y explorando audiencias y temáticas muy distintas.

Pero ¿qué es lo que la hace especial? Difícil de comprender y repleta de contradicciones, Bollywood se ha implantado en nuestra mente occidental como algo muy exótico y lejano a nuestras costumbres. A pesar de ello, su valor cultural es gigantesco y esconde muchos detalles maravillosos.

Para empezar, es importante tener claro que no todo el cine hecho en la India es Bollywood, La última película es un ejemplo de ello.

Lo primero que llama la atención de estas películas son los números musicales, los escenarios inverosímiles y los exuberantes vestuarios que llevan los actores y las actrices; lo segundo, la manera de desarrollar la historia: Una película Bollywood se cuenta por conflictos consecutivos, cada uno con un tono distinto, a pesar de estar unidos por el desarrollo de la trama, todo con intervalos de música y deslumbrantes coreografías que a menudo producen un efecto casi hipnótico.

Y es que hay que hablar, aunque sea de manera muy breve de lo que es esta industria, pues, aunque como hemos dicho esta no es una película de Bollywood, sí que hay un telón de fondo que tiene que ver con ello y un constante homenaje a su manera de proponer cine.

La última película y el poder de los sueños

TRÁILER DE LA ÚLTIMA PELÍCULA | KARMA FILMS

Inspirada en la infancia del director, La última película ganó la Espiga de Oro de la Seminci de Valladolid y el premio del público en los festivales de Tribeca y Mill Valley con esta emotiva historia de Samay, un joven que se enamora locamente del cine tras descubrir la magia que esconde este maravilloso arte.

La cinta está dirigida con una delicadeza deslumbrante. De una manera muy sencilla se privilegia el retrato sentimental de un pueblo de la india y se narra la historia de Samay, un niño de 9 años que vive aquí con su familia. El pequeño descubre el cine por primera vez y queda absolutamente hipnotizado. Contra los deseos de su padre, vuelve al cine día tras día y se hace amigo del proyeccionista que, a cambio de su comida, le deja ver películas gratis. Rápidamente se da cuenta de que las historias se convierten en luz, la luz en películas y las películas en sueños.

Contagiados por la emoción, Samay y su inquieta pandilla, investigan sin descanso para intentar captar la luz y proyectarla para lograr ver películas de 35 mm. Juntos, utilizan un truco innovador y logran con éxito fabricar un aparato de proyección. Sin embargo, perseguir tus sueños a menudo significa dejar atrás las cosas que amas.

Sencillamente maravillosa

Tenemos que decir que todo lo que rodea a La última película es simplemente magistral. El elenco hace un magnífico trabajo en general, pero su protagonista, Bhavin Rabari, es uno de los platos principales de la cinta. Su actuación hará que entremos mucho más en la historia de Samay y que consigamos empatizar con él en todos los sentidos. A pesar de desarrollarse en la India y ser una cinta tan cultural, todos los temas que se abordan en la trama son universales.

Otra de las grandes virtudes de esta película es el aspecto técnico. La fotografía de Swapnil S. Sonawane y la música de Cyril Morin hacen que nos sumerjamos en todo lo que propone Pan Nalin y conseguirán incluso que nos emocionemos.

La cinta habla de la importancia y los sacrificios que se deben correr al perseguir los sueños que más anhelamos. Además, la historia que se plantea en lo referente a la familia y las amistades resulta conmovedora, y el desarrollo de sus personajes y sus tramas están magníficamente construidas.

Las comparaciones con Cinema Paradiso son inevitables. A pesar de sus constantes homenajes se nota que esta cinta tiene un aroma propio consiguiendo proponer una experiencia única e inolvidable.

No se necesita ser un gran consumidor de películas, o tener conocimientos de cine para poder identificarte y compartir las pasiones del pequeño Samay, La última película por sí sola, es una obra cuya principal convicción es retratar de manera íntima y muy personal, la relación que puede llegar a tener cualquier persona al encontrarse cara a cara con su mayor pasión y deseo en la vida.

Podcaster y gran amante del séptimo arte. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com

Tendencias