Connect with us

Críticas de cine

La vida de Michael J. Fox: el lado más humano del actor

Un equilibrio perfecto entre el drama, el optimismo, la divulgación objetiva y la exploración humana más intimista

Publicado hace

en

la-vida-de-michael-j-fox-still-critica

El cineasta Davis Guggenheim dirige en Still (que se ha traducido como La vida de Michael J. Fox), un emotivo documental sobre uno de los actores más mediáticos de los años 90.

El director estadounidense parece haberse afincado en el género que tantas alegrías le ha dado. Guggenheim ganó el Oscar con Una verdad incómoda (2007) y ha recibido los halagos de la crítica y el público con It might get loud (2008) o Waiting for Superman (2010).

La cinta se estrena el próximo 12 de mayo en Apple TV+.

Tráiler y sinopsis de La vida de Michael J. Fox

https://youtu.be/fxpwBi0dkFE
TRÁILER LA VIDA DE MICHAEL J. FOX | CANAL DE SOYDECINE.COM

Desde que Michael J. Fox se vio obligado a dejar la actuación por culpa del Parkinson, no ha dejado de luchar por visibilizar una enfermedad que aqueja a más de diez millones de personas en todo el mundo.

Fox ha escrito varios libros sobre su activismo y sobre su vida como actor antes y durante la enfermedad. Este documental recoge extractos de esas publicaciones y los traslada al formato audiovisual para ayudarnos a conocer un poco mejor al actor delante y detrás de las cámaras.

Crítica de La vida de Michael J. Fox

Es más fácil conectar con La vida de Michael J. Fox si uno, como yo, ha crecido con las películas del actor. Hablamos de éxitos como la trilogía de Regreso al futuro, Teen Wolf, Corazones de hierro o Agárrame esos fantasmas.

Eso no significa que el documental no pueda resultar interesante para aquellas personas que quieran acercarse a su figura y conocer más sobre este mito del Hollywood de los 80 y los 90.

El sueño americano que se tornó en pesadilla

Michael J. Fox no lo tuvo nada fácil. Nadie daba un duro por ese chico bajito, criado en un pequeño pueblo canadiense, que sufría las burlas de sus compañeros de colegio a diario.

Cuando dijo que quería ir a Hollywood para ser actor, se sorprendió al escuchar que su estricto y pragmático padre estaba dispuesto a dejarle intentarlo. No solo eso, el militar de oficio le montó en el coche y juntos condujeron desde Burnaby hasta la meca californiana del cine. Dos mil kilómetros y dos días después, William Fox dejaba a su hijo en un pequeño apartamento y volvía a su casa a las afueras de Vancouver.

Antes de conseguir destacar gracias a su papel en la serie Enredos de Familia, J. Fox pasó hambre y penurias y estuvo a punto de volver a casa con el rabo entre las piernas. Afortunadamente, decidió no tirar la toalla y el esfuerzo acabó por convertirle en uno de los actores más de moda a mediados de los años 80.

Sin embargo, el sueño pronto se tornó en pesadilla cuando fue diagnosticado de Parkinson a la temprana edad de 29 años.

Como el mismo dice: “Tenía que haber imaginado que el cosmos iba a compensar todo lo bueno que la vida me había regalado”.

Emotivo pero no lacrimógeno

Ni Guggenheim ni J. Fox tenían en mente un producto sensacionalista cuando empezó el proyecto. El propio actor declara varias veces durante el metraje que no hay nada que le haga más daño que sentir que la gente le mira con lástima.

Su historia es dura y tiene por sí misma la suficiente carga emocional como para no necesitar ningún tipo de aditivo. Es imposible no emocionarse viendo el estado actual del intérprete, pero el Michael J. Fox socarrón sigue ahí, reconocible bajo ese físico deteriorado. Su sentido del humor y sus frases ingeniosas se cuelan entre las líneas de una entrevista a corazón abierto.

La cinta sabe equilibrar el sentido del humor con el drama y la fuerza de su protagonista. Aun así, es inevitable que los títulos de crédito nos encuentren con una profunda sensación de tristeza por lo que acabamos de ver. Una sensación parecida a la que nos provocó la estupenda Val que Leo Scott y Ting Poo nos trajeron en 2022.

Still, su título lo resume todo

Still (su título original) puede traducirse de dos maneras en inglés. Una de sus acepciones en el diccionario es “inmóvil”. Una palabra cargada de ironía por la imposibilidad del actor a estarse quieto por culpa de su enfermedad. El propio J. Fox cuenta cómo siempre ha sido una persona muy activa y energética. En sus propias palabras: “Era de esos niños que nunca podían estar tranquilos”.

Su otro significado es “todavía”. Toda una declaración de intenciones de una persona que continúa luchando contra su enfermedad, ayudando a otras personas a través de su fundación y a la que todavía le queda mucho por decir.

Still (Inmóvil y todavía). No se nos ocurre una palabra que pueda resumir mejor la personalidad de Michael J. Fox. Nunca un título dijo tanto con tan poco.

Una puesta en escena de lo más original

La vida de Michael J. Fox ha sido concebido como una película de los 80. El gran mérito de la cinta de Guggenheim es la forma en la que combina las imágenes de archivo con la historia real del actor.

No lo hace de una manera convencional. Las escenas están elegidas con cuidado para apoyar el momento vital del que se está hablando. Así, si Michael J. Fox habla de cómo empezó a salir con su mujer Tracy Pollan, en pantalla vemos una escena de ambos durante su primera cita en la ficción Enredos de Familia.

Este formato nos ha recordado a la serie Sigue Soñando creada a principios de los 90 por Marta Kauffman y David Crane en la que se usaban escenas de películas para apoyar lo que el protagonista pensaba o sentía en cada momento.

Las secuencias protagonizadas por el joven actor se entremezclan y confunden con los relatos biográficos de tal manera que realidad y ficción conectan como parte de un todo. Un impresionante y arduo trabajo de selección y edición.

Nuestra valoración de La vida de Michael J. Fox

En La vida de Michael J. Fox Davis Guggenheim sabe como combinar la nostalgia y la inspiración sin caer en el sensacionalismo melodramático.

Con un estilo muy personal y un trabajo de edición de lo más original, la cinta acompaña a Michael J. Fox mientras narra los momentos más importantes de su vida.

Tras el aspecto físico desmejorado del actor, se sigue percibiendo la vitalidad y el sentido del humor de una de las caras más reconocibles de la historia del cine familiar.

La vida de Michael J. Fox encuentra el equilibrio perfecto entre el drama, el optimismo, la divulgación objetiva y la exploración humana más intimista.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de las novelas "Las sombras que fuimos" y "Los alterados". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias