Connect with us

Críticas de cine

El último Late Night (Late Night with the Devil): El show debe continuar

Sed bienvenidos a un terrorífico tren de la bruja retransmitido en Prime Time

daniel-barrado-soydecine

Published

on

late-night-with-the-devil-pelicula-critica

Después de causar sensación en el SXSW del pasado año y ganar el premio al mejor guion en la 56ª edición del festival de Sitges, Late Night with the Devil llegará a los cines españoles el día 22 de mayo de 2024. En Soy De Cine ya hemos podido verla, y os vamos a hablar de ella en profundidad.

Cameron Cairnes y Colin Cairnes guionizan y dirigen esta esperada cinta de terror protagonizada por David Dastmalchian, Laura Gordon y Fayssal Bazzi, entre otros.

Sinopsis de Late Night with the Devil

31 de octubre de 1977. Night Owls, el programa nocturno de entrevistas de Jack Delroy, es el espacio favorito para los insomnes de los Estados Unidos. Ahora bien, un año después de la trágica muerte de su esposa, los índices de audiencia se han desplomado. Desesperado por mejorar su suerte, Jack planea un especial de Halloween, sin saber que está a punto de llevar el mal a los hogares americanos.

Crítica de Late Night with the Devil

En pleno prime time, entre risas, bromas y bambalinas, se esconde una amenaza invisible y aterradora. Una entidad maligna que desatará el caos en las casas de todo aquél espectador que tenga sintonizado el programa Night Owls (Búhos nocturnos), presentado por Jack Delroy, característico personaje interpretado con maestría por David Dastmalchian. En Late Night with the Devil, los hermanos Cairnes utilizan el habitual formato televisivo del falso directo – en este caso, en clave Mockumentary -, para confeccionar una suerte de endemoniado especial festivo de Halloween.

Para darle vida a la parrilla y tras un bajón considerable en los índices de audiencia, Jack Delroy decide jugárselo todo a una carta: invitar a una joven chica poseída (en teoría) por el mismísimo demonio. Esta idea, tramposa para los escépticos y suicida para los creyentes, interesa a ambos bandos por su connotación morbosa. A lo largo del programa (y de la película), nos encontraremos con diversas secciones que darán pie a nuevas subtramas, revelaciones y sorpresas que mantendrán al espectador expectante e interesado. Nunca querréis cambiar de canal.

El imaginario visual es de un marcado carácter vintage. El vestuario y la caracterización, propios de los lates de los años 70, nos recuerda al estilo de The Tonight Show, presentado por Johnny Carson. A pesar de ello, la cinta no está exenta de los debates recientes en redes, ya que en determinados fragmentos del metraje, combina esa estética retro con algunas ideas estéticas (a modo de intertítulos) extraídas de un banco de imágenes, posteriormente retocadas con inteligencia artificial.

Capas de cebolla

Late Night with the Devil funciona a varios niveles, siendo uno de los que más brilla el meta-cinematográfico. El entramado argumental populista y polémico – en el mejor de los sentidos – y la disposición del mismo mediante el lenguaje propio de la televisión, le dan al film una pronunciada forma tridimensional. No sólo aprovecha las dinámicas humorísticas de los programas nocturnos de comedia para crear una mixtura atrapante, inmersiva y divertida, sino que también le imprime una irresistible pátina de realismo a la narración, terminando por elevarla.

Todas las capas de esta cebolla son relevantes e imprescindibles. Conforman una propuesta que, aunque no llegue a las cotas de calidad propia de una obra maestra, sigue funcionando cómo un reloj suizo. Los elementos terroríficos – que siempre irrumpen de forma estridente -, la atmósfera ácida y viciada, el humor sarcástico y los elementos meta del film, hacen del mismo un gran guiñol teatral que deleitará a los fans del terror.

Conclusión

Late Nigh with the Devil es un original, entretenido, frenético e impredecible tren de la bruja. Como toda montaña rusa que se precie, tiene pronunciadas subidas y bajadas, que convierten la experiencia en un viaje algo irregular, tan intenso como desproporcionado. Sintonizad vuestros televisores, cuando lo hagáis no volveréis a apartar la vista de ellos.

Crítico de cine, realizador audiovisual, coleccionista y analista de la temporada de premios.