Connect with us

Entrevistas

Leo Deluglio, sin miedo al éxito

Hablamos con uno de los protagonistas de la exitosa producción de Netflix, Quién mató a Sara

Publicado hace

en

leo-deluglio-entrevista
El argentino Leo Deluglio interpretó a la versión joven de Alex, hermano de Sara. Comparte créditos con Manolo Cardona, quien da vida a un Alex adulto. El mayor aprendizaje que le dejó la serie es que Latinoamérica tiene el potencial suficiente para competir con las grandes producciones.

Las decisiones importantes casi siempre se rigen por el principio de vida: ahora o nunca. Así, el bonaerense Leo Deluglio aterrizó en México, con una mano delante y otra detrás para perseguir su sueño: ser actor.

Los comienzos nunca son fáciles y el camino hacia el éxito no es unidireccional. Hay que picar piedra, y mucha. Lo gratificante es ver cómo, algún día, ese esfuerzo trae sus frutos. Leo Deluglio es un ejemplo de ello, de que los sueños se hacen realidad con grandes dosis de pasión, paciencia y perseverancia.

“México es la meca de la producción latinoamericana. Tenía que estar allí. Empecé de cero. Es complicado el proceso de hacer muchos castings y no ser elegido, aunque es parte de la evolución. Recuerdo tener muy contado mi dinero y comía lo que podía. Todos mis ahorros iban destinados a mis clases de acento neutro. Son muy costosas, pero finalmente la ecuación salió bien. Comencé a trabajar mucho y rápido”, destaca Leo Deluglio, quien ya cumplió ocho años en México y lo considera su hogar.

Un parecido de película

Hoy, es uno de los protagonistas de la exitosa producción mexicana de Netflix, Quién mató a Sara, thriller dramático que lleva el sello del cineasta José Ignacio Valenzuela. La serie estuvo en el top 1 de Estados Unidos, de América Latina y saltó el charco para también acaparar los primeros puestos en varios países de Europa (incluido España), África y Emiratos Árabes, entre otros.

Quién mató a Sara juega muy bien con la incertidumbre y los plot twists, suficiente para mantener al espectador picado durante las tres temporadas. Leo interpreta a la versión joven de Alex Guzmán, personaje a quien de mayor da vida el colombiano Manolo Cardona (El cartel de los sapos).

Alex pierde a su hermana Sara (Ximena Lamadrid) y a su madre. Por si fuera poco, es encarcelado 18 años por un crimen que, al parecer, no cometió. Cuando sale de prisión, el Alex maduro moverá tierra, mar y aire para ver qué le sucedió a Sara y, en particular, vengarse de la familia Lazcano, quien lo acusó injustamente por el delito.

El notable parecido que tiene el actor con Manolo Cardona fue un trampolín para dar el gran salto a esta producción, en la que después tuvo que demostrar el talento que lleva dentro. “Me enteré de que estaban buscando a la versión joven del protagonista y pasó que me parezco físicamente a Manolo Cardona. Cuando nos juntaron a ver qué tanto se empataban los gestos, era evidente que teníamos que ser el uno para el otro como Alex, además de que Manolo y yo tenemos una historia de vida parecida”, cuenta.

Quién mató a sara estuvo en el top de estados unidos, varios países de américa latina, europa y áfrica.

Masterclass

En cualquier terreno, es una fortuna tener la oportunidad de trabajar con un grande y poder absorber parte de ese conocimiento y experiencia para crecer. Cardona fue un senséi para Leo Deluglio y, además, tuvo la suerte de tomar notas de un gran maestro del cine francés: Jean Reno (Los ríos de color púrpura), quien formó parte del elenco de la tercera temporada de la serie. ¡Voilà!

“Yo estaba detrás de cámara viéndolo y tomando mi masterclass. Es realmente revelador verlo tan de cerca. Te das cuenta de que lo que hace no es ningún truco de magia. Tiene tanta experiencia y conoce tan bien su trabajo, que lo hace como respirar, como mirar. Eso mismo debe pasarnos a nosotros (los actores) que estamos encontrando todavía nuestra vena de oro, lo que nos hace vernos bien. Encontrar mi propio gesto diferenciador y hacer un trabajo de calidad es lo que aprendí de Reno”, expresa con un rostro de total admiración.

Leo Deluglio sobre referencias y críticas. “No se puede agradar a todo el mundo”

Para el actor, la escena más desafiante fue al inicio de la serie, cuando Alex recibe un huracán de malas noticias: la muerte de su hermana, de su madre y su posterior encarcelamiento. El argentino explica que el reto no era el hecho de que la gente viera las lágrimas en su rostro, sino más bien lograr transmitir ese estado shock, ante acontecimientos tan desgarradores. Eso es en lo que más se trabajó con el equipo de dirección.

Una de sus películas favoritas es el clásico Expreso de Medianoche (1978) y fue su gran referencia con el fin de que su personaje fuera lo más aterrizado posible. En dicho filme, a Billy Hayes (Brad Davis) lo condenan a 30 años de cárcel por contrabando de drogas en Turquía y ahí comienza la tortura.

“La escena donde a Brad Davis le dan la noticia sobre su sentencia de cárcel la vi multitud de veces para poder entender cómo actuarlo. Davis hizo la mejor interpretación que he visto jamás. Y, en cuanto a Alex, después de ver la serie, me quedé satisfecho”, afirma con mucha seguridad, la cual transmite durante toda la entrevista, y cuenta cómo recibe las críticas.

“Son siempre bienvenidas. Me he enfrentado por primera vez a críticas de gente importante a través de Quién mató a Sara y con la obra de teatro de La Naranja Mecánica. En el teatro suceden cosas más reales, no hay edición y estás solo. Había escenas donde no tenía nada puesto, entonces desnudarme ante la mirada de otro impone. La crítica teatral es la que más me afecta, pero no en el mal sentido, la tomo como lo que es, constructiva, y no se puede agradar ni quedar bien con todo el mundo”.

Leo Deluglio, ”El nuevo DiCaprio”

Viento en popa, a Leo Deluglio lo fichó una agencia de representación de Hollywood, después de ver su participación estelar en Quién mató a Sara. Estuvo en una audición para una película de Sylvester Stallone y, recientemente, hizo un casting para otra producción en la que está Jennifer Lopez.

“Para mi gente cercana soy el nuevo DiCaprio (risas). Estamos esperando para ver cuando nos llega ese toque de suerte”, dice el actor, de quien, si me preguntaran una palabra que lo defina, sería la determinación. No teme al éxito.

Mientras, tiene muchas ganas de hacer una serie de comedia e interpretar a un personaje histórico. A su vez, recalca el mayor aprendizaje que le dejó Quién mató a Sara. De hecho, esto aplica (opinión personal) para que todos recordemos que somos peces grandes, en alusión a la maravillosa película de Tim Burton, Big Fish.

“En México podemos hacer series que sean número 1 en todo el mundo. Hay talento delante y detrás de cámara para producir cosas que le compitan a las grandes producciones. Es un incentivo para América Latina, para animarnos a hacer proyectos que cuenten dinámicas diferentes, no solo telenovelas”, concluye.

Periodista y PR. Para mí las mejores sesiones de terapia son el cine y las series. Me gusta comentarlas y darles mi receta en soydecine.com. Alma dividida entre México y España.

Tendencias