Connect with us

Críticas de cine

Lightyear: Hasta el infinito… y mucho más allá

Dirigida por Angus MacLane, Lightyear, el primer gran spin-off de la saga Toy Story, llega a las salas del mundo el próximo 17 de junio

Publicado hace

en

lightyear-pelicula-critica

Todo despegó para Pixar precisamente con Buzz Lightyear, el día que el juguete llegó a casa de Andy y puso la vida de Woody y el resto de juguetes patas arriba. Toy Story (1995) bien podría considerarse como la Blancanieves y los siete enanitos de la animación digital. Por aquél entonces John Lasseter se decidió a animar a estos juguetes porque la animación 3D no estaba lo suficientemente desarrollada como para atreverse con las texturas de personajes humanos.

Veintisiete años después, la industria ha cambiado demasiado. Ahora, Pixar pertenece a Disney y ha demostrado en todo este tiempo ser muy capaz de animar a personajes de carne y hueso. Así que era una decisión tan atrevida como natural volver casi tres décadas después al personaje con el que empezó todo para narrar los orígenes “reales” de Buzz Lightyear, el astronauta que inspiró al muñeco ficticio de las películas de Toy Story

Tráiler y sinopsis de Lightyear

Y así arranca Lightyear. Dejándonos claro desde el principio que Andy vio esta misma película en 1995 y fue la causante de que pidiera por su cumpleaños aquel muñeco en forma de astronauta que acompañaría a Woody y los otros juguetes a correr multitud de aventuras durante 4 películas y algunos cortos.

Tráiler de lightyear, 17 de junio en cines

A más de 4 millones de años luz de la tierra, Buzz Lightyear, un valiente Guardián Espacial y su compañera, la comandante Hawthorne, se ven envueltos en un incidente que provoca un gran fallo en la nave que debería hacerles regresar a casa. No solo Lightyear y su compañera quedan atrapados, miles de personas que viajaban a bordo del crucero tendrán que buscar una nueva vida en este lejano y peligroso planeta. Incapaz de darse por vencido, Buzz intentará hallar el modo de regresar a casa, aunque ello le lleve a luchar contra los límites del espacio y el tiempo. A él se une un grupo de reclutas y un encantador gato robot llamado Sox. Todos ayudarán a Lightyear en su incansable misión de regresar a la tierra y en su lucha contra Zurg, un inesperado villano que ansía encontrarle.

La ciencia ficción en Lightyear

No voy a negar, yo, que adoro el cine de ciencia ficción, no tuviera ganas del estreno de Lightyear. Además pertenezco a esa generación que ha crecido acorde a la edad que parecía tener Andy, habiendo disfrutado de toda la saga de Toy Story desde que comenzó. Y fue más por lo primero por lo que sentí verdadera curiosidad por este proyecto, que parecía que se alejaba completamente de aquellas historias de juguetes, acercándose más al cine de ciencia ficción.

Y así ha resultado ser. Lightyear se acerca más a una cinta de ciencia ficción que a una película infantil de animación. Aunque se nota la mano de Pixar, y para alguien como yo, quizás esa sea su peor baza. El universo que plantea la película así como todos los elementos característicos del género, están magníficamente planteados. Todo resulta creíble en una historia que juega de una manera muy acertada con la ciencia y sus leyes. Por ejemplo, al igual que vimos en Interstellar, seremos testigos de cómo nuestro héroe vive en su propia carne uno de los principios más revolucionarios descubiertos hace más de un siglo por Einstein: la relatividad del tiempo.

Pixar, para lo bueno y para lo malo

Una vez más la animación de Pixar resulta ser uno de los puntos fuertes de la cinta. Pero su historia, en este caso como aventura, nos ha dejado un poco en ascuas. No solo le falta épica y tiene un mensaje algo confuso para las generaciones más jóvenes, sino que en su desarrollo, la historia parece perderse con una primera parte notable y que jamás llega a recuperarse.

Ya os adelantamos, que es muy probable que Sox conquiste vuestros corazones. Y aunque la nueva versión de Buzz, por lo general nos ha gustado, algunos personajes secundarios como Darby o Mo (interpretado en su versión original por Taika Waititi), nos ha dado la impresión de que no aportan demasiado. Únicamente tratan de ser el alivio cómico de una manera no muy acertada repitiendo un humor que ya es marca de la casa.

Pero como decimos, la película rebosa carisma por los cuatro costados. Hay momentos en los que no pareciera que estuvieramos viendo una cinta de animación. La evolución de la industria es innegable, y Pixar, no se ha quedado atrás en este sentido. Es una gozada poder disfrutar en pantalla grande de algunas de las maravillosas secuencias de Lightyear acompañadas por la banda sonora de un inagotable Michael Giacchino.

En definitiva…

La cinta consigue mantenerse como propuesta de ciencia ficción, a pesar de que algunos personajes no estén a la altura y de que como odisea, nunca llegue a despegar. Los guiños al personaje en el que se basa, la ciencia y el universo que plantea, y por supuesto, la animación; hacen de Lightyear  una aventura espacial muy disfrutable. Aunque creemos que gustará más a los amantes de la ciencia ficción y del personaje de Toy Story que a los más pequeños de la casa.

Podcaster y gran amante del séptimo arte. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com

Tendencias