Connect with us

Críticas de cine

Crítica ‘Los niños de Winton’ (2024)

Una historia que merecía ser contada

Published

on

los-ninos-de-winton-pelicula-critica-one-life
3/5

En los últimos días hemos podido de disfrutar de estrenos como Los niños de Winton (One life), la nueva película de director británico James Hawes que narra una historia real tan increíble como conmovedora. Después de haber podido disfrutar de ella en salas, desde SOYDECINE queremos contarte qué nos ha parecido.

Sinopsis

Un joven corredor de bolsa británico, Nicholas “Nicky” Winton (Anthony Hopkins), ayudó a rescatar a cientos de niños de los nazis en vísperas de la Segunda Guerra Mundial, con la ayuda de su madre (Helena Bonham Carter). Un acto de compasión casi olvidado durante 50 años, y del que Nicky vive atormentado por los fantasmas de los niños a los que no pudo rescatar, culpándose por no haber hecho más.

A Anthony Hopkins lo acompañan en el reparto la dos veces nominada al Oscar® Helena Bonham Carter (El discurso del rey, Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet), el nominado al Oscar® Jonathan Pryce (Los dos Papas, La buena esposa), la nominada al Bafta® Romola Garai (Pétalo carmesí, flor blanca, Expiación. Más allá de la pasión) y el actor Johnny Flynn (Genius, El sastre de la mafia) quien interpreta al joven Nicholas Winton.

Dirigida por el británico nominado al Bafta® James Hawes (Black Mirror, Enid), Los niños de Winton es un retrato conmovedor de la historia de Sir Nicholas Winton, quien salvó a cientos de niños judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

La película se presentó mundialmente en el pasado Festival Internacional de Toronto.

Crítica de Los niños de Winton

Conocido principalmente por dirigir algunos episodios de series como Black Mirror, Slow Horses o Raised by Wolves, James Hawes nos trae esta Los niños de Winton, una película emotiva sin demasiadas ambiciones más allá que la de ofrecernos una historia que, sin duda, merece ser conocida.

Con un elenco coral bastante correcto en el que destacan Anthony Hopkins, Johnny Flynn y una carismática Helena Bonham Carter, la película transcurre en dos líneas temporales claramente diferenciadas, pero relacionadas por el interés de Winton en la propia historia que vivió, relacionada con la huida a Reino Unido de cientos de niños ante la inminente invasión de los nazis.

Si bien hablamos de una cinta que cumple con su objetivo de emocionar al espectador, tampoco diría que destaque en otros muchos aspectos, llegando incluso a tener cierto aroma de telefilme.

Honestamente, creo que la historia de Winton merecía ser conocida (tal y como el propio protagonista anhela dentro de la propia obra), pero también siento que el director (quizá debido a su falta de experiencia) termina ofreciéndonos un producto sin demasiado estilo ni emoción, dificultando la tarea de empatizar del todo con la crueldad de los hechos narrados. Así que, tal y como imaginarás, el mayor lastre de Los niños de Winton es que es una cinta demasiado clásica y convencional. No busca el riesgo ni tiene demasiadas aspiraciones a la hora de querer dejar huella en el espectador. Sin embargo, diría que cumple como historia dramática y Anthony Hopkins se lleva la mejor parte gracias a una interpretación conmovedora.

¿Es una mala película? Desde luego que no ¿Es una gran película? Desde luego que no.