Connect with us

Críticas de cine

‘Love and monsters’, una desenfadada aventura post apocalíptica

Crítica de “De Amor y Monstruos”, la nueva cinta Netflix con Dylan O’Brien y Jessica Henwick

Publicado hace

en

de-amor-y-monstruos-netflix

En estos tiempos en los que parece que las ficciones distópicas están cada vez más cerca de la realidad, se ha vuelto bastante usual llevar a la pantalla historias postapocalípticas y convertirlas en grandes producciones con la intención de reventar las taquillas. Sin embargo, habitualmente esta intención se ha quedado en simplemente eso. Y es que se ha sucedido un gran número de decepciones taquilleras y técnicas que no servían ni siquiera de pasatiempo. Por ello supone una agradable sorpresa encontrar una cinta sin altas pretensiones y cuya intención principal es la de amenizar. En este sentido De amor y monstruos (Love and Monsters) cumple con las expectativas, además de ofrecer algo más que mero entretenimiento.

Sinopsis de “De Amor y Monstruos”

La trama se sitúa siete años después del estallido apocalíptico. Encontramos un mundo cuya población humana se ha recluido en búnkeres tras verse reducida un 95% debido a que la superficie se encuentra dominada por toda clase de animales mutantes (en especial insectos, reptiles y anfibios). Estos habrían multiplicado enormemente su tamaño al entrar en contacto con sustancias químicas de las armas utilizadas para destruir un enorme meteorito que amenazaba la destrucción de la tierra.

Nuestro protagonista Joel Dawson (Dylan O’Brien), que comparte refugio con una veintena de personas, se define a sí mismo como inútil en la caza de monstruos. Eso sí, es hábil en la cocina y en la comunicación por radio. De esta forma es como descubre que su novia Aimee (Jessica Henwick) se encuentra apenas a un centenar de kilómetros de él. Por ello, que decide enfrentarse a sus miedos y emprender una peligrosa misión para encontrarse con ella.

Poco después de iniciar el trayecto que le separa de Aimee se topa con el perro Boy, que se convierte en un fiel compañero de aventuras con el que el espectador se encariña inmediatamente, un genial personaje secundario que entabla un enternecedor vínculo afectivo con Joel. A partir de aquí se producen los encuentros con los monstruos que Dawson deberá derrotar para cumplir con su cometido, y para lo que contará temporalmente con la ayuda de Clyde (Michael Rooker) y Minnow (Ariana Greenblatt), dos personajes tan carismáticos e interesantes como poco aprovechados.

Un tercer acto decadente

El tercer acto es sin duda el más flojo. Aquí entran en escena una serie de personajes cuyas historias no aportan demasiado a la trama principal y cuya presencia pretende justificar la ausencia de villanos antes que añadir valor dramático. Además culmina con una batalla final tremendamente forzada. Y es que, si bien es cierto que ensalza a Joel y confirma la superación de sus miedos, no significa nada para un espectador que por momentos puede sentirse aislado del argumento.

A pesar de que la cinta resulta entretenida y amena, la percepción general es que la historia se cuenta de una forma precipitada, pues todo sucede de forma extremadamente rápida y superficial. Las relaciones entre personajes no se muestran muy creíbles, ya que no se profundiza suficientemente en ellas y el espectador se queda con la sensación de que se le podría haber sacado mucho más jugo a la historia sin la prisa que la conduce. Quizá se dejan demasiados cabos sueltos de cara a una posible secuela.

Love and monsters es una película con personalidad propia

En De amor y monstruos no se descubre una historia nueva ni extremadamente original. Sin embargo, el enfoque de las criaturas (casi cómico y cuya sumisión se antoja imposible) hace que el film adquiera una personalidad propia. Asimismo, sus 104 minutos pasen de una forma bastante tranquila, sin grandes sobresaltos ni desgracias.

La actuación de Dylan O’Brien es bastante notable. Además, su relación con Boy provoca una gran empatía. También cuenta con una fotografía que, sin ser ni mucho menos espectacular, ofrece planos interesantes y casi caricaturescos de los engendros mutantes, así como una gran variedad de paisajes que sitúan esta historia de aventuras.

Love and Monster, estreno en España el 14 de abril (Netflix)