Connect with us

Críticas de cine

Crítica de Luxor, de Zeina Durra

Este 13 de agosto se estrena en Filmin Luxor, el segundo largometraje de la británica Zeina Durra.

Publicado hace

en

luxor-pelicula-critica

Luxor nos narra el viaje de Hana a la ciudad egipcia que da nombre al film. Rodeada de voces y energías ancestrales, tratará de reconectar con una paz que no recuerda, tras venir de atender a las víctimas de la guerra de Siria.

Una ciudad para desconectar

La directora Zeina Durra no juega con la sobreexposición, ni nos atormenta con flashbacks o pesadillas. Entendemos que Hana ha vivido una experiencia horrible y que necesita purificar su alma en Luxor.

En Luxor hay que alabar la brillante interpretación de la británica Andrea Riseborough, que imprime con su mirada una constante tristeza por lo vivido. Haciendo que podamos empatizar con un dolor que, de primeras, solo podemos intuir. No obstante, su lucha es liberarse de esas arenas movedizas en las que está atrapada, como podemos ver en la escena del bar.

El trabajo de puesta en escena está totalmente justificado con la naturaleza de la independiente Hana. La directora coloca a la actriz siempre aislada, fotografiada en amplios planos que respiran con el desierto que la rodea. Y donde percibimos su presión, abandonando la mesa durante la comida con amigos o sufriendo un ataque de ansiedad en el interior de la pirámide.

Pero es en los primeros planos de la actriz donde se recrea más la directora, transmitiendo todas esas emociones de pérdida, dolor, y cansancio en largos planos contemplativos, siendo una especie de Nomadland por Egipto.

Hana no necesita a nadie

La historia de Luxor, a pesar de sus virtudes, no escapa de ciertos clichés, como la inevitable historia de amor con el reencuentro de un antiguo amante. Aunque mirada de refilón, juega a desequilibrar levemente a Hana. Y es que los fantasmas de su pasado amoroso, también bombardearán su espíritu.

Me parecía más potente contar solo con la experiencia traumática del conflicto bélico. Puesto que la idea de reconexión con ella misma, está bien plasmada desde el principio. Pienso en la escena inicial, donde no podemos ver su reflejo en el espejo, por el inteligente encuadre del plano.

Entendemos que todo es una misión a manos de la autosuficiente Hana. Pero se ve algo truncada por una relación que tampoco llegamos a creernos demasiado.

Luxor nos sumerge en un mágico viaje

El mágico viaje que emprende Hana por Luxor y las orillas del Nilo tiene siempre ese aroma misterioso y pausado que evoca la ciudad egipcia. Y tiene su momento cumbre en una escena de delirio mental y poético, que solo a los que hayan conseguido conectar desde el principio, llegará a tocar en su interior.

Podrás ver Luxor en Filmin a partir del 13 de agosto.

Muchas pelis y libros pendientes de leer. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com.

Tendencias