Connect with us

Críticas de cine

Crítica de ‘Manuel Campo Vidal: pasión por la Comunicación’

Una de las figuras más reconocidas del periodismo nacional

Publicado hace

en

Manuel Campo Vidal- Pasión por la comunicación
2/5

La información nos llega continuamente por muchos frentes. La consumimos y nos mantiene conectados, conocedores de lo que pasa a nuestro alrededor. Sin duda es una herramienta que usamos a diario, lo relevante es, que esa información no aparece en la pantalla de nuestro teléfono móvil o nuestra televisión por arte de magia. Hay personas que trabajan duro para que nosotros podamos recibir este torrente de conocimientos que tan pegados a la actualidad nos mantiene. El documental Manuel Campo Vidal: pasión por la Comunicación, que llega esta semana a Filmin, se encarga de hacer un repaso por algunos de los eventos más importantes a nivel periodístico que ha vivido España en los últimos 50 años.

Lo más espectacular es que una única persona pudo dar fe de ellos en los distintos medios: prensa escrita, radio, televisión. Él es Manuel Campo Vidal, y sin duda es una de las figuras más reconocidas del periodismo nacional.

Condensación a gran ritmo

TRÁILER DE ANUEL CAMPO VIDAL: PASIÓN POR LA COMUNICACIÓN | CANAL DE SOYDECINE.COM

Es difícil siempre contar la historia de toda una vida en un documental, y más cuando esa vida ha tenido tantos cambios. Manuel Campo Vidal ha vivido muchas cosas a lo largo de los años, pero el documental tiene la capacidad de narrarnos los eventos más relevantes en únicamente 50 minutos: toda una proeza. Todo se menciona, aunque sea de pasada y no sepamos exactamente cómo pasó, se menciona y lo conocemos.

Desde su niñez en Huesca, hasta su juventud como estudiante como ingeniero técnico, hasta todas sus andanzas como periodista por las distintas ciudades y empresas. Todo queda resumido, mientras se le da, además, relevancia a las cosas sobre las que Manuel pudo informar en su momento: reportajes que ayudaron socialmente, por ejemplo, o impulsar el primer debate electoral que se celebro en este país, entre Felipe González y José María Aznar.

La parte más positiva es que tenemos toda la información de primera mano, ya que Manuel es uno de los testimonios clave: podemos conocer los hechos en primera persona, y así, comprobamos, más allá de su trabajo, que efectivamente comunica de una manera magistral. También es cierto que da una gran cantidad de nombre y nos quedamos con ganas de saber más sobre ellos.

Un documental con formato clásico

Para contar todo esto, Manuel Campo Vidal: pasión por la Comunicación se apoya en los recursos que han funcionado siempre en los documentales: imágenes de archivo y los testimonios de las personas que vivieron lo narrado. La parte positiva de contar la historia de un periodista que ha trabajado tanto es que hay mucho material sobre el que apoyarse: artículos de periódicos, programas de televisión y de radio… Todo ello se nos muestra tal y como fue en su momento, lo cual le da un gran poder a la historia que se va formando ante nuestros ojos.

Los testimonios de las personas que en algún momento acompañaron a Manuel en su aventura vital están más que presente, siendo los de compañeros y compañeras los más abundantes y, además, los más esclarecedores: todo concuerdan en que era una persona llena de inquietudes y que era la persona perfecta para desempeñar el papel que cumplió a lo largo de toda su carrera profesional.

La edición del documental nos permite fluir con la historia, con un ritmo vertiginoso que nos lleva por todas estas épocas sin pararse demasiado en cada una de ellas. Utiliza unas separaciones por momentos y lugares que tal vez no harían falta, ya que se entiende muy bien el viaje que realiza su protagonista. Pero no molestan, desde luego, y hacen que tengamos un momento para centrarnos en lo que hemos visto y centremos la época de lo que vamos a ver a continuación.

‘Manuel Campo Vidal: pasión por la Comunicación’ se preocupa por los hechos

Con todo ello, Manuel Campo Vidal: pasión por la Comunicación es un documental coherente con lo que cuenta: nos habla de comunicar, de la industria de la información, y eso es lo que hace. Analiza lo que fue la carrera de Manuel, con sus episodios más relevantes, y con testimonios de las personas que fueron parte de esta historia. La cantidad de material de archivo que hay sobre los acontecimientos hace que tengamos la sensación de estar viviendo esos eventos por primera vez, y desde luego se agradece esa sensación. Un documental sencillo pero efectivo: nos hace tener ganas de seguir informados y ser capaces de valorar la profesión como se merece.

Desde pequeño llevaba las cintas de VHS al salón en vez de usar juguetes. Crecí viendo cine, estudié realización y guion. Comparto el cine, mi estilo de vida, en CasadoConElCine. Una película no acaba en la pantalla, continúa en la conversación que crea.

Tendencias