Connect with us

Críticas de cine

Marlowe: Un misterio sin alma

Neil Jordan rescata al detective Marlowe en su nueva película.

Publicado hace

en

marlowe-pelicula-neil-jordan-critica

El irlandés Neil Jordan dirige su propia versión del detective Marlowe, personaje creado por Raymond Chandler en los años 30.

El guion, escrito por William Monahan, adapta la novela The Black-Eyed Blonde que John Banville publicó en 2014.

La película se estrenó mundialmente en el pasado Festival Internacional de cine de San Sebastián pero tendremos que esperar hasta el próximo mayo para verla en las salas de cine de nuestro país.

Trailer y sinopsis de Marlowe

Tríler de marlowe | OPEN ROAD FILMS

La película nos transporta a los años treinta en la ciudad de Los Ángeles. El famoso detective Philip Marlowe recibe la visita de una rica heredera que le pide que busque a su amante desaparecido. A pesar de sus reticencias iniciales, Marlowe decide aceptar el caso sin saber que, en realidad, se está metiendo en un asunto mucho más complejo y peligroso del que había imaginado.

Crítica de Marlowe

La película es un fiel homenaje al cine negro más clásico y cuenta, a priori, con todos los elementos necesarios para convertirse en un clásico en sí misma.

Neil Jordan es un director con una gran trayectoria en la industria, el guionista William J. Monahan ganó un Oscar por su trabajo en la Infiltrados de Scorsese y el elenco actoral cuenta con actores y actrices de la talla de Liam Neeson, Diane Kruger, Jessica Lange o Ian Hart.

Sin embargo, casi nada en la película termina de funcionar.

Demasiado fiel al canon

Neil Jordan declaró que quería fusionar el cine negro clásico con una atmósfera de ciencia ficción inspirada en Blade Runner y esa mezcla de imagen moderna y aroma a los años 40 acaba por convertirse en aceite sobre agua.

Lo que desde un primer momento nos saca de la película es el intento de Diane Kruger por emular la dicción de la época dorada de ese género. Su forma de actuar suena manida y contrasta con el color y la calidad de imagen que tenemos ante nosotros. En seguida tenemos la sensación de estar asistiendo a algo extraño e incómodo para el espectador. Nos sucede lo mismo con la actuación de Jessica Lange.

Ninguno de los actores parecen estar cómodos en el corsé que Jordan les ha impuesto.

Falta de ritmo narrativo

El guion de Monahan está construido a base de diálogos. Unos intercambios de frases vacíos de alma y carentes de ritmo o interés. Marlowe va saltando de una conversación a otra hasta la resolución final. Un problema parecido al que ya comentamos en Amsterdam de David O. Russell.

Liam Neeson, un actor del que nos gusta más su primera etapa con cintas como Michael Collins o La lista de Schindler que su reconversión en actor de acción, no es capaz de dotar a su personaje del atractivo necesario. Un problema que tiene más que ver con el guion que con sus dotes interpretativas.

Cuando hablamos de ritmo, no nos referimos a la falta de acción. Se puede conseguir un estupendo ritmo narrativo a base de diálogos. Ahí tenemos, por ejemplo, al maestro Woody Allen para corroborarlo o la estupenda Mass de Fran Kranz.

En la película de Jordan prima más lo audio que lo visual y sentimos que podría funcionar igual como radionovela.

Nuestra valoración de Marlowe

VIDEOCRÍTICA DE MARLOWE | CANALA DE SOYDECINE.COM

Cuando llegaron las primeras noticias del rodaje de Marlowe, los redactores de Soy de cine reaccionamos con entusiasmo. El hecho de que fuera rodada en Barcelona, con un gran director como es Neil Jordan, un guionista oscarizado y con un gran elenco de actores y actrices nos hacía presagiar una película más que interesante. Sin embargo, nada funciona en Marlowe.

El guion de Monahan abusa de diálogos demasiado extensos, los actores y actrices no parecen sentirse cómodos en la piel de sus personajes y la fusión entre el noir clásico más puro y los aspectos visuales modernos generan una sensación de los más incómoda.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de las novelas "Las sombras que fuimos" y "Los alterados". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)

Tendencias