Connect with us

Críticas de cine

Crítica ‘Milli Vanilli: Girl you know it’s true’

La película sobre el mayor escándalo en la historia de la música pop

Published

on

milli-vanilli-girl-you-know-its-true-pelicula-critica
3/5

Girl you know it’s true, dirigida por el cineasta alemán Simon Verhoeven, habla de uno de los episodios más polémicos de la historia del pop, la del dúo germano-francés Milli Vanilli, que triunfó en las listas de ventas mundiales a finales de los 80 y principios de los 90 hasta que se reveló que no eran ellos quienes cantaban sus canciones.

Los debutantes Tijan Njie y Elan Ben Ali dan vida a Rob Pilatus y Fab Morvan, dos bailarines que bajo el mando del productor alemán Frank Farian, famoso por su trabajo con Boney M. e interpretado en la película por Matthias Schweighöfer (Oppenheimer), lograron vender más de 7 millones de copias a nivel mundial de su single Girl You Know It’s True. Al descubrirse el fraude, su caída fue fulminante e incluso les fue retirado el Grammy que ganaron en 1990 al mejor artista revelación.

Sinopsis

Milli Vanilli, el dúo formado por el alemán Rob Pilatus y el francés Fab Morvan, se convirtió en un fenómeno musical a finales de los 80 y principios de los 90. Con canciones enormemente populares, arrasaron en las listas de éxitos de todo el mundo. Fab y Rob parecían tener una gran carrera por delante, hasta que la verdad fue revelada: no eran ellos quienes cantaban sus canciones. Lo que siguió fue uno de los mayores escándalos en la historia de la música. Su ascenso meteórico a la fama acabó siendo eclipsado por su devastadora caída.

Crítica de ‘Milli Vanilli: Girl you know it’s true’

La película narra la historia de Milli Vanilli desde sus comienzos. Morvan conoció a su compañero y colega Rob Pilatus en Múnich, cuando tenían 18 años. Conectaron desde el primer momento gracias a su amor por el baile y la música. Además, los dos pasaron por una infancia difícil, se marcharon muy temprano de sus hogares y desde muy jóvenes, sufrieron conductas racistas, fruto de criarse en una sociedad predominantemente blanca. A pesar de todas esas dificultades (que se repasan muy por encima en esta película) compartían el sueño de triunfar en la industria de la música.

Lo tenían prácticamente todo: un físico inmejorable, grandes dotes en la pista de baile; solo necesitaban un productor que pudiera propulsarlos a la fama y que supiera extraer todo el potencial que tenían. Y es en ese momento cuando aparecen Farian y su mano derecha, Ingrid “Milli” Segieth, su secretaria y esposa. La cinta cuenta cómo consiguieron que Fab y Rob firmaran el contrato que les condenaría para siempre. Según Morvan, fue Farian quien les presentó la canción “Girl You Know It’s True” y les pidió directamente que hicieran playback para el videoclip y las presentaciones en televisión. Ellos siempre creyeron que acabarían cantando sus propias canciones.

La verdad detrás de Milli Vanilli

Ya sea por obligación o voluntad propia, los jóvenes bailarines desempeñaron su rol pensando que acabarían alcanzando sus sueños. Sin embargo, cuando Farian lanzó la canción en Europa, “Girl You Know It’s True” se convirtió en un hit instantáneo y Milli Vanilli experimentó un éxito que iría mucho más allá de lo que jamás podrían haber imaginado.

A medida que las canciones del grupo comenzaron a dominar las listas de éxitos de todo el mundo, aumentaron las presiones para mantener el secreto. La tentación de alcanzar la etiqueta de súper estrellas era una idea demasiado atractiva como para dejarla pasar.

La película ofrece una mirada bastante completa de un momento infame en la historia de la música. Si bien Morvan reconoce su papel y el de Pilatus, también queda claro que el castigo que recibieron fue desproporcionado. En muchos aspectos, la cinta se acerca al documental tratando de dar el espacio suficiente a todos los integrantes, desde Farian hasta el gurú de la música Clive Davis y la gente de Artist Records, que también desempeñaron un papel crucial en la perpetuación de la mentira. Sin embargo, nunca se enfrentaron al desprestigio y al odio público con la misma virulencia que Morvan y Pilatus.

Milli Vanilli: Girl you know it’s true, un biopic acertado

Y aquí es donde Milli Vanilli: Girl you know it’s true se hace grande. Aunque pasa por muchos detalles de la historia de forma más superficial, su epicentro en todo momento es contar el que fue uno de los mayores escándalos de la historia de la música desde una perspectiva objetiva y honesta, siempre a través de los ojos de Rob y Fab. Son los propios personajes los que llevan el ritmo de la historia y quienes la narran desde una habitación de hotel, rompiendo la cuarta pared y hablando directamente al espectador.

El cineasta alemán Simon Verhoeven ha conseguido crear un biopic satisfactorio en todos sus apartados. El diseño de producción también está muy cuidado para hacernos sentir de nuevo a finales de los años 80 y para tratar de representar cómo funcionaba la industria musical en esa época.

Además Tijan Njie y Elan Ben Ali ofrecen un debut más que correcto dando vida a Rob Pilatus y Fab Morvan. Aunque destacamos el trabajo de Matthias Schweighöfer, que consiguió sacarnos más de una carcajada.

En definitiva…

Milli Vanilli: Girl you know it’s true, relata de una forma muy acertada el meteórico ascenso y la caída total de Robert Pilatus y Fabrizio Morvan, quienes debutaron en 1988 como Milli Vanilii. Se convirtieron en una sensación internacional y llegaron a ganar un Grammy en 1990 por Mejor Nuevo Artista. La cinta trata de contar esta sorprendente historia desde un punto de vista único y sincero, siempre bajo el prisma de Rob y Fab. Un retrato certero de cómo funciona la industria musical, y de la cruda realidad que esconde el sueño americano.

Podcaster y gran amante del séptimo arte. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com