Connect with us

Críticas de cine

Monkey Man: Venganza en las calles de Mumbai

Pensada para los amantes de la acción y la adrenalina.

Published

on

estrenos-12-abril-2024-peliculas-series

Dev Patel dirige, co escribe y protagoniza Monkey Man, una película de acción frenética en las calles de Mumbai.

Esta producción es una apuesta personal del cineasta británico de origen indio y, a pesar de las complicaciones que tuvo para sacarla adelante, pudo estrenarla en el pasado Festival South by Southwest en Texas.

La cinta, que ha tenido una buena aceptación por parte del público y la crítica, llegará a los cines españoles el viernes 12 de abril.

Sinopsis de Monkey Man

Kid es un joven indio que sobrevive gracias al dinero que consigue en los combates amañados en los que participa bajo el nombre de Monkey Man.

Su único objetivo es vengarse de las personas responsables de una de las mayores tragedias que ha vivido.

Crítica de Monkey Man

A pesar de no ser una película redonda y abusar de algunos recursos innecesarios, lo cierto es que Monkey Man supone un interesante debut en la dirección.

Se nota que Dev Patel, ha puesto toda la carne en el asador para sacar adelante este proyecto tan personal y complicado.

La cinta brilla especialmente en el apartado visual y en las escenas de acción. El guion, sin embargo, aun siendo efectista y aportando algún componente cultural, no aporta nada nuevo al género.

Una apuesta personal de Dev Patel

Patel se declara aficionado a las películas de acción aunque reconoce que al género le falta profundidad a la hora de lidiar con las historias personales de su protagonista. Por eso escribió Monkey Man. Tras un complicado proceso de financiación y rodaje (Patel se rompió una mano y tuvo varios accidentes más) y con el respaldo inicial de Netflix el proyecto salió adelante.

Sin embargo, el gigante mediático se echó para atrás en el último momento y la producción se quedó sin distribuidora.

Los rumores dicen que la culpa pudo ser del parecido que tienen el villano de la película con uno de los más recientes presidentes de la India. Sea lo que fuera, Patel se encontró con la película metida en un cajón.

Afortunadamente, Monkey Man llegó a las manos de Jordan Peele, que decidió apoyar el proyecto y conseguirle distribución.

Un guion que no consigue escapar del estereotipo

El guion de Patel parte de la intención de darle más profundidad al arco narrativo para elevar su propuesta por encima de otras películas de acción que son, en general, más planas. La forma de hacerlo resulta algo reiterativa y tramposa. En vez de elaborar una historia más compleja, Patel se limita a alternar el presente con flashbacks de la infancia del protagonista con su madre. Eso flashbacks, salvo el que cuenta un elemento clave para la historia, no aportan absolutamente nada y lo único que consiguen es bajar el ritmo de la cinta.

Cuando intentamos resumir el argumento de Monkey Man, todo queda reducido al estereotipo más manido del género, la venganza.

El componente cultural de Monkey Man

Monkey Man empieza con una leyenda de la India. Kid, el protagonista de la cinta, escucha a su madre contar como un niño mono llamado Hanuman es castigado por el dios Indra al confundir el sol con una fruta. Esa leyenda da origen al alter ego de Kid en su edad adulta, que usa una máscara de mono y el nombre Monkey Man para ganar algo de dinero como luchador en combates amañados.

La película también habla de la corrupción política, las clases sociales divididas en castas y la opresión de los débiles. En un punto de la película, Kid encuentra refugio en un templo habitado por personas transexuales, repudiadas por la sociedad.

Son todos esos componentes la baza diferencial de Monkey Man con respecto a otras películas de venganza. Aunque esas diferencias se diluyen para quedarse más en la forma (lo visual) que en el fondo (lo narrativo).

Monkey Man y John Wick

La forma de grabar las escenas de acción es vertiginosa y muestra un trabajo de edición encomiable. Esa manera de acercarse visualmente a la lucha ha hecho que muchos la hayan comparado con John Wick, la cinta de referencia de la acción contemporánea.

Es cierto que Dev Patel ha hecho un trabajo físico espectacular, tan espectacular como el diseño de las coreografías que se suceden una tras otra, sobre todo en el tercer acto. Aún así, la búsqueda de semejanzas parece estar basada más una estrategia de marketing para subirse al tren del dinero que en la realidad de ambas películas.

Patel construye una violencia más sucia, explícita y gore que la de Stahelski. Además, la paleta de colores en la que abundan los ocres, los amarillos y los tonos tierra le dan a Monkey Man un aspecto que diferencia a ambas cintas.

La comparación, que en un principio puede beneficiar a la recaudación en taquilla puede jugar en contra de Monkey Man, si genera unas falsas expectativas en la audiencia.

Nuestra valoración de Monkey Man

No tenemos ninguna duda de que los amantes de la acción y la adrenalina van a disfrutar con Monkey Man.

La película de Patel tiene todos los elementos que un espectador puede esperar de una cinta de este tipo. La película brilla especialmente en las escenas de acción y no parecen haber sido rodadas por alguien que debuta en labores de dirección.

Tras el éxito de público y crítica de este do it yourself , que Patel dirige, escribe, produce y protagoniza apunta a franquicia. Y si no, tiempo al tiempo.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de las novelas "Las sombras que fuimos" y "Los alterados". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)