Connect with us

Críticas de cine

Monstrous: el encanto de lo inesperado

Christina Ricci protagoniza esta cinta de terror psicológico dirigida por Chris Sivertson

Publicado hace

en

monstrous-pelicula-2022-critica
4/5

Presencias escalofriantes, una atmósfera tan siniestra como hermosa y la nostalgia por el pasado son algunos de los elementos que integran la trama de Monstrous, una cinta de terror psicológico protagonizada por la actriz norteamericana Christina Ricci, que llega a las salas de cine el 18 de noviembre.

Sinopsis de Monstrous

tráiler de monstrous | begin again films

En el verano de 1955, algo horrible les sucedió a Laura Butler y a su hijo de siete años, Cody, tan horrible que Laura se mudó de Nebraska a un pueblo remoto en Kansas, con la esperanza de que nunca los encontraran. Consiguió un perfecto nuevo trabajo y alquiló una pequeña y perfecta granja. Cody, sin embargo, no está tan satisfecho con su nuevo hogar como Laura. Está convencido de que hay un monstruo viviendo en el estanque de atrás y viene a buscarlo.

Crítica de Monstrous

El cine de terror en la actualidad enfrenta un dilema complejo: ¿Cómo encontrar nuevas formas de asustar a los espectadores en una sociedad cínica donde lo tradicional ya no resulta tan sorprendente como antes?

A lo largo del año, hemos visto algunos ejemplos de producciones que buscan innovar en el género con giros radicales y propuestas refrescantes, como la aterradora Smile y la rareza inclasificable de Barbarian. Ambas cintas presentan nuevas formas de interpretar el terror a través de un acercamiento inteligente a los temores cotidianos y la psique de los individuos.

En esta oportunidad, llega a la cartelera Monstrous, una producción que apuesta por crear una mezcla entre los tropos del cine de terror clásico y los esquemas del cine contemporáneo para entregar un producto sólido y con un trasfondo interesante.

Un estudio psicológico intrigante

El guion escrito por Carol Chrest es una caja de sorpresas que nos lleva en un recorrido absorbente por la exploración de temas como la culpa, el miedo a lo cotidiano y la percepción de la nostalgia, todo abordado a través de distintas capas de entendimiento que permiten múltiples lecturas sobre el conflicto principal.

En el centro de la historia hay un estudio de personaje enfocado en la psique de Laura. Desde la primera escena, se percibe cómo una mujer fuerte, decidida a lograr que su hijo tenga una infancia feliz y se encuentre lejos de cualquier problema. Por supuesto, también una sensación latente de peligro que rodea a Laura mucho antes de la llegada a su nuevo hogar. Un secreto de su pasado la perturba y la sola mención de su esposo es suficiente para que su paz mental se quiebre. De modo tal que la presencia del estanque se convierte en la metáfora de algo más profundo y los terrores invisibles se confunden con la realidad.

Christina Ricci es brillante

El nivel de introspección psicológica presente en la trama hace que Laura sea un personaje bien delineado y la actuación de Christina Ricci es la cereza del pastel. La actriz norteamericana irradia carisma y emotividad, a la vez que dota de matices a su personaje y hace que sea muy fácil empatizar con ella desde su primera escena. Una actuación sobresaliente de una intérprete que sostiene el peso dramático de la historia con entereza.

Por otra parte, el joven actor Santino Barnard no sale tan airoso en el personaje de Cody, ya que aún no cuenta con la suficiente preparación actoral para entregar una interpretación efectiva. Aún así, se aprecia una buena química en la relación madre-hijo de los personajes.

Un buen balance entre lo tradicional y lo contemporáneo

El director Chris Sivertson firma su mejor trabajo hasta la fecha y se reivindica luego de la soporífera I Know Who Killed Me (2007), considerada por muchos críticos como una de las peores películas de terror de la historia. Esta vez, el cineasta cuenta con referentes claros a nivel visual y narrativo, que van desde las cintas de M. Night Shyamalan hasta los dramas de época de Douglas Sirk, además de rendir homenaje a las producciones clásicas de monstruos de Universal Pictures en una secuencia delirante.

Es importante acotar que Monstrous cuenta con un giro final que reconfigura la narrativa hacia lugares sorprendentes. Es una revelación inesperada que le da sentido a todo lo que vino antes y está bien ejecutada dentro de la historia.

El apartado técnico es clave para sumergirnos en el ambiente de la historia y la verdad es que el trabajo entregado en Monstrous no decepciona. El diseño de producción de Mars Feehery y la música de Tim Rutili recrean el efecto de los años 50 con todo lujo de detalles mientras que la fotografía de Senda Bonnet plasma la época a través de paletas de colores pasteles y planos largos que completan una estética preciosista.

En conclusión…

Monstrous es una sorpresa grata en el cine de terror actual. Una premisa inteligente y la magnética actuación de Christina Ricci son los principales atractivos de una producción capaz de asustar y conmover a los espectadores de una manera original y refrescante.

Soy venezolano, tengo 24 años. Licenciado en Comunicación Social, mención Guionismo y Producción Audiovisual. Aficionado del cine y la literatura.

Tendencias