Connect with us

Críticas de cine

Moonage Daydream: el arte y la música de David Bowie

Un documental que va más allá de Bowie

iker-casado-soydecine

Published

on

Moonage-daydream-documental-critica

Universal Pictures estrena Moonage Daydream, una película documental de Brett Morgen que indaga en el arte y la música de David Bowie. Tras su paso por festivales como el de Cannes o el de San Sebastián, en Soydecine.com hemos podido disfrutar de ella y venimos dispuestos a contarte qué nos ha parecido.

Tráiler y sinopsis de Moonage daydream

TRÁILER DE MOONAGE DAYDREAM | UNIVERSAL PICTURES

Con Moonage Daydream, el director Brett Morgen (The Kid Stays in the Picture, Cobain: Montage of Heck, Jane) realiza una inmersión en el arte y la música de David Bowie a través de un género imposible de calificar.

Considerado uno de los grandes artistas de nuestra época, David Bowie lleva más de 50 años cambiando la cultura. Moonage Daydream es la primera película apoyada totalmente por los herederos de David Bowie, que han permitido a Brett Morgen acceder a su enorme colección.

Contada a través de magníficas y caleidoscópicas imágenes e interpretaciones hasta ahora desconocidas -anclada por las palabras y la música de David Bowie-, Moonage Daydream invita a los espectadores a sumirse en un mundo único, el mundo “Bowie”.

A partir del año 2017, Brett Morgen se sumergió en una colección de unos cinco millones de artículos, entre los que se encontraban dibujos nunca vistos, grabaciones, películas y diarios. El director pasó cuatro años montando la película y otros 18 meses diseñando el paisaje sonoro, las animaciones y la paleta de colores.

El equipo de sonido – entre el que se encuentra Tony Visconti, eterno colaborador, amigo y productor musical de David Bowie, así como el oscarizado mezclador Paul Massey (Bohemian Rhapsody) – remezcló y trasladó las grabaciones originales de Bowie para que la película pudiera proyectarse en un entorno sonoro 12.0, 5.0, Atmos y 7.1/5.1.

Durante toda su carrera, de una a otra generación, Bowie nos enseñó que nuestras diferencias eran nuestra fuerza. Con Moonage Daydream, el cantante nos entrega un mapa para navegar en el siglo XXI. La película invita al espectador a disfrutar de su legado y de su duradera influencia como nunca antes.

Crítica de Moonage daydream

Moonage-daydream-pelicula-critica
Moonage daydream | Imagen cedida por Universal Pictures

La música es un arte que nos llega al alma en cuestión de segundos. Es un lenguaje con el que todos podemos comunicarnos, y desde luego nos regala muchas alegrías a lo largo de nuestra existencia. Pero también sirve para transmitir una zozobra interior, para plantear preguntas y tratar de encontrar respuestas. David Bowie cuenta a lo largo del documental Moonage Daydream todas las cosas que le preocupaban y como luchó a través de su música contra todas ellas. Un documental que los fans del artista disfrutarán, pero que para el resto de personas será tan emotivo como revelador. Un viaje onírico por su carrera a través de su pensamiento.

Un documental poco corriente

Moonage daydream está dirigida por Brett Morgen un documentalistas reputado que ha sido aplaudido en anteriores ocasiones, y lo que hace aquí es de un nivel muy alto. A pesar de contener un repaso por la carrera de Bowie y contarnos las cosas necesarias de un documental (su pasado, de donde viene, su trayectoria) lo hace de una manera muy interesante y poco convencional. Me explico.

Moonage Daydream tiene una cantidad de imágenes seleccionadas que da miedo, son muchísimas y sin duda el trabajo de montaje es de agradecer. A través de entrevistas que Bowie h tenido a lo largo del tiempo, el director consigue que parezca que las ha grabado expresamente para este documental. Todo ello está montado y llevado de una manera muy original. Las emociones y los pensamientos filosóficos son lo más relevante, la espina dorsal de documental, que dura 140 minutos.

Un musical, claro

No hay que olvidar que Moonage Daydream es el retrato de un artista conocido mayoritariamente por su música, por lo que tenemos ante nosotros un documental que en todo su metraje, que no es poco, deja muy poco espacio para el silencio. Incluso cuando escuchamos las palabras del propio Bowie tenemos su música sonando. Asistimos a varios conciertos relevantes de su carrera, y eso nos da también información del momento vital en el que se encuentra, lo cual es lo que el director trata de remarcar.

Conoceremos a la perfección las decisiones artísticas de Bowie al ver Moonage Daydream ya que es su intención: conocer esos cambios en su cara, y la motivación detrás de ellos. Tratar de innovar para no quedarse quieto, volverse más optimista porque se siente feliz… Sin duda alguna la elección de canciones para ilustrar esto es muy acertada y nos cuenta muy bien el relato.

La vida como tema principal

Al ver Moonage Daydream tenemos la sensación de que el tema es más grande que Bowie. El artista acaba siendo un narrador que nos lleva por los temas mas importantes: el amor, la vida, el conocimiento de uno mismo… Todo ello mientras nos ubica en los momentos de su vida en los que él se encontró de esa manera. Una odisea llena de palabras profundas e imágenes en muchos casos oníricas que ponen de manifiesto todas estas ideas. Se san muchas referencias al cine y sus correspondientes escenas, dando pie a ver una evolución del pensamiento a través del cine. Esto se torna muy complejo y completo, y cuando la película se acaba tenemos una sensación de plenitud que se agradece un montón.

Un documental que va más allá de Bowie

Es cierto que Moonage Daydream nos cuenta la vida artística de David Bowie, pero el documental trasciende y se convierte en un ensayo sobre temas relevantes de la vida del ser humano, usando al artista como narrador que nos lleva de la mano por sus inquietudes. Con un montaje que es una locura, una carga onírica y emocional brutal, este documental es recomendable para fans y para cualquier persona. El documental va más allá… ¿tal vez porque Bowie también lo hacía?

Desde pequeño llevaba las cintas de VHS al salón en vez de usar juguetes. Crecí viendo cine, estudié realización y guion. Comparto el cine, mi estilo de vida, en CasadoConElCine. Una película no acaba en la pantalla, continúa en la conversación que crea.