Connect with us

Críticas de cine

Mortal Kombat ¿Flawless Victory?

Crítica de Mortal Kombat, la nueva adaptación cinematográfica del mítico y sangriento videojuego de lucha.

Publicado hace

en

mortal-kombat-critica

Mortal Kombat (2021) prometía ser uno de los grandes estrenos del año. Los fans del videojuego en el que se basa este film esperaban una producción que hiciera honor al título original, llena de momentos de epicidad y, sobre todo, de mucha, muchísima sangre.

Después de haber visto por fin este estreno ha llegado el momento de valorar si realmente cumple o no con las expectativas que tenía sobre ella.

Round One, Fight!

Antes de meternos a hablar de la nueva adaptación de Mortal Kombat ¿Qué tal si retrocedemos un poco en el tiempo?

Mortal Kombat: el videojuego prohibido

En el año 1992 Ed Boon y John Tobias lanzaron el videojuego Mortal Kombat ajenos al hecho de que cambiarían la industria para siempre. Sus increíbles combates, sus carismáticos personajes y, sobre todo, sus altas dosis de gore convirtieron este título en una obra clave de la historia de los videojuegos.

La polémica que vino ligada a Mortal Kombat tampoco pasó desapercivida. La violencia tan característica de la saga convirtió al título en una especie de juego prohibido que llegó a censurarse en varias ciudades, despertando todavía más interés entre los jugadores y siendo esta una de las claves de su éxito.

Adaptaciones de Mortal Kombat

Ha llovido mucho desde entonces, desde luego. A día de hoy Mortal Kombat cuenta con innumerables secuelas, cameos de sus personajes en otros títulos y adaptaciones televisivas y cinematográficas, una de ellas realizada por Paul W. Anderson (Resident Evil, Monster Hunter…)

Hay que destacar la adaptación de 1995. En ella, Robin Shou (interpretando a Liu Kang) debía afrontar el implacable torneo luchando con adversarios de lo más peculiares. Aunque para inquietante teníamos a Christopher Lambert como Lord Raiden, que a día de hoy sigue dando bastante cringe. El film recaudó 124,7 millones de dólares, así que a pesar de todo no le fue tan mal.

Poco después, en 1997 llegaría Mortal Kombat: Aniquilación. Esta secuela directa nos presentaba a otros muchos personajes ya conocidos del videojuego, entre los que teníamos a Motaro, Smoke, Baraka o Shao Kahn entre otros muchos. Nuevamente los protagonistas (ahora le ha tocado a James Remar hacer de Raiden, aunque el resultado no es mucho mejor) deben salvar el mundo enfrentándose a toda clase de criaturas. Más de lo mismo, pero con un resultado mucho más nefasto.

A pesar de todo ello, para los fans del videojuego nunca es suficiente. Y esta es la razón por la que esperábamos con muchísimas ganas la nueva película de Simon McQuoid. El film nos invita, una vez más, a sumergirnos en este rico y despiadado universo.

Round Two, Fight!

Los personajes de la película

En sus diferentes adaptaciones hemos podido ver en la pantalla a personajes míticos como Sonya, Liu Kang, Goro, Reptile y, por supuesto, Sub-zero y Scorpion, considerados por muchos como los grandes protagonistas de esta franquicia. En esta nueva cinta están presentes muchos de ellos, tal y como se nos adelantaba en el trailer. Además, tenemos apariciones que sorprenden y que serán una auténtica delicia para los fans del título.

El arco de los personajes cambia bastante respecto a lo que ya habíamos visto en otras adaptaciones. Aunque no es algo que moleste, sino que creo que funciona bastante bien, dando a muchos de ellos una cierta sensación de frescura. Sin embargo, también considero que, en algunos casos, hay algún que otro error de casting o vestuarios más característicos del cine de serie b que de una super producción.

Una trama que no sorprende

La sinopsis de Mortal Kombat podría resumirse en “un luchador que combate por dinero se entera de que forma parte de un linaje de legendarios combatientes y debe afrontar su destino formando parte de un grupo de elegidos para salvar a la humanidad“. Quizá una trama bastante simple ¿no? Pues sí, lo es, y creo que la película es consciente de ello.

Los personajes no tienen un trasfondo reseñable y algunos de ellos carecen de personalidad (otros, en cambio, tienen más que de sobra). No se llega a profundizar en cada luchador tanto como nos gustaría y echamos en falta a bastantes personajes. Pero creo que es normal ya que se trata de un largometraje y no de una serie de varias temporadas. Además, seamos sinceros, no estamos aquí buscando un guion lleno de profundidad, sino unas escenas de acción en las que se repartan muchas hostias.

Las escenas de acción que necesitábamos

Como era de esperar es en las escenas de acción donde Mortal Kombat brilla. Todas ellas están rodadas de una forma tan magistral y con unas coreografías que funcionan tan bien que dan ganas de levantarse del asiento para apoyar a nuestro luchador favorito. Muchas de ellas, además, van ligadas a momentos de violencia explícita que harán las delicias de los fans más exigentes del videojuego. En este apartado la película cumple con lo que se esperaba de ella.

review-mortal-kombat
Mortal Kombat | Warnes Bros Pictures

En estas escenas de acción es donde hay más guiños al videojuego. Y es que durante los combates vemos a los luchadores usar movimientos que nos serán muy familiares y, entre ellos, los míticos fatalities. Eso sí, ver la versión doblada de la película hará que te pierdas bastantes guiños que, en mi opinión, serían muy disfrutables para el fan.

Finish Him

En definitiva, nos encontramos ante una buena adaptación de Mortal Kombat. No pretende deslumbrar con su argumento, sino con sus escenas de lucha y su buena dosis de fanservice. Sus casi dos horas de metraje pasan volando, porque el film es puro entretenimiento. Además, como espectador me he quedado con ganas de mucho más, y espero que se indague en el universo de Mortal Kombat en próximas producciones.

Fatality

¡Ah, sí! Queremos un spin-off del personaje de Kano.

Tendencias