Connect with us

Críticas de cine

My policeman: una historia de amor entre dos hombres… sin gancho

Harry Syles protagoniza la adaptación de la novela de Bethan Roberts

Publicado hace

en

my-policeman-pelicula-critica-2022
2/5

Prime Video estrena el 4 de noviembre My Policeman, la adaptación de la novela de 2021 del mismo nombre, escrita por Bethan Roberts. La plataforma rápidamente compró sus derechos y las expectativas son altas, teniendo como protagonista a la estrella Harry Styles (No te preocupes querida) en una película sobre temática homosexual.

Desde Soydecine te traemos nuestras impresiones de este drama en la Inglaterra de los años cincuenta.

Tráiler y sinopsis de My Policeman

TRÁILER DE MY POLICEMAN | PRIME VIDEO

Brighton, Reino Unido, año 1957. Tom es policía y es gay. A pesar de eso, Marion, una maestra de escuela, se enamora de él. Al mismo tiempo, Patrick, conservador de un museo, está enamorado de Tom. Debido a las limitaciones sociales de la época, Tom y Marion se casan, aunque Tom está enamorado de Patrick.

Crítica de My policeman

El amor prohibido. Elemento recurrente en cualquier relato y el gran conflicto por antonomasia de las historias de amor. Y eso nos encanta. Nada hay más aburrido en una película, que la relación perfecta entre dos personas con una vida sin problemas (Marshall y Lily de Como conocí a vuestra madre, os miro a vosotros).

Además, el ingrediente principal en My policeman es servido durante una época donde los prejuicios estaban a la orden del día. Los años cincuenta. Época conservadora y alejada de la identificación real con uno mismo. Cuando ofrecer la imagen de familia perfecta servia para fardar con los vecinos.

Tom (Harry Styles) es un educado y amable policía. Y la joven profesora Marion (Emma Corrin), se enamora perdidamente de Tom cuando lo ve en la playa. La película nos muestra su enamoramiento con mucha dulzura y delicadez. Apostando por una fotografía llena de colores cálidos y estancias levemente iluminadas con lamparas.

Todo parece ir a las mil maravillas, pero la figura de Patrick (David Dawson) aparece para tambalearlo todo. Un elegante y sofisticado amante del arte, encandila a Tom. El cual se descubre a si mismo en una escena sensual que alarmará a las fans del ex cantante de One Direction.

Tres no son multitud

My policeman tiene una trama sencilla llevada a cabo por sus tres protagonistas. Cada uno de ellos esta definido por motivaciones claras: Tom quiere a su mujer pero está enamorado de Patrick. Marion es la pobre y sufridora mujer engañada que trata de recuperar a su marido. Y Patrick es la representación liberadora de la que carece Tom.

The Policeman emplea una pequeña subtrama relatando las consecuencias de la historia principal durante la vida adulta de los protagonistas. Teniendo así el pasado y el presente como los hilos que van tejiendo las relaciones del trio protagonista. Ambas líneas temporales se alternan durante todo el metraje, teniendo mas peso la versión de los jóvenes.

Esta habría podido ser una buena forma de contarnos el peso de nuestras decisiones. Cómo afectan en nuestras vidas cuando las tomamos deliberadamente. El arrepentimiento, el olvido, el dolor… Y evidentemente, la homosexualidad en una época de máxima represión. Pero The Policeman no se complica y finalmente acaba resultando una historia demasiado conveniente, dando a conocer a los personajes información crucial en los momentos que mejor conviene al guion. Sin una excusa poderosa. Marion adulta, decide tomar las riendas de su vida en un momento que cuesta creer, a no ser que veamos el reloj y entendamos que la película está a punto de acabar.

No es mi policía

VIDEOCRÍTICA DE MY POLICEMAN | CANAL DE SOYDECINE.COM

Su visionado se hace ameno en todo momento pero su falta de pretensiones juega en su contra. Al final, todo esta planteado de una forma tan llana que cuesta generar algún vinculo emocional. Al margen de las evidentes metáforas donde el personaje esta ubicado en un lugar que representa su estado emocional (espacios abiertos/cerrados). Se habría agradecido una labor artística que complementara la trama. Porque ambientar de época y que luzca bonito, a veces no es suficiente.

No me pondré pejicoso con The policeman. He disfrutado su visionado y en cierto momento he podido llegar a sorprenderme. Pero una vez vistas las cartas, se hace todo algo repetitivo y su desenlace se torna evidente muy rápido. Aplaudo de todos modos las actuaciones de los jóvenes protagonistas, destacando una contenida Emma Corrin (The Crown) que expresa mucho con muy poco.

Muchas pelis y libros pendientes de leer. Puedes escucharme en el podcast de Puro Vicio y en el de Soydecine.com.

Tendencias