Connect with us

Críticas de cine

Navidad en Candy Cane Lane: el decepcionante regreso de Eddie Murphy a las comedias familiares

Esta comedia navideña llega directamente a Prime Video

Publicado hace

en

navidad-en-candy-lane-pelicula-critica

Prime video da el pistoletazo de salida a las comedias navideñas con Navidad en Candy Cane Lane, una película anunciada en julio de este mismo año que marcaba el regreso de Eddie Murphy a las películas familiares tras volver a ponerse en el mapa con la interesantísima Yo soy Dolemite de Netflix. Con esta producción de 2019, el comediante de Brooklyn no solo regresaba al cine después de varios fracasos en taquilla y algún estreno discreto, sino que, además, se llegó incluso a hablar de la posibilidad de que llegara a estar nominado a los premios Oscar de ese año.

Ver la reaparición de Murphy en las comedias familiares tras la A Thousand Words de 2012 generaba una gran expectación por parte del público, razón por la cual ansiábamos disfrutar de esta nueva cinta original de Amazon. ¿Ha conseguido contentarnos? Desde SOYDECINE.COM te lo contamos a continuación.

Sinopsis de Navidad en Candy Cane Lane

Eddie Murphy protagoniza esta comedia navideña en la que un hombre tiene la misión de ganar el concurso anual de decoración navideña de su barrio. Después de que Chris (Eddie Murphy), sin darse cuenta, haga un trato con una traviesa elfa llamada Pepper (Jillian Bell) para mejorar sus posibilidades de ganar, ella lanza un hechizo mágico donde los 12 días de Navidad cobran vida y causan estragos en toda la ciudad.

A riesgo de arruinar las fiestas para su familia, Chris, su esposa Carol (Tracee Ellis Ross) y sus tres hijos deben correr contrarreloj para romper el hechizo de Pepper, luchar contra retorcidos personajes mágicos y salvar la Navidad para todos.

Crítica de Navidad en Candy Cane Lane

Pese a fracasar una y otra vez en diversas producciones familiares, Eddie Murphy es un actor que siempre me ha caído bien. Por otro lado, también me encantan las comedias navideñas, así que ¿Qué podía salir mal con Navidad en Candy Cane Lane? La respuesta: todo.

Partiendo de una trama que no debería tener problemas para funcionar (ni aun siendo dirigida en piloto automático), el cineasta Reginald Hudlin (House Party, Boomerang) nos brinda una película de comedia que en lugar de hacernos reír nos produce un sentimiento constante de vergüenza ajena.

El reparto

Eddie Murphy parece estar obligado a punta de pistola a formar parte de esta historia. Por otro lado, los miembros de su familia no tienen química ninguna entre ellos, siendo un estereotipo tras otro y sin ninguna evolución realista en sus motivaciones.

Por otro lado, personajes histriónicos como el de Jillian Bell o incluso otros secundarios como los interpretados por Danielle Pinnock o John Whitfield dan tanta vergüenza ajena que el visionado se vuelve seriamente incómodo. El único punto a favor dentro de este apartado se lo lleva el trío formado por Nick Offerman, Robin Thede y Chris Redd… y son tres figuritas navideñas.

Un sinsentido tras otro

Lo que podría haber sido una trama aparentemente sencilla de contar, se ve lastrada por un montaje que va volviéndose un auténtico sinsentido a medida que la historia avanza. Referente al objetivo de los personajes (correr contrarreloj para romper el hechizo de Pepper, luchar contra retorcidos personajes mágicos y salvar la Navidad para todos), su desarrollo se vuelve tan carente de ritmo y a la vez absurdo que parece que se estén pasando el juego en modo fácil, haciendo que perdamos el interés por la película durante el paso de los minutos hasta llegar a un final en el que todo es tan estúpido que solo queremos que la cinta acabe.

En definitiva…

Como película navideña, lamentablemente (y lo siento por el bueno de Eddie), diría que es una esas a evitar. En mi opinión, siempre podemos recurrir a los grandes clásicos del género que tan felices nos hicieron en su momento y que aun a día de hoy revisitamos una y otra vez, algo que haré muy pronto, aunque sea para quitarme el mal sabor de boca que Navidad en Candy Cane Lane me ha dejado.

Valoración final:

[rating stars=”1.0″]

Tendencias