Connect with us

Críticas de cine

North Hollywood, un sueño de verano

Filmin estrena el primer largo de la estrella del skate Mikey Alfred. Disponible el 15 de Abril

Publicado hace

en

north-hollywood-pelicula-critica
4/5

Mikey Alfred una de las grandes figuras del skate profesional moderno, presenta su primer largo. Después de sus cortos Summer of 17 (2017) y The Dispute (2019) llega North Hollywood (2021), una cinta con un reparto dispar. Estrellas del skate, jóvenes promesas y el veterano Vince Vaughn completan una cinta luminosa y divertida. Aterriza en Filmin el 15 de Abril.

Tráiler y sinopsis de North Hollywood

TRAILER DE NORTH HOLLYWOOD

Michael un joven de 18 años (Ryder McLaughlin) sueña con convertirse en skater profesional, algo que desagrada profundamente a su padre (Vince Vaughn).
Se encuentra atrapado entre el camino que su padre quiere para él, y su deseo de convertirse en un pro del skate. Sus amigos le animan a perseguir su objetivo desde niño, pero su relación con Rachel y la presión de su entorno, hará que empiece a dudar de cual debe ser el camino a seguir.

El Skate

La cultura skater lleva más de cuarenta años en las calles. En sus inicios se la trato como una subcultura, marginada por su relación con ciertos actos vandálicos y cercanía a las bandas de pandilleros. Lo cierto es que en las ultimas décadas la situación a cambiado drásticamente. Primero, por la asimilación del skate como deporte (debutó como disciplina olímpica en Tokio 2020) y el tratamiento de de sus practicantes (skaters) como deportistas. Segundo, su tirón comercial, siendo un negocio para el que se fundaron marcas ex profeso (Vans) u otras ya existentes que desarrollaron divisiones para skate (Dickies skateboarding o Nike SB).

Esto ha colocado al skate en un plano diferente al que tenia hace 40 años. Del ostracismo a la popularidad global. Personas anónimas que patinaban en parques, convertidas en estrellas mundiales, con patrocinadores y multinacionales apoyando la causa.

A nivel cultural y en lo que al cine respecta, hay que decir que no ha sido un deporte o cultura demasiado prolífica. Muchos skaters si dieron el salto al cine como Tony Hawk (Al filo del abismo, 1989) o el reconocido integrante de la serie Jackass, Bamp Margera. Pero las cintas sobre el skateboard no son demasiadas.

Desde finales de los 80 se han estrenado algunas películas con temática skater e incluso con algún cameo de skaters profesionales. Así, tenemos Trashin (David Winters, 1986) o la antes mencionada Al filo del abismo (Graeme Clifford,1988). Protagonizadas por estrellas juveniles del momento, Josh Brolin y Cristian Slater respectivamente. Aunque sin duda, la que más difusión tuvo, gracias también a su reparto (Heath Ledger, Emile Kirsch) fue, Los amos de Dogtown (Catherine Hardwicke, 2005). Obra cumbre sobre el mundo del skate. Narra su nacimiento en los años setenta, descendiente directo del surf y como fue creciendo en popularidad entre la juventud californiana.

La filmografía del skateboard ha estado marcada por dos tendencias. Utilizar el skate como un elemento más en la cinta, una característica añadida como parte de la construcción de un personaje y su determinado papel. O directamente utilizar la película como una biografía del propio skate, con todas sus particularidades y entresijos.

North Hollywood

Entonces que esperar de la cinta de Mikey Alfred. Pues ciertamente es una mezcla de esas dos formas de abordar la cultura skate. Si bien no profundiza demasiado en el funcionamiento del skate, si muestra los códigos actuales y la forma de alcanzar cierta notoriedad en el negocio. Utilizar videos virales, relacionarse con gente del gremio y conseguir algún patrocinador. La forma en la que se mueve este deporte/cultura/negocio esta sutilmente tratado pero suficientemente clarificado como para entenderlo.

North Hollywood juega con ventaja frente a pelis precedentes. El propio director Mikey Alfred es un profesional y gran figura dentro del skate. Con diversas aproximaciones al mundo cinematográfico con dos cortos (Summer of 17 y The Dispute) y su propia experiencia como pro. Además de los tintes autobiográficos que aporta a la cinta.

Por otro lado, el trio protagonista esta doblemente preparado para la cinta. Son skaters y actores a la vez. Ambos han coincidido en los proyectos anteriores de Alfred y es fácil apreciar la química y la soltura con la que se relacionan en la película. Controlan ambos medios, el cinematográfico y el del skate, aportando una naturalidad muy necesaria en sus papeles.

Como conjunto es una cinta divertida, muy luminosa, tremendamente jovial y entusiasta. Es más una historia sobre adolescentes apunto de enfrentarse a un cierto distanciamiento como grupo al tener que tomar decisiones vitales y ya maduras. El skate esta omnipresente en todo momento, es el combustible que hace rodar la película, todo esta construido por y para el skateboard, pero sin saturarla con nombres de “trucos” o jerga del mundillo. Son jóvenes, amigos con un sueño compartido, ser profesionales del skate.

La manera con la que se utiliza el skate para contar la vida de un joven aspirante a estrella, las relaciones de amistad, de noviazgo y fraternas, hacen que sea una historia con valores universales, actualizada a las reglas del presente. La mezcla de skaters profesionales (Jasón Dill) con jóvenes actores (Miranda Cosgrove y Angus Cloud) y la figura del veterano Vince Vaughn hacen que cada uno mantenga su espacio en la cinta y se reafirme en su condición, sin pretender nada más.

Cinta de estreno en Filmin, que dará a conocer un poco más la carrera de su director Mikey Alfred y de sus protagonistas. Que generara cierta expectativa por ver cuales son los nuevos proyectos de todos ellos. Aunque con una cierta sensación de vacío por querer conocer más elementos del mundo del skate. Buena combinación, skate y cine, esperando que siga dando pequeñas alegrías como esta.

Disfruto viendo pelis, comentarlas con la gente y ahora también escribiendo sobre ellas

Tendencias