Connect with us

Especiales

Películas de cárceles: los mejores dramas carcelarios

Un repaso por las mejores películas carcelarias de la historia del cine

Publicado hace

en

películas-de-carceles

Una celda oscura, una ventana con barrotes, un fino colchón sobre una cama metálica y un drama personal. No necesitamos mucho más para disfrutar de una de esas buenas películas de cárceles.

Drama, acción, suspense, violencia… Todo tiene cabida entre las paredes de una prisión.

Acompáñanos en un viaje por las mejores películas de cárceles de la historia del cine.

Acusados injustamente

buenas-peliculas-de-carceles

El cine como la literatura, necesita de la empatía para ser efectivo. El espectador debe establecer una conexión emocional con los personajes principales que haga crecer en él el interés por lo que está por venir y no abandone la historia a mitad de camino.

En los dramas carcelarios, el recurso más sencillo y recurrente es presentarnos a un prisionero que ha sido acusado injustamente de un delito que no ha cometido. Esos personajes cotidianos facilitan la empatía y ayudan a construir puentes entre lo que sucede dentro y fuera de la pantalla.

Cadena perpetua

Frank Darabont parte de una novela de Stephen King para emocionarnos con la historia de Andrew Dufresne. En ella, Tim Robbins le da vida al vicepresidente de una entidad financiera que es acusado del brutal asesinato de su mujer. Su amistad con otro preso, Red, (Morgan Freeman) sirve de pilar a uno de los dramas carcelarios con mayor valoración de los espectadores de la historia del cine.

Cinco años después, el director Darabont volvería a Stephen King y a la cárcel con otro drama de alto nivel, La Milla Verde.

En el nombre del Padre

El dublinés Jim Sheridan dirige este drama basado en una historia real en el que Lewis interpreta a Gerry Conlon, uno de los cuatro condenados por el atentado cometido en el Pub de Guildford en 1974.

Basada en la autobiografía Proved Innocent del propio Conlon, asistimos a una historia de injusticia y manipulación sobre las tensas relaciones en Irlanda del Norte.

Para meterse en la piel de Gerry Conlon, Day-Lewis perdió más de veinte kilos y pasó tres días en una celda.
Sin duda, su esfuerzo mereció la pena.

El director Irlandés volvería a tratar de nuevo el conflicto norirlandés en dos grandes películas: En el nombre del hijo y El Boxeador, también con Day-Lewis.

Milagro en la celda 7

Este emotivo drama turco dirigido por Mehmet Ada Öztekin es una adaptación del mismo nombre de una de las películas más taquilleras del cine surcoreano. La cinta, elegida para representar al país en los Oscars de este año, cuenta la historia de un joven discapacitado acusado injustamente de asesinar a una niña pequeña y separado de su propia hija.

La película combina a la perfección la dureza carcelaria con la tierna relación entre un padre y su hija.

Películas de cárceles con mensaje

peliculas-carcelarias

Las historias sobre cárceles han sido usadas en el cine con propósitos muy diferentes. El aislamiento de una prisión sirve de escenario para la exploración de temas profundos y diversos: La dualidad humana, la corrupción del sistema, los miedos más primitivos, la soledad o las relaciones personales en un entorno viciado y claustrofóbico.

Bajo el peso de la ley

Jim Jarmusch encierra en la misma celda a Tom Waits, John Lurie y Roberto Benigni (La Vida es Bella). En esta joya del cine independiente, el director estadounidense está más interesado en explorar las relaciones entre los tres personajes que en lo que sucede a su alrededor. Covivencia y conflicto analizados con la magistral lente de Robby Müller.

El experimento

En esta intensa película del director alemán Oliver Hirschbiegel, un grupo de estudiantes se dividen entre presos y agentes como parte de un experimento psicológico.

La moralidad de los estudios psicológicos y la violencia inherente al ser humano son los temas centrales de esta cinta basada en el libro The Black Box de Mario Giordano. Giordano se inspira en el experimento real llevado a cabo en la Universidad de Stanford y se pregunta: ¨¿qué pasaría si lleváramos el experimento hasta sus últimas consecuencias?” Puedes descubrirlo en una de las grandes películas de cárceles.

Pena de muerte

Tim Robins vuelve a prisión, esta vez detrás de las cámaras, para regalarnos un contundente alegato contra la pena de muerte.

Con las magistrales actuaciones de Sean Penn y Susan Sarandon, Robins rompe las reglas del género y obliga al espectador a empatizar con un violento criminal que, esta vez sí, es culpable de haber cometido asesinato en primer grado.

El mensaje, quizá menos controvertido en Europa, fue un jarro de agua fría en Estados Unidos: el sistema judicial es igual de despiadado que los criminales a los que ejecuta.

El expreso a medianoche

Alan Parker dirige un guión de Oliver Stone en este drama carcelario basado en hechos reales. La policía detiene a un joven norteamericano con hachís en Turquía y es condenado a pagar condena en una cárcel de Estambul.

La película trasciende lo personal para abordar temas como los débiles equilibrios en las relaciones internacionales o la politización de la justicia.

Fugitivos

¿Qué sería de las películas de cárceles sin sus fugitivos?

Stanley Kramer utilizaba a dos reclusos, Tony Curtis y Sidney Poitier para hablar de los conflictos raciales en el sur de Estados Unidos.

Tras un accidente del autobús en el que están siendo transportados, un preso blanco y otro negro, encadenados entre sí, deben dejar a un lado sus prejuicios raciales para poder culminar su fuga con éxito.

Películas de cárceles con acción y evasión sin pretensiones

peliculas-de-prision

También hay ejemplos de cine carcelario sin más pretensión que el de entretener al espectador mediante la acción trepidante o los planes de fuga más ingeniosos.

Plan de escape

Sylvester Stallone es un experto en seguridad penitenciaria que trabaja infiltrándose en prisiones de máxima seguridad para poner a prueba sus sistemas.

Cuando una misión se tuerce y queda atrapado de verdad, tendrá que poner a prueba sus destrezas para poder escapar. Para ello, contará con la ayuda del preso Emil Rottmayer, interpretado por Arnold Schwarzenegger.
La película tuvo una secuela llamada Escape Plan: Hades.

Fuga de Alcatraz

Este thriller de Don Siegel está basado en el libro Escape from Alcatraz de J. Campbell Bruce y cuenta con la soberbia actuación de Clint Eastwood.

Frank Morris es trasladado a Alcatraz, una prisión de la que es imposible escapar. Morris, que cuenta con un amplio historial de fugas, pone en marcha la maquinaria para urdir el plan perfecto.

La gran evasión

En este caso, los protagonistas se encuentran encerrados en un campo de prisioneros durante la segunda guerra mundial.

La cinta de John Sturges, protagonizada por el carismático Steve McQueen, combina a la perfección comedia, acción y drama.

El film está basada en los hechos reales sucedidos en el campo de prisioneros de guerra de Stalag Luft III y recogidos en el libro del mismo nombre de Paul Brickhill.

Si, como nosotros, eres culpable de amar las buenas películas de cárceles, haznos un hueco en la celda y pon a calentar las palomitas, ya encontraremos juntos la forma de fugarnos.

Nacido en Las Palmas. Licenciado en filología inglesa. Autor del libro de relatos "Siluetas" y de la novela "Las sombras que fuimos". Cocreador de la página de cine B Entre ninjas y lagartos. Actualmente reside en Maine (EEUU)