Connect with us

Especiales

Películas eróticas japonesas

De Underwater Love a Antiporno, de Sion Sono

Publicado hace

en

peliculas-eroticas-japonesas-mejores

Si hablamos de películas eróticas no podemos olvidarnos de aquellas producciones nacidas en Japón, un país en el que nos han ofrecidos propuestas muy interesantes que encajan a la perfección dentro del género. En este artículo quiero recomendarte algunas de las mejores películas eróticas japonesas producidas hasta la fecha, al menos según nuestra propia opinión.

Las mejores películas eróticas japonesas

Es difícil hablar de cine erótico japonés sin hacer mención a algunos directores influyentes Isao Yukisada o el propio Sion Sono, quien tras su Antiporno nos ha ofrecido producciones tan peculiares como Prisioneros de Ghostland, de cuya edición blu-ray te hablamos hace un tiempo en esta misma web. Ahora bien, para hablar de este tipo de cintas hay que enumerar a otros muchos directores así como de los propios proyectos. Lo haremos, una vez más, partiendo de la sinopsis que nos ofrecen desde Filmaffinity. Recuerda, además, que puedes ver muchas de estas películas eróticas japonesas online gracias a plataformas como Filmin, pionera en ofrecer a sus usuarios el mejor cine de autor.

Daydream (1964)

Comenzamos nuestro listado de películas eróticas japonesas con Daydream. Mientras se encuentra sedado en el dentista, un joven estudiante de arte tiene fantasías sexuales con una mujer desnuda, vampiros y una bella paciente que está sentada a su lado.

El embrión es un cazador furtivo (1966)

Un hombre mantiene atada a su novia adolescente en un apartamento para torturarla sin piedad. Ella está desnuda, atada por toda una serie de cuerdas, mientras su secuestrador le lava el pelo, la maquilla y proyecta en ella sus miedos. Mientras, la mujer planea escapar y llevar a cabo su venganza.

Violated Angels (1967)

Un hombre joven entra en una residencia de enfermeras y las asesina una por una. Película inspirada en los crímenes reales cometidos por el asesino Richard Speck que tuvieron lugar en Chicago en 1966. Una de las grandes obras del cine erótico japonés.

La bestia ciega (1969)

Un escultor ciego obsesionado con la “belleza” de la piel femenina, Michio (Eiji Funakoshi), vive recluido junto a su madre (Noriko Sengoku) en un estudio lleno de reproducciones parciales o totales de mujeres. Decidido a crear su obra magna, secuestra a una bella modelo, Aki (Mako Midori), y la retiene hasta que esta accede a posar para él.

Lujuria húmeda (1972)

La acción tiene lugar en una sala de variedades del centro de Osaka. Una joven stripper, Harumi, se cansa de los números lésbicos con su amiga Mari y decide empezar su propio negocio. Desgraciadamente, su proxeneta de la yakuza, Isamu, hará todo lo posible para detenerla. Posteriormente, la policía la detiene por exhibicionismo en un espectáculo que realiza con la stripper estrella del Japón de la época, Sayuri Ichijo.

Female Prisoner #701: Scorpion (1972)

Matsu, más conocida como Sasori (escorpión), sufre todo tipo de torturas y abusos por parte de los guardias y prisioneras, mientras trata de fugarse. Primera entrega de la saga Sasori y una de las grandes películas eróticas japonesas de principios de los 70.

La calle de la alegría (1974)

Es la tarde anterior al día que los burdeles deben cerrar obligatoriamente, de acuerdo a la nueva ley, de 1958. En Kofukuya (literalmente, la casa que vende la felicidad) cinco prostitutas deciden celebrar el día. Erotismo, drama y comedia se mezclan al mismo tiempo, a la vez que la historia de cada mujer sale a la superificie.

El imperio de los sentidos (1976)

Una pareja de amantes vive una historia de amor llevada hasta límites inimaginables. La pasión se ha adueñado de ellos. El sexo ha pasado a ser lo único importante de sus vidas. Las ansias de la mujer por poseer a su hombre parecen inagotables y crecen cada día más hasta llegar a confundir el placer con el dolor.

Sex and Fury (1963)

Ochô, una muchacha de la era Meiji, presencia el asesinato de su padre, y años después lleva a cabo su venganza, teniendo tres cartas ensangrentadas como única pista para encontrar a los culpables. Ese mismo año se rodó la secuela, “Female Yakuza Tale”.

El imperio de la pasión (1978)

Un viejo conductor de carro-taxi está casado con una bella joven que cada noche le baña, le da masajes y le ofrece sake. Una noche, el joven amante de la mujer mata al marido y esconde el cadáver en un pozo aislado. Pasan tres años y el fantasma del muerto aparece… Una de las grandes películas eróticas japonesas de la década de los 70.

Edo Porn (1981)

Jidaigeki de corte biográfico sobre Hokusai (1760-1849), pintor famoso por sus ukiyo-e (grabados a color japoneses que estuvieron de moda entre los siglos XVII y XIX). La película muestra la rivalidad de Hokusai con Utamaro, otro de los grandes artistas de la época, el esfuerzo de Hokusai para realizar las “36 visiones del monte Fuji”, una de sus obras más conocidas, y su obsesión por pasar a la posteridad no por su obra paisajística, sino por ser capaz de plasmar en el papel la pasión femenina, para lo cual, y de la mano de su modelo favorita Onao, emprende la ejecución de su obra maestra: “El sueño de la mujer del pescador”.

Los frutos de la pasión (1981)

Secuela espiritual de “La historia de O”. “Les Fruits de la Passion” es un melodrama erótico ambientado en el Hong Kong de los años 20. Kinski, un europeo decadente con negocios en la ciudad, envía a su mujer a un burdel para profundizar en su amor física y espiritualmente. El tema de la sumisión, del sufrimiento y la ofensa que aparecían en la cinta de 1975 son retomados aquí, en cuyo burdel de fantasía se muestran viñetas de tortura, fetichismo y perversiones diversas. “O” debe renunciar a cualquier deseo para amar completamente a Sir Stephen, quien se deleita martirizándola mostrándole como ama también a otra mujer, Nathalie, interpretada por Arielle Dombasle. El trío se rompe cuando un cuarto personaje, un joven que envía flores a la bella encarcelada, se introduce entre la pareja protagonista para hacer suya a “O”.

Tokyo Decadence (1992)

No podemos hablar de películas eróticas japonesas sin mencionar Tokyo Decadence. En ella, Ai es una bella prostituta de 22 años, especializada en el BSDM, dedicada a satisfacer cualquier fantasía de sus ricos y poderosos clientes por muy perversa que sea ésta. A pesar de su oficio ella aún conserva cierta inocencia y no deja de sorprenderse ante las cosas que le obligan a hacer para pagarle su salario, y por ello se siente infeliz, y sabe que debe encontrar otra vía para conseguir ingresos y de paso poder centrarse en Sudoh, el hombre a quien ama.

Freeze Me (2000)

Chihiro es violada por tres hombres y el acto es grabado con una cámara. Cinco años después, abandona su pueblo natal y se dispone a casarse con un colega cuando uno de los violadores aparece y le dice que los otros están en camino. Él se comporta como un amante largo tiempo perdido y la maltrata de nuevo. Chihiro se venga, lo mata y lo pone en el congelador. Al resto de los violadores les espera un destino similar…

Deseo, peligro (2007)

Shanghai, 1942. La ciudad está ocupada por los japoneses. La señora Mak, una mujer rica y sofisticada, recuerda cómo empezó todo en 1938. Su verdadero nombre no es Mak, sino Wong Chia Chi. Poco antes de estallar la II Guerra Mundial (1939-1945), su padre huyó a Inglaterra y la dejó en China. Era estudiante universitaria y conoció a Kuang Yu Min, que acababa de fundar una compañía de teatro para fomentar el patriotismo.

Wong Chia Chi se convirtió en la primera actriz de la compañía. Kuang, por su parte, convenció a un grupo de estudiantes para que asesinaran al señor Yee, un importante colaborador de los japoneses. Wong Chia Chi colaboró en el plan haciéndose pasar por la señora Mak: su cometido era hacerse amiga de la mujer de Yee para ganarse la confianza de éste y seducirlo. Todo iba sucediendo según lo previsto, hasta que se produjo un acontecimiento inesperado.

Underwater Love (2011)

Musical softcore sobre una mujer y una criatura marina. La mujer, Asuka, ronda los treintaitantos y trabaja en una factoría de pesca. Va a casarse con su jefe, Taki, pero un día se encuentra un kappa -una criatura acuática del folclore japonés- y descubre que éste se trata en realidad de la reencarnación de Aoki, un viejo amigo suyo que falleció a la edad de 17 años.

Antiporno (2016)

Kyoko es una artista de prestigio, joven y bella, que mantiene una sádica relación con su asistente… hasta que alguien grita “¡corten!”, y la personalidad de la protagonista se escinde en varias capas de delirio. Sion Sono relee el género del roman porno, usándolo como vehículo para pergeñar un alucinante manifiesto sobre la situación de la mujer en la sociedad japonesa. Una de las grandes películas eróticas japonesas de los últimos años, al menos para muchos espectadores.

Y hasta aquí nuestro listado de recomendaciones con algunas de las mejores películas eróticas japonesas hasta la fecha, al menos según nuestro propio criterio. Sin embargo, estamos seguros de que se te ocurrirán otras obras igual de interesantes e incluso más. Recuerda, además, que también puedes consultar diferentes listados de este mismo géneros con nuestros artículos de películas eróticas argentinas, películas eróticas españolas, películas eróticas italianas o películas eróticas mexicanas.

Tendencias