Connect with us

Críticas de cine

‘Pequeño País’, un relato dramático y conmovedor

Un intenso film de Rick Barbier galardonado como Mejor Película en el BCN Film Fest

Publicado hace

en

pequeño-pais-pelicula-critica

Mañana viernes 21 de mayo se entrena en los cines ‘Pequeño País‘, el largometraje ganador a Mejor Película y Mejor Actriz en BCN Film Fest. Dirigida por Eric Barbier, nos transportamos a la vida de Gabriel y su familia, un niño de 10 años expatriado en Burundi. El film está basado en el libro autobiográfico ‘Petit Pays‘ de Gäel Faye. Un relato realmente conmovedor que nos transportará a África.

El relato autobiográfico de Gäel Faye

Gaby vive en un cómodo vecindario de expatriados en Burundi, su “pequeño país”. Es un niño normal, feliz, que juega a diario con sus amigos. Su familia no se encuentra en su mejor momento. Sus padres están distanciados, y tanto Gaby como Ana, su hermana, deben afrontar sus discusiones día a día. Además, en 1993, las tensiones en el país vecino, Ruanda, estallan, poniendo en peligro a su familia y teniendo que vivir una auténtica pesadilla.

El largometraje llega a la gran pantalla cuatro días antes del Día de África (25 de mayo). La historia está basada en el libro ‘Petit Pays‘ de Gäel Faye, un famoso cantante, rapero y escritor. ‘Petit Pays‘ es un relato autobiográfico convertido en fenómeno editorial en Francia. Con más de 700.000 ejemplares vendidos, ganador de importantes premios literarios y traducido a 30 idiomas.

El ritmo de ‘Pequeño País’ va de menos a más

El reparto de ‘Pequeño País está muy bien seleccionado, destacando especialmente Isabelle Kabano, como madre, y Djibril Vancoppenolle como Gaby, el protagonista. Aunque Michel, el padre, interpretado por Jean-Paul Rouve y Dayla de Medina como la hermana, no se quedan atrás, siendo ambos muy entrañables en pantalla.

Durante la primera hora puede parecer que el film avanza lento, pero va de menos a más. Entramos poco a poco en un historia realmente dramática y a la vez conmovedora, en la que nos sentiremos muy cercanos a los personajes principales, llegando a empatizar mucho con ellos.

Por supuesto, disfrutamos de unos paisajes africanos con ese toque exótico del continente. Eric Barbier juega con el contraste del país, mostrándonos zonas de familias más humildes, y otras, como la de la familia de Gaby, más acomodadas y alejadas de la injusticia y la pobreza.

Desde una mirada inocente

Todo ocurre a través de la mirada inocente de los niños, que deberán enfrentarse en la primera mitad de la película a la separación de sus padres, un hecho que realmente les afecta. De padre francés, y madre ruandesa, se verán divididos entre el modo de pensar tan distintos de ambos. A la separación, se añadirá el problema entre etnias que existe en su país. Algo que no terminan de comprender, ya que sus padres los tienen alejados de la ‘realidad política’.

Es un hecho muy simbólico en la película cuando Gaby le pregunta a su padre que por qué el pueblo está enfrentado y se matan entre ellos. Su padre le responde que ambas etnias tienen la misma religión y no se diferencian en nada, sólo en que tienen la nariz diferente. Un pueblo que entra en una sed de venganza de unos contra otros, llegando a unos límites de violencia que dejan al espectador con los pelos de punta.

‘Pequeño país es un film intenso, pero recomendable

Pequeño país‘ es una película muy intensa, pero a la vez muy recomendable. Merece la pena vivir ese abanico de sentimientos que ofrece desde la perspectiva de un niño totalmente normal, que deberá enfrentarse tanto a la guerra como a la separación de sus padres. No hay duda de que el premio a Mejor Película otorgado por BCN Film Fest fue muy merecido.

Podréis disfrutar de la película en la gran pantalla desde este viernes 21 de mayo de la mano de A Contracorriente Films.